iVoox y el maltrato a los podcaster


Llevo unos 5 años escuchando podcast, aunque ahora ya no tengo tiempo para ellos, y grabando unos 4 años y medio.  Cuando empecé era un engorro tanto descubrirlos como suscribirse, hasta que apareció iTunes y solucionó la vida de los que éramos aficionados a escucharlos.  Los que los grababan tenían que seguir buscándose la vida para alojarlos, crear el feed y demás tareas sencillas y agradables.

Al poco tiempo de empezar a grabar yo podcast apareció iVoox y me alegré mucho.  No solo porque fuese una empresa española y el servicio técnico te respondiese rápido y en tu propio idioma, sino porque era un sueño hecho realidad para el podcaster.  Podías subir ahí los episodios de tu podcast sin problemas de espacio, te creaban el feed, ofrecían un reproductor para incluirlo en tu blog y podías enviar ese feed directamente a iTunes.  Puesto a ser puntilloso el feed estaba limitado a los 20 últimos episodios, pero en la web se podían escuchar todos, un sueño hecho realidad.

 

Lo lógico era pensar que eso fuese a más, a fin de cuentas acaba de arrancar y cualquier cosa con rodaje mejoraba, ¿no?  Pues en este caso ha sido el camino del caracol, año tras año vamos hacia atrás.  Yo he pasado de un amor inicial hacia esa plataforma a sentir casi odio por ella, actualmente estoy en un punto de indiferencia hacia ella, ahí están y si alguien que está empezando le sigo recomiendo ese servicio… Para empezar es cómodo y si alguien “avanza”  ya sabrá lo suficiente para buscarse la vida.

 

No quiero engañar a nadie ni a mi mismo, iVoox es una empresa y hay cosas que son lógicas y yo como usuario las entiendo y apruebo, el problema son los “detalles” que tiene, creo que no le benefician en nada y quedan muy mal.

Sacaron una versión de pago, que todos esperábamos, era el paso lógico.  Al comienzo hubo revuelo porque incluían publicidad al inicio de los audios, aunque para mí ese no era el problema, sino que no se lo dijeran a sus usuarios enviando un simple correo electrónico indicando que han cambiado las condiciones del servicio.

Ellos utilizaron la técnica del niño pequeño, señalaban sus condiciones de servicio en la que una de ellas indicaba que las condiciones del servicio podían cambiar en un futuro, un argumento que no me extrañaría estuviese en alguna película de los hermanos Marx.

 

Hace unas semanas un amigo twittero @tonyfalcon me comentó que había sacado un podcast y no sabía como enviarlo a iTunes.  Yo le recomendé que se pasara a iVoox para almacenar todos los episodios y que ya le enviaría yo el feed que genera iVoox a iTunes.

Mi primera sorpresa es que encontrar el feed que genera iVoox para suscribirse con gestores de podcast, que antes era muy sencillo encontrar, ahora estaba muy escondido.  Me costó más de 5 minutos encontrarlo, pero al final lo encontré y pude enviarlo a iTunes.  Y eso yo, que por lo menos lo encontré, me comentó por twitter @jmortizsilva que él es ciego y la página no tiene accesibilidad, tuvo que pedirle a alguien que le buscara ese botón para poder suscribirse.

En iTunes al enviar un feed se muestra la imagen seleccionada para ese podcast, el autor, descripción general, temática, página web del autor… Vamos, una serie de datos que son útiles para saber si ese podcast te puede interesar, si no estuviesen esos datos a lo mejor nadie se animaría a suscribirse a un podcast, no va a suscribirse primero para ver de que temática trata, aunque de todo habrá.

 

Ahora iVoox, en una estrategia de marketing genial ha decidido suprimir toda esa información del feed que suministra.  Ni portada, descripción es que no deja ni el título del podcast, por lo menos conserva el autor que visto lo visto igual es hasta para darle las gracias.  Mirad lo que me encontré cuando busqué en iTunes el podcast de Tony para comprobar que funcionaba correctamente:

Feed de iVoox en iTunes

 

El logotipo de iVoox, en el título la descripción de que es una suscripción a iVoox con el nombre del autor, una categoría y a correr.  Ya en el colmo de la desvergüenza al pulsar sobre el botón del sitio web del podcast, pensando que por lo menos me llevaría a iVoox pero directamente al canal del podcast seleccionado, me llevó a la página inicial de iVoox.  Me contengo y simplemente diré que me parece una brutal falta de respeto hacia los que son, no un pilar fundamental de su plataforma, una base de su servicio, los podcaster “independientes”.

A pesar de todo esto que estoy diciendo lo mas triste de todo es que iVoox sigue siendo una de las mejores opciones para alguien que esté comenzando en el podcasting.  Spreaker se puso de moda pero a mi nunca me ha gustado, cuando tienes varias horas de grabación en episodios hay que empezar a borrar porque te limitan el espacio y eso es aún peor.

El problema del feed de iVoox que no muestra información se puede solucionar pasándolo primero por Feedburner y ya está.

 

Pero lo malo son los modos, la imagen que está dando, no a sus usuarios, sino a los que le generan el contenido, de que les importan una mierda.  Seguro que el tráfico que les generamos los podcaster es ridículo en comparación con el que le proporcionan los programas que suben las emisoras de radio, pero eso no es excusa para marginarnos de ese modo.

Hace unos años, en el primer cabreo monumental que cogí con esa plataforma borré todo mi contenido que tenía con ellos: El arca de la alianza, Disculpe que me ría y Más que rol.  Lo único de lo que me arrepiento es de no haberme guardado primero una copia de todos esos episodios, pero no de haberlo hecho.

 

A día de hoy ya no alojo ahí mi contenido, simplemente tengo un feed que apunta ahí mas por los viejos tiempos que por verdadera utilidad.  Si bien he dicho que el tráfico que los podcater representamos en iVoox en comparación con las grandes emisoras de radio y lo mantengo, también he de decir que el tráfico que representa iVoox en las estadísticas de mis descargas en comparación con el que me proporciona iTunes es ridículo.

ITunes ha sido, es y será el rey en el tráfico de los podcast, actualmente si un podcast no está en iTunes es como si no existiese.  Incluso los gestores de podcast mas famosos de Android lo único que hacen es apuntar a iTunes para que la gente se pueda suscribir.

 

Imagino que estas decisiones que están tomando en iVoox es para aumentar la visibilidad de su plataforma y que la gente vaya a ella.  Lo que yo me pregunto es si esa escasa visibilidad que consigue no tendrá un precio demasiado elevado, éstas medidas son aún más impopulares que las que está tomando Google para que la gente utilice Google+.