Equipo Shoulder Pod

Mi equipo básico para grabar las entrevistas


Al comenzar este proyecto tenía claras dos cosas: el equipo debía ser el mínimo imprescindible para poder ser montado y desmontado de forma rápida y que debía dar pese a ello una impresión de «profesionalidad».

No tenía ninguna intención de gastarme dinero en una cámara de video profesional, sobre todo teniendo en cuenta que desconozco el uso que le voy a dar.  Ahora estoy muy emocionado y parece que la gente colabora; por lo tanto sería fácil dejarse llevar por la euforia inicial y comprarme alguna cámara pero ¿y si dentro de seis meses me entra una depresión porque no le gusta a nadie lo que hago? O vuelvo a encontrarme mal como cuando comencé con la medicación para el Tiroides… Pueden pasar muchas cosas así que debía apañarme con lo que tenía.

Afortunadamente como buen friki que soy tenemos una tendencia de ir dándonos «caprichos veniales» de vez en cuando y encima soy maquero con las implicaciones que esto conlleva.

Tengo un iPhone que tiene muy buena cámara, además hay App de grabación con unos controles totalmente profesionales, como es FILMIC Pro, y empresas que fabrican lentes de muy buena calidad para acoplarlas a los teléfonos, entre ellos los iPhone como es Moment.

Logotipo de la App FilmicPro

Con el espíritu cacharrero que uno tiene hace dos años me compré una de estas lentes, la angular y el año pasado compré el teleobjetivo cuando lo lanzaron nuevo. De esta forma tenía la cámara de video (un iPhone) y dos lentes una angular y una tele, problema resuelto.

iPhone con lente Moment

Hace años además compré una Nikon D7000 por lo que oye, ya tengo una segunda cámara para poder grabar desde dos ángulos distintos.

Para el sonido tengo una grabadora Zoom H6 que en los buenos años del blog conseguí (tras ser muy pesado mucho tiempo) que una tienda online me la regalara y en el BlackFriday del año pasado compré el micrófono de cañón.

Grabadora Zoom H6

Los auriculares igualmente, tengo unos Audio Technica de monitorización que hará unos cuatro años me dieron por el blog.

Oye, video y audio apañado, además es la parte mas cara, genial ¿no?

Como trípode tenía un Manfrotto ligero de fotografía, pero para video hay trípodes especiales con una rótula fluida que permite hacer esos desplazamientos tan suaves que quedan tan cinematográficos. El problema es que uno, aunque sea barato, cuesta una pasta y afortunadamente uno tiene amigos igual o más frikis que también tienen esa sana costumbre de darse «pecados veniales» y uno de ellos tiene uno que no utiliza y me lo ha dejado. No me voy a quejar.

Para acoplar todo estoy utilizando accesorios de ShoulderPod, una empresa española que fabrica accesorios para grabar con teléfonos móviles. Igualmente hace un par de años hablé con un amigo y compramos una promoción en la que si comprabas dos juegos hacían un descuento bastante grande.

Shoulder Pod

De esta forma en un trípode puedo conectar el teléfono, la grabadora y un foco… Y podéis creerme si os digo que el resultado queda «impresionante y profesional».  De hecho cuando pueda grabaré un video montando todo el equipo para que sepáis lo que es cada parte y os hagáis una idea.

Como podéis ver todo el equipo, salvo un trípode y un Gimball que me prestan lo tenía todo ya en casa,  además un equipo muy bueno, profesional se podría llegar a decir. Tan solo necesitaba la inspiración y las ganas para comenzar.

El equipo lo tengo montado en unos diez minutos y desmontado igualmente en unos diez minutos.  Puedo transportarlo por la ciudad de una forma más o menos cómoda… Eso sí, parezco un mochilero y el equipo por muy portátil que sea tranquilamente pesará unos 15 o incluso 20 Kg… Un día ya pesaré todo y haré un artículo poniendo cada objeto y su peso.

Cuando llego cargado de bolsas y mochilas tengo unas pintas que mejor no saber lo que piensan de mí. Pero según voy abriendo las bolsas y montando el equipo se nota que es un equipo bueno, profesional y la gente ya te mira de otra forma, saben que vas en serio y la actitud cambia.

Como ya os conté en la entrada sobre la primera entrevista la gente del local pensaba que trabajaba en alguna televisión.

Podemos hacer las cosas por afición, pero necesitamos que nos tomen en serio y aparentar un mínimo de profesionalidad.

Imaginaos que pido una entrevista y voy con el teléfono y un palo de selfie para grabar ¿creéis qué me tomarían en serio?

Teléfono de concha

Qué es un móvil libre


No deja de sorprenderme que en los tiempos que corren mucha gente siga sin tener claro lo que es un teléfono libre.  O lo que es peor aún, que su compañía «les dé» un teléfono y el día que cambian de operadora descubren que no funciona.

Con la estandarización de las tarifas de datos en los teléfonos móviles y la proliferación de las OMV se popularizó también que muchas compañías ofreciesen sus teléfonos libres. 

Teléfono antiguo de concha

Incluso no ofrecían la venta de teléfonos y tenías que conseguirte uno por tu cuenta si querías irte a dicha compañía.

Ahí la gente comenzó a escuchar eso de «teléfono libre», pero se encontraron con que no hay forma física de saber si un teléfono lo es. La única prueba que podemos realizar es coger una tarjeta de algún amigo, compañero de trabajo o familiar que sea de otra compañía e introducirla en nuestro dispositivo y ver si funciona.  Si lo hace ahí tenemos un teléfono libre ¿engorroso verdad?

Resumido se podría decir que un móvil libre es el que puede ser utilizado con cualquier operadora; siempre y cuando usen la misma red por supuesto.  En Europa esto es sencillo, es sobre todo en América cuando hay más lío con esto.

Por regla general cuando cogemos una oferta en alguna compañía telefónica e incluye un teléfono por debajo de su precio de mercado dicho teléfono solo puede ser utilizado con esa compañía.  Si metemos una tarjeta SIM de otro operador veremos que no funciona.

En teoría pasados dos años la operadora debe liberarnos el teléfono, pero ella no va a realizarlo por sí sola. Algunas compañías lo liberan tras un año si llamas y lo solicitas y otras lo hacen pero te cobran por ello.

Que yo sepa tan solo se liberan de forma automática los iPhone de Apple porque es la propia Apple la que lo hace; al no dejar que las operadoras modifiquen su sistema operativo tanto el bloqueo como desbloqueo lo realiza Apple y vencido el plazo, él solo se libera.

Actualmente hay gran variedad de teléfonos tanto en términos de potencia como de precio. Las «ofertas» que ofrecen las operadoras no merecen la pena porque hay compañías más pequeñas que dan un gran servicio por un precio inferior.

Lo que recomiendo a todo el mundo es que busque tiendas que vendan teléfonos libres, elijan el que más le guste (porque en términos de potencia a igualdad de rango de precio son todos iguales) y se ahorre ese dinero de forma mensual en la factura telefónica. Así si un día se cansa se puede ir a otra compañía sin tener que preocuparse por la compra de otro teléfono.

El mayor fallo de Android sigue sin ser culpa de Android


En este artículo vuelvo a los orígenes del blog, tecnología, aunque más específicamente sobre telefonía móvil o Smartphones como nos gusta llamarlos.

Además con un clásico, Android, aunque como ya he comentado en numerosas ocasiones el mayor problema de Android no es culpa de Android.

En este video hablo sobre la gran evolución que ha tenido este sistema operativo y sus aplicaciones. Pero sigue teniendo los mismos problemas que en sus inicios.

Las capas innecesarias que meten los operadores de telefonía móvil que engañan sin contemplaciones a los usuarios diciéndoles que les regalan el teléfono.

Como evitan que lleguen actualizaciones del sistema operativo, actualizaciones que, además, ni siquiera existen en los casos de los teléfonos de gama baja e incluso media y las ralentizaciones que esto ocasiona.

Pero por supuesto, el principal problema son los usuarios finales que se quejan de limitaciones cuando no quieren invertir dinero en mejorar la usabilidad y durabilidad de sus smartphones, pero se quejan si no tienen todo.

Por supuesto es lícito que una persona no quiera gastarse mucho dinero en un smartphone, pero aquí deberíamos hacernos varias preguntas:

  • ¿Cuanto es mucho dinero?
    • ¿Cuantas horas utilizas el teléfono al día?
    • ¿Qué necesitas de él?
    • ¿Cuanto tiempo pretendes que te dure?

A mis padres, hacer unos dos años, les compré un teléfono Nokia con Windows Phone que no recuerdo ni el modelo. Pero ellos están encantados con él porque solo lo utilizan para llamar y para WhatsApp, puntualmente buscan algo en Google pero ya está, ese es su único uso del teléfono.

Como imaginaréis no tienen problemas de actualizaciones, de cuelgues, ralentizaciones ni similares, en primer lugar porque nunca actualizan nada siquiera.

Pero hay personas que quieren gastarse 90 euros en un teléfono, incluso menos, y pretenden que tenga una buena cámara de fotos, una buena batería, mucho disco duro, poder jugar a cualquier juego y que el teléfono les dure cinco años y la batería tres días como mínimo.

Tenemos que ser realistas, dejémonos de tonterías por favor. Si usamos el teléfono durante todo el día, si instalamos muchas App y juegos, chateamos por WhatsApp, Facebook Messenger, vemos videos en YouTube, escuchamos música en Spotify, no paramos de enviar fotos a Instagram y encima estamos picados con los amigos a algún juego ¿de verdad no consideráis necesario invertir 200-300 euros en un teléfono móvil?

La experiencia de usuarios es muy distinta de un smartphone de 100 euros a uno de 200, pero también hay una gran diferencia de uno de 200 a uno de 400. De uno de 400 a uno de 900 la diferencia no es tan grande, sigue habiéndola pero ya pasa más desapercibida. Probablemente en lo que más se note será en que uno durará tres años y el otro lo podremos estirar hasta los cuatro, pero ahí ya si que es discutible a que perfil de usuarios puede comensales la inversión y a cuales no.

Con este artículo o video si o veis en YouTube, simplemente quiero haceros pensar en lo que necesita cada usuario, en ser conscientes de que el Smartphone ha venido para quedarse, que es el dispositivo que más utilizamos en nuestro día a día y en que, si tanto lo usemos, dejemos de tirar dinero en smartphones muy baratos y hagamos un mínimo esfuerzo.

Apple 6 y el tamaño de pantalla


Hace tiempo que vengo diciendo que el tamaño de pantalla prefecto -para mí por supuesto- son unas 5’2 pulgadas; aunque aquí siempre hay un gran debate porque no es lo mismo ese tamaño de pantalla en un teléfono con bordes grandes que en uno que casi no tenga… Pero vamos a obviar esos temas y quedarnos con esas 5’2 pulgadas.

Mucha gente dice que cuanto más tamaño mejor, más comodidad para consumir contenido -que ha fin de cuentas es lo que más se hace- que no molesta tanto llevarlo…. Y en parte tienen razón, pero con matices.

Es cierto que a mayor tamaño de pantalla más comodidad para consumir contenido, pero hay unos valores que se deben tener en cuenta porque entre un tamaño y otro no hay ninguna diferencia.

Pasar de un iPhone 3GS a un 4 no había tan apenas diferencia en tamaño de pantalla pese a que era más grande, pero en la calidad de la pantalla y resolución si hubo una gran diferencia. Sin embargo pasar de un iPhone 4 a un 5 tan apenas se notó la diferencia; aunque yo siempre he dicho que es porque le faltaba ser ••un poco más ancho••.

Y eso es lo que ocurre entre un teléfono de 5’5 y uno de 6, aunque es más grande realmente no ganamos nada con ese aumento de pantalla, sin embargo con un poco menos incluso podemos hacer lo mismo pero resulta más cómodo para agarrarlo a la hora de escribir un texto largo.

Eso lo he notado con un iPad mini, es más grande que un iPhone, es más agradable ver vídeos pero por ejemplo a la hora de leer un libro que sea solo texto lo leo igual de bien que en un iPhone, y si es un texto con muchas imágenes se queda corto y es mejor un iPad Air que tiene un mayor tamaño de pantalla.

Por lo tanto el iPad Mini que yo pensaba sería un gran aliado para la productividad no lo es tal.

ulysses-three-panes
Lo mismo me pasa para escribir, con la App Ulysses en el iPad Mini pensaba utilizarlo para escribir más cómodo, pero me resulta muy incomodo escribir en ese tamaño de pantalla, para escribir sin teclado físico lo hago mucho mejor en el iPhone que en el iPad mini, y para usar un teclado físico preferiría entonces un iPad pro que tiene más tamaño de pantalla y más resolución.

Por lo tanto, a partir de 5’2 pulgadas más o menos no veo que haya una ganancia proporcional de productividad en el teléfono, más bien al contrario.

Un tamaño mayor de pantalla no nos proporciona nada, a menos que demos un salto importante en dicho tamaño, pero al dar ese salto también tiene unos inconvenientes a la hora de transportarlo.

Yo personalmente no pensé entre coger un 6 y un 6+, fui directo al 6+ porque tenía mejor pantalla y mejor cámara de fotos; si hubieran tenido los mismos componentes hubiera cogido el 6.

Hay rumores de que Apple va a sacar otro teléfono de 4 pulgadas, son eso rumores, yo personalmente no le veo mucho sentido; ese tamaño de pantalla. Desde luego es muy cómodo, fácil de usar con una mano, no ocupa espacio… Pero creo que se pierde más de lo que se gana.

En cualquier caso espero que las compañías se dejen de tonterías con pantallas tsn grandes y empiecen a optimizar lo que tenemos.

cAquí tenéis el archivo de (enlace directo de download)  por si lo queréis escuchar

Probando el Nokia Lumia 520


En su día probé los teléfonos tope de gama de Nokia, el Lumia 900 y el 920, pero tenía ganas de probar los de gama baja, que a fin de cuentas son los que más compra la gente.  Además a día de hoy estoy convencido de que ya no son imprescindibles los tope de gama para los que somos cacharreros, sobra potencia y calidad por todas partes.

Por este motivo es por el que le pedí a Nokia que me dejasen para analizar el Lumia 520, el teléfono de entrada de Nokia y con un muy buen precio que ronda los 160 ó 170 euros nuevo y libre, lo que significa que muchas operadoras lo tienen para ofrecerlo en su catálogo financiado.

nokia-lumia-520

En mi día a día lo que más utilizo en el teléfono es el correo electrónico, búsquedas en internet, el calendario y aplicaciones de GTD (organización).  Por supuesto, no lo uso para eso, pero el 80% de mi uso cotidiano es ese.

Una de las cosas que más me gusta de éste teléfono es el tamaño, creo que el tamaño ideal de un teléfono son 4´2 pulgadas, menos de 4 me parece poco y más de 4´5 me parece incómodo para manejar con una sola mano.  La sensación en la mano es de seguridad y resulta cómodo.

La batería me aguantaba el día entero, llegaba a la noche con justo un 15% y es suficiente, lo único que le puedo pedir a un teléfono hoy en día es que me aguante hasta que llegue a casa, con que cumpla eso me da igual que llegue con un 10 ó un 30%, más o menos siempre hacemos el mismo uso a diario.

 

La pantalla queda justa de calidad, si leía texto pequeño no se veían nítidas las letras y haciendo un desplazamiento rápido de zonas con mucho texto se notaba un pequeño retraso en mostrar todo el texto. A parte de eso, por supuesto, el sistema va muy rápido y fluido sin tener ningún problema a la hora de instalar App por falta de recursos del terminal.

La cámara de fotos para empezar no tiene ni flash, por lo tanto ya dejan claro que es una cámara justa y que no le podemos pedir mucho.  Por lo tanto los resultados son acordes: con buena iluminación las fotos son buenas y con poca luz, como con casi todas las cámaras, son malas.

 

El sistema operativo, como ya he comentado, va muy bien y el teclado que es muy importante para mí es muy bueno.  Escribo mucho con el teléfono, textos bastante largos e incluso artículos completos para el blog por lo tanto valoro mucho la precisión del mismo y rápidez y si digo que es bueno, creedme, es el mejor teclado después del de iOS.

Como maquero que soy, me hubiese gustado poder sincronizar todos mis contactos y calendario directamente, pero no es posible, por lo menos a día de hoy.  Tendría que sincronizar todo a través de Outlook y aunque en el trabajo sí que lo utilizo no lo necesito para mi uso en casa, aunque seguro que si investigase más terminaría encontrando alguna forma de hacerlo.

Lumia-520-HERE-Maps-465

La tienda de App va creciendo y las propias de Nokia y Microsoft son muy buenas.  Los mapas de Nokia Here son excelentes, a la altura por no decir superiores a los de Google Maps.  Una App que he conocido gracias a probar ahora este teléfono es la de One Note, que no conocía y me resulta simplemente genial como App de Outliner, de hecho he eliminado la que utilizaba en iOS y la he cambiado por ésta.

La integración con SkyDrive, servicio que utilizo mucho junto a Dropbox, no hace falta mencionarla, funciona muy bien y resulta muy cómodo.

El teléfono también lo utilizo para hacer deporte, las App más conocidas como Endomondo están en su catálogo, aunque a mí me gusta más Sports Tracker, App que nació hace ya muchos años y estaba solo disponible para los Nokia.

 

El Nokia Lumia 520 me ha parecido un teléfono muy correcto con un gran precio y unas prestaciones suficientes.  Cuando una persona me pide que le recomiende un teléfono éste es uno de los primeros que le digo, a fin de cuentas, la gente lo que busca son teléfonos económicos y éste, en la relación calidad/precio es de lo mejor que hay.

Un domingo cualquiera, pero con tecnología


Los teléfonos, a día de hoy, son cualquier cosa menos teléfonos.  Yo personalmente tenía un nokia que no solo no tenía cámara de fotos sino que la pantalla era monocromo.  De ese teléfono pasé a tener un iPhone 3GS, no por moda ni nada por el estilo, sino porque yo llamar no llamo y las llamadas que recibo la mayoría son del tipo: “no, te has equivocado de número”.

Sin embargo los smartphones me parecen imprescindibles, una herramienta que utilizamos para mas cosas de las que creemos y que, pese a no ser imprescindibles, nos ahorran mucho tiempo simplificándonos tareas o permitiéndonos realizarlas mientras estamos esperando en un sitio.

No solo en nuestro trabajo o para las cosas que frecuentemente hagamos sino en un plácido domingo en casa de unos amigos.  Voy a poner unos ejemplos de los que me hicieron darme cuenta de esto.

 

Un domingo se te plantea tranquilo porque unos amigos te han invitado a comer en casa.  Ambos tenemos niños así que es un domingo de pasar la mañana en el parque para que jueguen los niños, preparar la comida mientras los peques ven una película…

Como es habitual los niños nunca se quieren ir del parque, empiezan con cinco minutos mas, cinco minutos mas.. Y termina siendo, con suerte media hora.  Cuando nos damos cuenta ya es tarde y no va a dar tiempo de preparar toda la comida, pero no hay problema, coges el teléfono y pedir una pizza a domicilio.  Con eso se gana tiempo suficiente para que vean una película mientras se preparara el resto de la comida.

El segundo caso viene a la par, después de comer los niños quieren ver algo en específico pero mis amigos no lo tenían, yo lo tenía en mi NAS.  Me conecto con el teléfono a mi NAS que está en casa, me descargo la película, conecto el teléfono a la televisión y problema resuelto, ahorrándote además una rabieta innecesaria.

Mientras tomamos el café tranquilamente dejando a los niños con su película. Hablamos de libros, mi amigo quiere leer un libro que yo tengo en mi biblioteca de Calibre.  Por comodidad la tengo guardada en Dropbox, por si algún día me apetece leer algo, o casos como este en que un amigo me pide algo.

Cogí el teléfono, entré en Dropbox, busqué el libro que quería y le envié un correo electrónico a su cuenta de Kindle, de este modo ya le aparece el libro directamente en su libro electrónico.

Son casos cotidianos, tanto que en el momento en que te ocurren los ves ya como algo normal, pero que al ponerme a pensar en ellas e imaginar lo mismo hace 5 años veo como ha cambiado todo.  Desde luego, antes todo se habría solucionado igualmente pero no tan rápido ni pudiendo conseguir todo al instante.

La competencia para el Galaxy Note viene de Suiza


El Galaxy Note es un teléfono único en su categoría, para mí es la joya de la corona de Samsung y no su afamada familia Galaxy S.

En el campo de los teléfonos que se quedan a medio camino entre los smartphone y las tablets nadie se había atrevido a hacerle frente.. hasta ahora. ¿Quieres saber más? Tan solo tenéis que ver el siguiente vídeo.