Análisis de la pulsera cuantificadora Polar Loop


Las llamadas “pulseritas”, que son unos podómetros modernos, son una nueva moda. Comenzaron hace unos 3 años en unas pocas compañías y este mismo año, en el CES, muchas compañías han presentado nuevos modelos dejando claro que los usuarios quieren estos dispositivos.

Como ya he comentado en varios artículos de mi blog he utilizado varios dispositivos de éste tipo, pero ninguno de ellos me terminaba de convencer, notaba que faltaba algo y que debían evolucionar estos dispositivos. Cuando vi el anuncio de que Polar, que es la empresa líder en la medición de datos para deportistas, anunció que iba a sacar su pulsera que podría enlazarse con su pulsómetro para obtener mejores datos me alegré mucho porque una empresa especializada se preocupase por estos temas.

Me puse en contacto con la gente de Polar y en pocos días me enviaron una unidad para poder analizarla, la banda pectoral H7 como me la compré hace tiempo no fue necesario que me la dejasen. 🙂

Aquí tenéis un vídeo que grabé explicando el funcionamiento de esta pulsera.

 

Primeros pasos con la pulsera.

A nivel estético me parece una pulsera muy bonita y seria, no desentona como sí hacen otros productos. El tamaño es muy grande, pero es así para que cada uno pueda recortarla y ajustarla a su muñeca a la perfección, el sistema para hacerlo es muy sencillo y viene una pequeña herramienta para desmontar el enganche y un pasador de recambio.

Para comenzar a usarla debemos conectarla al ordenador con su cable especial. El cable se sujeta a la pulsera mediante imanes y la carga es por contacto, gracias a este sistema la pulsera es totalmente sumergible y se puede nadar con ella sin problemas.
Debemos instalar un programa en el ordenador mediante el cual se vinculará nuestra pulsera con el sistema online Polar Flow, en él diremos el estilo de vida que llevamos, si es sedentario, poco activo, mucho… y en base a nuestro estilo de vida nos marcará él un objetivo de actividad diaria. Esto se puede cambiar según vayamos cambiando nuestro estilo de vida, pero no podemos decir nosotros el número de pasos diarios que queremos dar, por lo menos de momento.

A continuación debemos instalar en nuestro iPhone la App para poder sincronizar vía bluetooth nuestra actividad y ver nuestros avances en tiempo real.

Primeras impresiones de la pulsera

Con este dispositivo he ido cambiando de opinión según avanzaban los días de uso. El primer día en cuestión no me gustó nada, me contaba una barbaridad de pasos, más del doble que comparado con un podómetro que llevo en un bolsillo del pantalón.
La App del móvil da información de actividad, pero no permite crear entrenamientos o actividades físicas que hayamos hecho o vayamos a hacer.
Si nos ponemos la banda pectoral H7 para vincularla entonces comienza una actividad, que tampoco podemos modificar desde la propia App. Está muy bien que automáticamente cree un registro de actividad, pero seguramente nos pongamos la banda pectoral en casa y la vinculemos, pero hasta que estemos en la calle dentro de unos minutos no querríamos que comenzase dicho registro de la actividad.

La batería fue otro tema que me disgustó, tan solo me duró 2 días tras la primera carga completa, esperaba que fuese como en los teléfonos móviles que los primeros días de comenzar a utilizarlo la batería dura poco y luego va arreglándose ese aspecto.

Uso real de la Polar Loop

Tras más de una semana de utilizar la Polar Loop ya puedo deciros que impresiones fueron ciertas y cuales no.

La precisión de los pasos es asombrosa, más aún teniendo en cuenta que se trata de una pulsera. Día a día iban descendiendo los pasos que daba asemejándose más a los que daba realmente, tras unos 3 días ya puedo decir que no solo no cuenta pasos de más, sino que tampoco de menos.
La pulsera va aprendiendo nuestros movimientos y sabe distinguir cuales son movimientos que no conllevan movimiento y cuales sí. Movimientos como pueden ser los típicos que realizamos estando sentados en una mesa moviendo objetos.
Sin embargo, algo que me ha asombrado mucho es comprobar que cuando camino con las manos metidas en los bolsillos, aunque no sean los del pantalón sino los de una sudadera, detecta que estoy caminando y sí contabiliza correctamente los pasos.

La batería también ha mejorado mucho, tras esa primera carga inicial que me duró 2 días la segunda que hice me sirvió para 5 días y la tercera carga llegó a 6 días, algo que ya me parece bastante aceptable.

Al vincularla con la banda H7 incluye la información del pulso cardíaco y los datos de calorías quemadas son más precisos, sin embargo no funciona tal y como yo esperaba.
Lo que yo quería de esta pulsera a la hora de salir a hacer deporte era poder consultar de manera sencilla las pulsaciones que tengo en cada momento. Esto es así, pero la pantalla se apaga para ahorrar batería, es decir, cada vez que quiera saber las pulsaciones que tengo debo pulsar el botón para poder verlo, lo cual no es nada cómodo.

sesion

Otro dato que miden las pulseras es la calidad del sueño, normalmente debemos indicarle al dispositivo que nos disponemos a dormir y luego cuando nos despertamos. Esta pulsera no necesita eso, ella deduce por nuestros movimientos que estamos durmiendo y cuando nos despertamos.
En este aspecto también funciona sorprendentemente bien y no se equivoca mucho, podemos ver en que momentos nos despertamos, empezamos a movernos… en este aspecto también me sorprendió gratamente por su increíble precisión.

Una gran pulsera, una App muy mejorable.

La pulsera es magnífica, no puedo decir otra cosa. La batería es muy buena, podemos nadar con ella, su precisión es pasmosa, los datos de la pantalla se leen a la perfección incluso a plena luz del sol, podemos vincularla con un pulsometro… No le veo ni una sola pega.

Sin embargo, la App donde se nos muestran esos datos es harina de otro costal, aunque afortunadamente es “solo” software y recordar que esto se puede mejorar con actualizaciones y versiones nuevas.
Polar ha creado para la ocasión una nueva plataforma llamada Polar Flow, ahí se unifican todos los dispositivos como pueden ser las App para iOS la Polar Beat que es para hacer deporte y la Polar Flow para sincronizar la Polar Loop, el nuevo dispositivo presentado en el CES, el pulsómetro V800 también enviará ahí los datos de los entrenamientos para verlos más gráficamente y poder seguir a nuestros amigos. Es decir, una mezcla entre red social y sitio para analizar nuestra actividad y entrenamientos.

sueño

Este nuevo portal aún está en fase beta, por lo que espero que la App para iOS también mejore mucho. Lo primero que choca es que no nos permita crear nuevas actividades deportivas si no es conectando la H7, o porque no permite editar los creados.

Aparte del aspecto deportivo, en el uso diario para alguien que no practique deporte y lo que busque sea un estilo de vida menos sedentario está muy bien, pero hay cosas que espero mejoren.
Tiene 5 niveles de actividad, que son descanso, sentado, en pie, caminando y deporte. El día es un círculo con forma de reloj de agujas y ahí vemos por colores en que momento hemos estado en estados estados de actividad. Podemos pulsar sobre el reloj y se agrupan por colores para mostrarnos cuanto tiempo total hemos estado en cada uno de ellos, algo muy útil la verdad, pero incompleto.

semanal

Ahí falta un pequeño paso en el que podamos seleccionar uno de esos estados de activad y nos muestre una gráfica específica por tiempo para poder ver más claramente lo que hicimos entre, por ejemplo, las 14 y las 15. Mediante el gráfico del reloj no se ve nada claro.
Esto es especialmente molesto cuando queremos saber que tal hemos dormido por la noche, es muy difícil de saber. Como he mencionado lo que nos muestran es un reloj de agujas, por lo tanto cuando llega a las doce de la noche desaparece y empieza uno nuevo. De esta forma si te vas a dormir a las diez de la noche debes ir al día anterior para saber como dormiste esas dos horas y luego al día actual para ver como seguiste durmiendo hasta que te despertaste.
Además en el análisis de estas fases de sueño es cuando más te importa poder ver un gráfico detallado viendo lo que ocurrió a distintas horas.

Conclusión final

Como conclusión final digo que es una magnífica pulsera, resistente, elegante, sumergible con buena duración de batería y, lo más importante, muy precisa.
Aunque me gustaría que la App fuese mejor sigo pensando que es una primera versión y el software puede actualizarse, pese a ser mejorable muestra los datos suficientes para saber la actividad que hemos realizado.

estadisticas

A la hora de salir a hacer deporte con ella y vincularle la banda H7 yo personalmente prefiero vincularla con el iPhone y utilizar la App Polar Beat que es gratuita, nos ofrecerá mucha más información y luego en la web Polar Flow también nos aparecen esos entrenamientos junto con los datos de actividad de la Polar Loop, el complemento perfecto.
Sin embargo, sigue siendo útil poder vincular la banda con la pulsera, si vamos a nadar no creo que nos llevemos el teléfono, o depende del deporte que realicemos no es cómodo llevar el teléfono encima. Yo personalmente no me llevo el teléfono al gimnasio, en estos casos la pulsera seguirá recogiendo los datos de nuestro ritmo cardíaco y el análisis será más detallado.

Si estáis buscando una buena pulsera cuantificadora para mí esta es, sin duda, una de las mejores opciones, habrá que seguir atentamente el desarrollo de su servicio Polar Flow y las actualizaciones que reciban sus App para iOS.