Concentración

La importancia de centrarse en una cosa


 Por lo general tenemos muchos proyectos, ideas, sueños… alguien intentará hacer cumplirlos pero la mayoría dejará que sigan siendo solo eso, sueños.

Debemos ser realistas porque salvo que nos toque la lotería y dispongamos tanto de todo nuestro tiempo como de dinero suficiente no podremos afrontar ni la mitad de ellos.

Lo mejor es crear una lista no ya de prioridades, sino de realidades y elegir una como la única importante. No es que el resto no lo sean, sino que solo les dedicaremos tiempo cuando la primera nos lo permita.

Tampoco debemos dedicar todos nuestros esfuerzos a esa, sino seguramente nos volveríamos locos; pero si debemos reservarle una gran porción de nuestro tiempo disponible, puede que la mitad o un cuarenta por ciento esté bien.

Concentracion

También debemos ser conscientes que debemos dejar tiempo libre para no hacer nada, con este «nada» me refiero a algo cuya única finalidad sea lúdica; podemos jugar algún juego, ver una película o serie, hacer senderismo…

 Mucha gente peca en ese punto y no son conscientes de cuan importante es el no hacer «nada» en esta vida. Tampoco mucho tiempo pero si de forma periódica, ayuda a desconectar, a olvidarnos de lo que estábamos haciendo y recuperar energías; cuando volvamos a ello lo haremos con una visión distinta y apreciaremos errores cometidos y seremos mas productivos.

Una vez hayamos definido cual es nuestra meta principal y asignado el tiempo podemos buscar una segunda actividad, algo que también sea importante para nosotros pero a más largo tiempo.

En nuestra disposición semanal podemos decidir que tras dos días de la actividad principal el tercero lo dedicaremos a esta actividad secundaria. De esta forma, aproximadamente, en una semana dedicaremos cuatro días a la actividad principal, dos a la secundaria y uno a no hacer nada.

También es posible que lo vayamos variando, una semana que estemos más inspirados podemos dedicar cinco a la principal y tan solo uno a la secundaria. O cuando estemos quemados tres a cada una…. pero el meter más días me parece una locura, incluso vería muy coherente (sobre todo al comenzar) el dedicar dos días a no hacer «nada».

En los últimos años estoy siguiendo este planteamiento y me los resultados, en los últimos cuatro años he sido muy productivo y me ha ayudado a esta nueva etapa que quiero comenzar.

En un par de años podre valorar si funciona o no, a ver que tal mi aventura de escribir novelas y aprender inglés, aunque ahí los porcentajes son distintos, aunque de eso ya hablaré más adelante.

Si habéis llegado leyendo hasta aquí será porque os ha parecido interesante el artículo, ¿no? En caso de ser así os agradecería mucho que lo compartierais.

Additio App, cuaderno del profesor para Android


additioappSi eres profesor, seguramente el nombre Additio te resulte muy familiar. Es la empresa editora de multitud de cuadernos del profesor: cuadernos Dúplex y Triplex, “todo en uno” y agendas, que se suelen pedir en los centros educativos. Esta empresa española, con su amplia experiencia en la distribución de material especializado para los profesores, hace un tiempo se lanzó a crear una aplicación para tabletas Android y para iPad que cumple exactamente la misma función, y de qué manera. Esta aplicación se llama (en un alarde de originalidad) AdditioApp.

Para los usuarios de iPad hay otra aplicación con más recorrido y que, por lo que tengo entendido, es insuperable en su campo. iDoceo (8,99€). Sin embargo, para los dispositivos Android no encontraba ninguna opción parecida: las que había me parecían demasiado complejas, hasta que me crucé con esta aplicación, cuya descarga es gratuita y nos permite probar con tres grupos y tres pestañas (lo cual es insuficiente para un uso real, pero bastante para hacernos una idea de qué nos vamos a encontrar). Es cuando pagamos la suscripción Premium (3,99€) cuando empieza lo bueno.

Pantalla de configuración y menú
Pantalla de configuración y menú

Características principales

Con AdditioApp tenemos un cuaderno del profesor completo, con todo lo que podemos necesitar para gestionar nuestro día a día en el aula. La base de la aplicación, lo que vamos a usar de manera cotidiana, es una estructura tipo hoja de cálculo, con los alumnos fijos a la izquierda y columnas para introducir datos a la derecha. A partir de ahí se construye la mayor utilidad de la aplicación, a la que se suman otras funciones.

En las «hojas de cálculo» normales (que se clasifican en pestañas igual que en las aplicaciones ofimáticas) podemos especificar cualquier tipo de calificación. Por ejemplo, podemos colocar ahí calificaciones de exámenes y controles, pero también un control de actitud o trabajo diario (y si no diario, semanal o como queramos). A cada columna le podemos asignar un título y una descripción, y podemos configurar “columnas rápidas” lo cual se traduce en que cada nueva columna tendrá de título el día en el que se crea, lo cual es útil para este control de trabajo diario.

Registro diario de trabajo
Registro diario de trabajo

No solo eso, si queremos más información podemos añadir un icono junto a la calificación, o un pequeño comentario que aparecerá al mantener pulsada la celda. También podemos configurar colores de fondo para una columna o una celda en concreto, incluso que este cambie dependiendo de la calificación que se marque (por ejemplo, una si es insuficiente, otra para suficiente, y así sucesivamente).

Podemos configurar diferentes tipos de calificaciones: desde números (podemos optar por un campo numérico abierto o por un selector), de texto (con el valor numérico en palabras) o incluso de iconos (a cada uno se le asigna un valor: por ejemplo, un positivo equivale a 1 y un negativo, -1).

Una vez que tenemos las calificaciones, sean del tipo que sean, podemos hacer un cálculo mediante un tipo de calificación llamada Fórmula calculada. Con esto podemos hacer desde un recuento de positivos y negativos hasta la media aritmética o ponderada de las calificaciones de exámenes, o reflejar una calificación de otra pestaña, sin tener que escribirla de nuevo. Es tremendamente útil para calcular las calificaciones finales y os podéis hacer una idea del tiempo que ahorra esto al final del trimestre.

Exámenes y medias
Exámenes y medias. Abajo del todo hay una media aritmética de toda la columna.

Cada grupo de pestañas pertenece a un grupo. En cada uno podemos configurar el ancho de cada columna y el alto de las filas (esto último nos permite tener visible nombre y apellidos de los alumnos, más una foto mayor). A cada alumno se le pueden asociar una serie de datos, entre los que podemos incluir el correo electrónico del alumno y de los padres, con lo que la aplicación nos permitirá contactarlos directamente. La herramienta cuenta con una opción para importar un CSV desde otra aplicación, un archivo que podemos hacer en nuestra suite ofimática o en una aplicación web específica.

Hay una pestaña fija configurada para un propósito concreto: control de asistencia. Al crear la columna se nos añade automáticamente la hora, y al pulsar en la celda, aparecen diferentes opciones (ausencia, retraso, ausencia justificada…).

Pero todos estos datos no tienen por qué quedarse únicamente en la aplicación. Podemos exportar los datos de cada grupo (cada pestaña se exportará en un ZIP que contiene un archivo CSV en su interior) o generar un informe de un alumno en concreto que recogerá los datos de todas las pestañas. Esto es tremendamente útil para informar al tutor del grupo, para hacernos una idea de la evolución de un alumno o incluso para enviarlos a los padres si lo vemos oportuno. Por otro lado, podemos integrar AdditioApp con Dropbox para hacer copias de seguridad de la base de datos, esta vez en un formato que solo puede leer la aplicación, para así regresar a un punto anterior cuando deseemos o si ocurre algo con nuestra tablet (toquemos madera).

Integración con Dropbox
Integración con Dropbox

Otras características

La aplicación además incluye un calendario propio, donde tenemos configurado el horario de cada grupo y al que le podemos añadir más eventos (por ejemplo, la hora de tutoría, que sería un evento recurrente, o un claustro, un evento puntual). En la aplicación tenemos una pestaña Hoy que nos enseñará qué tenemos planificado para el día. También tenemos un diario por cada grupo, donde podemos apuntar lo que queramos.

Pestaña Hoy
Pestaña Hoy

A cada evento le podemos añadir una anotación con un título y una descripción, y también podemos crear anotaciones sueltas (sin asociarlos a eventos) o asociarlas a un grupo o un alumno en concreto., con lo que podemos registrar tutorías con padres, por ejemplo.

Constante mejora

Además de las características que ya incluye, el desarrollo es bastante rápido y cada poco tiempo aparece una nueva versión con más funcionalidades. A esto hay que sumarle que los desarrolladores escuchan a los usuarios y responden con rapidez, tanto en redes sociales como por correo electrónico. Y si todo esto no os parece suficiente, hace poco anunciaron una versión para teléfonos móviles (algo lógico teniendo ya pantallas tan grandes en el bolsillo) y para la web, con lo que tendremos sincronizados nuestros datos entre dispositivos.

Y listo

Ya les he manifestado a ellos mis felicitaciones por esta excelente aplicación, y con este no-tan-pequeño paseo por sus características espero haberos animado a usarla, porque merece la pena. Un pago único de 3,99€ es un precio muy bajo para todo lo que nos ofrece.

Actualización 13/09/2016

Desde que publiqué esta entrada la aplicación no ha dejado de mejorar. Podéis encontrar un pequeño resumen de todos los cambios en una entrada más reciente.

 

Las App imprescindibles en mi iPhone


La semana pasada os expliqué porque tenía pocas App instaladas en mi teléfono, en mi caso en concreto un iPhone 5.  Hoy voy a explicaros cuales son esas App que tengo, porque las tengo y para que las utilizo, pero no solo eso, mientras lo hago os voy a explicar también como las tengo ubicadas en mi pantalla del teléfono, que eso tampoco es casual.

Empezamos con un vistazo general de mi pantalla.  Lo primero que veis es que tan solo tengo una carpeta, algo reciente porque solía tener 2 pero hasta en eso he decidido reducir el número.
Como os digo tengo tan solo una carpeta y lo más importante, solo tengo una pantalla, la principal.  Todas mis App están en una única pantalla para no tener que perder tiempo ni tan siquiera deslizando la pantalla hacia los lados.
Estuve una buena temporada con Android, casi diez meses, y probé los widgets pero me parecían una distracción muy grande y ni siquiera los llegué a utilizar.

A la hora de decidir como colocar las App he estado probando muchas formas de organizarlos, y si escribo este artículo es porque ahora me siento realmente cómodo tanto en las App que utilizo como en la forma en que las tengo ordenadas, que es dividir la pantalla en “5 zonas”.

pantalla inicio

Zona Inferior

La zona inferior es el llamado “dock” del teléfono.  Es la primera zona con la que trabajé a la hora de decidir que App tengo ahí instaladas.  En un principio tenía ahí las App más importantes, pero pronto vi que eso era un error.
Esta es una zona de acceso rápido, especialmente porque al desbloquear el teléfono el dedo pulgar suele quedar a esa altura, por lo menos en el caso de los iphone jeje.
Ahí en lugar de tener las App más importantes tengo las que utilizo con más frecuencia, que suelen coincidir con las de “comunicación” por llamarlo así.

TweetBot : El mejor cliente de twitter según millones de usuarios en todo el mundo.  Aunque cada vez utilizo menos twitter, es algo bastante útil.  Leo noticias, comentarios de noticias, recibo preguntas y las hago…  Una de las que más utilizo a lo largo del día

Whatsapp : El rey de la comunicación le pese a quien le pese.  Utilicé todos los sistemas de mensajería que conocí: Path, Line, SpootBroos, BBMessenger… y al final decidí pasar de todas y volver a Whatsapp.  Me encontré gente que utilizaba las otras, pero todos tenían Whatsapp.  Veo ridículo querer tener las mínimas App necesarias instaladas y en algo tan claro como esto perder el tiempo.  La masa manda.

Ajedrez Profesional : El único juego que tengo instalado y con el que juego todo lo que puedo.  El ajedrez es una afición que he tenido siempre.  Nunca he podido jugar todo lo que me gustaría, pero intento jugar en cualquier rato muerto que tenga.  No siempre es bueno obsesionarnos con hacer “algo productivo”.  En ocasiones dedicar 10 minutos a algo como jugar una partida de ajedrez me viene genial para desconectar.

Mail : El gestor de correo del iPhone, una maravilla de programa simple, rápido y bastante potente incluso para hacer búsquedas.  Para mí mas que suficiente, nunca he tenido dudas de que necesite algo más..
Es el programa que más utilizo a diario con diferencia, por supuesto el volumen de mails que recibo no es muy elevado, serán entre 15 y 30 al día y enviaré menos de 10…  Por supuesto la cuenta del trabajo no la tengo en mi teléfono, sino necesitaría algo más potente como K-9 para Android, no se que habrá en iOS, nunca he buscado la verdad.

Zona superior

Esta es la zona donde tengo las App que son más importantes para mí.  En algunos casos las utilizo más veces al día que alguna de las que tengo en la zona inferior, pero prefiero tenerlas aquí porque son, realmente, importantes y quiero tenerlas juntas para a ciencia cierta que están ahí y no mezclarlas.   Estas App son las que me sirven para buscar información y guardar lo que me ha resultado interesante para poder tenerlo almacenado.

Safari : El navegador propio de Apple, año tras año evoluciona y va mejorando poco a poco, como le gusta hacerlo a Apple.  Es un buen navegador, rápido, minimalista y sincroniza con mis favoritos que tengo en el ordenador.  Este año ha mejorado mucho porque ya guarda contraseñas para poder acceder a páginas y, además, tarjetas de crédito.
Desde luego, le falta mucho para poder sustituir a LastPass o una App especializada en estos temas, pero dentro de un par de años seguro que podrá hacerlo.  Decir para que lo utilizo lo considero innecesario.

Digg : Un lector de Feeds, tras la desaparición de Google Reader tocaba cambiar, probé Feedly, Flipboard y no se cuantos más.  Al final, me quedé con éste porque me pareció sencillo y tenía modo de lectura de día y de noche.  Cada vez leo menos feeds por lo que tampoco necesito muchas funciones en este tipo de programas.

Wikipanion : Mi App favorita para consultar la Wikipedia con diferencia, además es gratuita.  Hay una versión de pago que no se ni las diferencias que aporta con respecto a la gratuita, pero es que no necesito más.  Aunque seguramente algún día la compraré para que compense a los desarrolladores por el magnífico trabajo que hacen con esta App desde hace años.
Cuando me interesa un tema en particular busco en la wikipedia, muestra el artículo muy limpio para que sea cómodo leer, deja ver las secciones e incluir un marcador, no solo al artículo total, sino directamente a alguna de las secciones.  Una delicia de App que lleva en la App Store desde el inicio prácticamente y que sigue teniendo un buen ritmo de actualizaciones.

WordPress : Una App imprescindible para todos los que tenemos un blog, si es de WordPress  jeje.  App básica para revisar los comentarios, aprobarlos, programar entradas, publicarlas, estadísticas…. Tan básico como importante.

Barra lateral izquierda

El segundo bloque de App más importantes para mí.  Están en la zona izquierda de la pantalla porque cuando manejo el teléfono con una mano lo hago con la izquierda, por lo tanto el dedo pulgar llega de forma mas cómoda a las App situadas en la izquierda que en la derecha.  Una chorrada pensaréis, pero para mí es una forma lógica de ir ordenando las App y saber, sin necesidad de conocerlo de memoria, donde está cada App por su relevancia para mí.

Evernote : Un servicio, porque es más que una simple App, que cada día está cogiendo más importancia en mi día a día.  Ha sustituido a varias App que utilizaba a diario, algunas de ellas desde hace años y que consideraba como imprescindibles.  No quiero hablar más sobre ella porque le estoy dedicando una serie de servicios en el blog, si tenéis curiosidad os recomiendo que los leáis.

Calendario : Otra App propia de iOS y otra imprescindible para mí.  Un magnífico calendario sin el que no podría organizarme a día de hoy.  Puede parecer trivial, pero es importante sentirse cómodo con un calendario.  En Android solo me gustaba el que implementa HTC en sus Rooms y el de Windows Phone de los Lumia, aún así ninguno de ellos tanto como éste.

Polar Beat : Una magnífica App para hacer deporte.  Tras probar Endomondo, Runtastic, Runkeeper y muchas otras de las que ya ni recuerdo el nombre, me quedo con esta con diferencia.  No solo por la App, sino por lo que hay detrás, como las bandas pectorales de Polar y el gran portal que está todavía en fase beta para mirar nuestra evolución en el deporte.  Cuando salga de beta escribiré sobre ella, la mejor sin duda.

Fotos : Otra App del propio iOS.   Esta es básica, en mi trabajo hago muchas fotos a diario a documentos, códigos…. y en casa, mi hija, en cuanto me roba el teléfono también hace multitud de fotos.  Me resulta imprescindible para poder organizarlas, compartirlas o eliminar, según proceda.

Barra lateral derecha

La última zona de App “importantes” que tengo.  Me he dado cuenta de que si una App es importante o la utilizo con frecuencia debe estar situada en una zona “exterior” para poder localizarla con rapidez.  Si está “encerrada” entre otras App por mucho que no la mueva de ubicación no es tan cómodo encontrarla, aunque por supuesto esta es una manía mía je,je.

iMindMap : Una App de mapas mentales, comencé a utilizarla hace años en la versión para iPad y ahora la estoy utilizando en el iPhone por dos varias razones, entre ellas la principal es porque mi hija se ha apropiado del iPad y no puedo ni tocarlo.  Otra razón es que la uso principalmente para revisar los mapas mentales que estoy realizando e ir pensando en lo que voy a hacer a continuación.  Los mapas mentales los creo desde el iMac porque es la única forma cómoda de hacerlo.

ING Direct : La App de mi banco, creo que no hace falta más explicaciones je,je.

Podcast : Llevaba meses sin escuchar podcast, desde mayo más o menos.  Antes iba en bicicleta y no llevo cascos ni escuchaba nada, pero ahora en invierno salgo a correr y estoy comenzando a escuchar alguno, aunque pocos porque solo tengo unos 30 minutos para escucharlos.

iTV Shows : Una App para marcar las series que estoy viendo y los episodios vistos.  Llega un momento en que no tengo claro si me he saltado algún episodio o incluso temporada, hay series de las que me olvido y me viene bien tenerlas todas controladas.

Zona central

La zona central son las “otras App” que son importantes pero no utilizo a diario.  Por supuesto las utilizo y son importantes para mí, pero no hago tanto uso de ellas.  La excepción sería Documents  una App que tengo desde hace años pero que ahora estoy empezando a utilizar bastante más.
Documents sirve para abrir cualquier tipo de archivo, almacenarlos, conectarse a servicios de terceros, sincronizar entre ellos.  Lo utilizo sobe todo para abrir ahí los archivos adjuntos de los mails y tenerlos así localizados y clasificados.
Otras App importantes son los diccionarios, tengo uno de inglés, que lo compré también en cuanto tuve mi iPhone 3GS y del cual estoy encantado, también tengo uno para buscar en la RAE, aunque no es el “oficial” porque lo veo bastante incompleto.
LastPass es una App que desde la actualización de Safari utilizo menos, sirve para gestionar registros en web, tiendas, tarjetas de crédito… Google+ lo tengo básicamente para mirarlo de vez en cuando y ahora para mirar los comentarios en Youtube, que no entiendo la manía de Google con forzar a usar esto a cualquier coste, bueno, en realidad si lo entiendo jeje.
Weather Pro es otra App que lleva conmigo desde el principio, es una magnífica App para mirar el tiempo y la utilizo para ver cuales van a ser los mejores días para salir a correr o ir en bici, la de Withings es por el Withings Pulse, aunque cada vez me dan más igual estas cosas y un día dejaré de utilizarlo y también la eliminaré.

La carpeta de “Utilidades” ha servido para meter ahí App que las utilizo tan solo de vez en cuando, no me interesa saber ni donde están ubicadas, se que las tengo y las busco en la barra de búsqueda de iOS y me olvido del tema.  Antes tenía otra App llamada “nunca” que he quitado esta misma semana, en ella tenía las App que mete Apple y no deja eliminarlas pero terminé decidiendo que mejor tener solo una carpeta y así tener una App más en pantalla.
Algunos ejemplos son: Evernote Food, de la cual le dedicaré un artículo entero; la de Instagram que uso cuando me acuerdo; o la propia de iOS de Notas de voz, que es con la que actualmente grabo las entrevistas si quedo físicamente con la otra persona.

Ultimos matices en el orden de las App

Como veis sigo una serie de reglas a la hora de donde coloco cada App, las más usadas en el día a día en la zona inferior, las importantes con las que busco información en la zona superior.  En el lateral izquierdo con las que creo contenido o tengo que organizarme y en el derecho de consulta principalmente.
Además de eso también están ordenadas en líneas, si os fijáis la línea que empieza con Evernote a continuación tiene el diccionario de inglés, donde busco alguna palabra que tenga dudas cuando leo en inglés, la siguiente App es Documents, donde tengo almacenados bastantes documentos y la última iMindMap, la App de mapas mentales donde consulto lo que quiero hacer y los pasos o temas relacionados.

La que comienza con la App de Polar que es con la que hago deporte, a continuación tiene Weather Pro donde consulto los días que voy a hacer deporte y si son más apropiados para salir a correr o ir en bici.  La siguiente es la de Withings, donde miro los pasos dados cada día, distancia recorrida, horas de sueño etcétera.  Cierra esa fila de Apps la de Podcast, que solo los escucho cuando hago deporte.  Como veis todas ellas relacionadas.
La siguiente fila es la que tiene la de Fotografías, la única carpeta que tengo, Google+ e iTV Shows, todas son App de ocio que utilizo de vez en cuando y no tiene valor propiamente dicho.

Estas son mis App, como podéis ver son realmente pocas pero las conozco perfectamente y me siento muy cómodo con ellas.  No sólo he pensado en las App que tengo instaladas, también en la mejor ubicación para cada una de ellas.
Estoy muy contento tanto con mi teléfono actual como con las App que tengo, ahora que sabéis las App que tengo y para que las utilizo seguramente os preguntaréis, ¿y para eso necesitas un iPhone?  Sí con un Android de 200 euros te sobra, y no penséis que yo no me he preguntado eso mismo, incluso decidí probar si realmente era así.
Por lo tanto en el próximo artículo os explicaré porque tengo un iPhone, porque si algún día se me rompe me compraré otro y porque no me vale un Android o Windows Phone, que este artículo ya me ha salido excesivamente largo.

Conociendo Evernote, la importancia de las etiquetas


Continuo hablando sobre Evernote, he estado un par de semanas sin escribir sobre este gran servicio, pero por fin vuelvo a él.

Hoy voy a hablar del último gran tema “básico” antes de ponerme a hablar sobre como utilizarlo, consejos y trucos de él.  Lo que hoy toca es, sin lugar a dudas para mí, la parte más importante de Evernote, sin la que éste servicio sería un caos y, me temo, una de las cosas menos utilizadas.  Me refiero, por supuesto, a las etiquetas.
Como ya comenté en los primeros artículos Evernote “tan solo” dispone de libretas, notas y etiquetas.  Con estas tres herramientas básicas debemos organizar todos los documentos o notas que creemos, es cierto que también tiene el mapa para localizar la notas creadas en determinadas ubicaciones, pero eso de momento no lo tengo en cuenta porque su utilidad se restringe a casos muy puntuales.
Las etiquetas son un arma muy útil, pero la gente suele equivocarse a la hora de utilizarlas y, en lugar de ser de ayuda, son un estorbo que no sirven para nada en el mejor de los casos, en el peor se convierten en un enemigo a la hora de encontrar lo que buscamos.
Cuando vayamos a empezar a utilizar las etiquetas para clasificar nuestros documentos sería una buena idea sentarnos a pensar cuales vamos a necesitar.  Es muy común al empezar a utilizarlas añadir un montón a cada nota, e incluso en cambiándolas en cada nueva nota que creemos.  Luego no recordamos cuales empezamos a utilizar y no conseguimos encontrar nada.
Como ya estamos utilizando Evernote sería una buena idea crearnos una nota llamada “Etiquetas” y ahí ir escribiendo las etiquetas que vamos creando y una pequeña descripción de para que lo utilizamos.
Ahora voy a poneros unos ejemplos de uso para que entendáis un poco el funcionamiento y veáis unas ideas de uso.
El primer uso que comencé a darle a diario a Evernote fue para conservar los tíquets de compra.  Estaba harto de ir guardando los tíquets de las compras que usaba, luego nunca los encontraba y, además, a los pocos meses si lo encontraba se había borrado la tinta y no me servía de nada.
Por ello me creé una libreta llamada “Recibos” y cuando compraba algo le hacía una foto al tíquet, escribía como nombre de la nota lo que había comprado.  Al principio no pasaba nada, pero luego eso comenzó a crecer y me di cuenta de que necesitaba un filtro, ese eran las etiquetas.
Aquí es cuando cada uno tiene que decidir, yo utilicé como etiquetas los nombres de las tiendas donde compro, a fin de cuentas no son tantas.   Pero podéis decidir utilizar como etiqueta el concepto de lo que compráis, “comida”, “ropa”, “electrodomésticos”…. ahí ya cada uno a su elección.
Otra cosa muy común son las facturas, que no son pocas.  Aquí podemos incluir los teléfonos, agua, luz, gimnasio, garaje….  Seguro que no necesitáis sugerencias para eso ;-P
El funcionamiento es el mismo, creamos una libreta llamada “Recibos” y guardamos en Evernote el documento PDF, podemos crear varias etiquetas para diferenciar entre unas y otras, pueden ser “casa”, “personales”, “coche”…
Yo también lo utilizo mucho a la hora de preparar los artículos del blog, tengo varias etiquetas.  La primera que creé fue #ideaarticulo donde voy escribiendo en pocas líneas un artículo que quiero escribir, guardo un enlace sobre una noticia que me parece interesante o comienzo un relato.
Luego con más calma las repaso y borro muchas de ellas, pero algunas me gustan y comienzo a escribirlas.
Cuando empiezo a escribir un artículo tengo otra etiqueta, se trata de #articulopararevisar que significa varias cosas.  En primer lugar que ese artículo no está terminado, o que ya está terminado pero tengo que leerlo una última vez antes de publicarlo.
Cuando ya he terminado de escribirlo y considero que ya está listo para ser publicado tengo la última etiqueta, evidentemente se trata de #articuloparapublicar.  Cuando llego a casa, o si tengo prisa desde el propio móvil copio el artículo, lo pego en WordPress y lo programo para que se publique cuando quiera, entonces ya borro el artículo de Evernote y me olvido de él.
Hay gente que quiere conservar todos los artículos, yo no soy de ellos, pero podría crear una cuarta etiqueta llamada #artículopublicado y ahí se almacenarían todos.
Como veis son muy útiles, pero hay que tener cuidado a la hora de utilizarlas porque pueden tener el efecto contrario al deseado, olvidar para que utilizamos cada una y no encontrar nada.
Espero que os sirva de orientación estos consejos y recordad, si os gusta Evernote y queréis probar el servicio Premium gratis durante un mes, podéis hacerlo creando una cuenta desde este enlace.