Icono del AppStore de Apple

Apps, deseos y usuarios que no saben leer


Las App Stores están llenas de aplicaciones magníficas para todo tipo de funcionalidades. Algunas son verdaderas joyas y hay empresas qeu se han destacado por su saber hacer, su continua evolución y seguir aprovechando los nuevos sensores y procesadores de los dispositivos.

Pero también es cierto que las App Store están llenas de personas que una de dos: o no saben leer o leen y se imaginan lo que quieren leer.

Recientemente estoy disfrutando mucho cacharreando con una App que llevo usando más de un año, pero que es a raiz de la última actualización es cuando más uso le estoy dando y más estoy profundizando en ella. Se trata de AutoSleep, una gran App que da muchos datos sobre como duermo, de la cual hablaré en un futuro..

Icono de la App AutoSleep

Esta empresa a desarrollado más App, una de ellas es un despertador que analiza nuestro sueño y, en función a los ciclos de sueño nos despierta cuando considera que es el momento óptimo para ello. Se trata de AutoWeek, Smart Sleep Alarm.


Función despertar de la App AutoSleep

Considero que la utilidad de esta App está muy clara, pero por si acaso voy a resumirla en una especie de pequeño esquema:

  • Analiza tu sueño
  • Calcula cuando has dormido lo suficiente
  • Te despierta al cumplirse el requisito anterior

¿Es sencillo su planteamiento? A mí por lo menos me lo parece, pues miremos los comentarios de esta App por favor.

Descripción de la App AutoSleep

Una alarma que suena cuando tu quieres que suene… Si tan solo buscamos eso ¿para qué pagamos por una? La que viene con el propio teléfono ya cumple esa función ¿nó? ¿Para qué va una empresa a desarrollar una alarma que haga lo mismo que la que viene instalada por defecto en el propio teléfono? Imagino que este usuario se refiere a que si asignas una hora siempre te despierte a esa hora. Pero no es la función de la App, tú le indicas la hora a la que quieres que te despierte, pero esta App está pensada para despertarte “alrededor” de esa hora sin interrumpir los ciclos de sueño. Es una aproximación, no una hora fija.

Desde luego esta alarma no es para todo el mundo, está pensada para aquellos que, por razón de su trabajo o su día a día no necesiten madrugar o tienen un amplio margen. Aquellos que se quieren despertar en el momento óptimo y que no quieren quedarse remoloneando en la cama o que deben brincar de ella en cuanto suena la alarma. Yo por ejemplo que tengo que levantarme a las 5:25 de la madrugada para ir a trabajar no me planteo utilizar esta App de despertador porque como bien indica el comentario no me sonaría nunca.

Pero no queda ahí la cosa, veamos otro comentario…


Comentario de la App AutoSleep en el App Store

No funciona, es decir que también considera que es una alarma como la que viene por defecto en los teléfonos, que le indicas una hora y suena a dicha hora… Y yo repito ¿para qué pagas por una alarma así? Pero vayamos por la segunda parte del comentario, “no está en todos los idiomas”. Bien, ahora veamos lo que indica el fabricante sobre los idiomas…

Pues solo indica que está en inglés ¿se habrá confundido con lo de que es para más de cuatro años y piensa que está en más de cuatro idiomas? Puede ser, pero más de cuatro idiomas tampoco son todos los idiomas.

Estoy confuso… No entiendo a la gente, de verdad. Sigo insistiendo en que creo que la gente ve una App y en su cerebro se hacen una idea de lo que va a hacer o que les sirve para lo que ellos necesitan y no se molestan en leer la descripción del desarrollador, poruqe sino de verdad que no lo entiendo.

Tu smartphone es un smartphone, no una varita mágica


Si hay algo que me cansa es la típica gente que cuando ve que tengo un iPhone viene y te dice ¿y eso qué puede hacer que no pueda hacer mi Android? Muchas veces me dan ganas de responder atraer imbéciles como tú, de momento me he contenido, pero me temo que algún día me cogerán con la guardia baja y se lo soltaré.

Esto no es nada nuevo, ya me pasaba con el Mac; venía alguien a casa, veía el Mac y me decían enseñame algo Chulo que haga el Mac. De hecho este tipo de casos termino creando un segmento de aplicaciones que eran las típicas que todos teníamos preparadas para estas situaciones; aplicaciones que se tenían instaladas de propio para enseñarlas porque queda chulo pero realmente no se utilizaban nunca porque no eran útiles o necesarias para el día a día.

Debo reconocer que al principio esto me creaba una duda interna si no hay nada que pueda hacer con el Mac que se pueda hacer con Windows ¿realmente merece la pena?, aunque afortunadamente esa duda existencial me duró poco.

Yo por lo menos no utilizó un Mac y un iPhone por puro postureo sino porque es la herramienta que más se ajusta a mis necesidades y con la que me siento más cómodo y para mí eso es lo único que importa.

Siempre hay programas que están en un sistema y no en el otro. Hace años eso era un motivo más que suficiente para preferir iPhone a Android, a día de hoy esa barrera ya no es tan grande, aunque no ha desaparecido.

También es un proceso que decidí adoptar por mí mismo, elimine muchos programas que solo estaban en la App Store, aunque no fui capaz de abandonar todas, como Ulysses.

Pero todo esto nada tiene que ver con nosotros: Mac, iPhone, Windows o Android, sino con la gente que no entiende lo que representa un dispositivo como estos.

Todos son iguales, son herramientas que nos permiten hacer cosas y somos nosotros los que debemos escoger cuál es; la que más nos gusta, más nos conviene, mejor se adapta a nuestras necesidades, trabajo…

Incluso me he encontrado con gente que tras años criticando el iPhone se ha comprado uno y me ha venido diciendo tonterías del tipo pues ahora tengo un iPhone y ya puedo decirte que he tenido razón siempre, esto es una mierda a lo cual yo he podido responderle esto solo me da la razón, tú eres tonto ¿para qué te compras un iPhone si no te gusta? Aunque en realidad la respuesta más correcta, si se tratase de una persona con la que mereciese la pena dialogar, sería tu no necesitas ningún teléfono de gama alta .

El problema que yo veo es que la gente piensa que estos dispositivos, especialmente los de gama alta, son varitas mágicas que los agitas en el aire y hacen cosas chulas sin necesidad de que tu instales nada, sepas cómo funcionan, configurarlos, o nimiedades similares. Por supuesto no les digas que deben pagar por App para poder hacer tal o cual cosa, eso es una locura, ya han pagado mucho por su teléfono.. Aunque eso es otro tema me temo…

Es gente que quiere un teléfono caro sin tener ni idea de las posibilidades que ofrece, para qué sirve y por supuesto, sin necesitarlo en absoluto. Además, para más inri, él sabe mucho, por supuesto más que tú y no le sirve ningún smartphone que a ti te sirva porque él necesita más y le exige más al teléfono que nosotros.

Por supuesto no pierdo mi tiempo con ellos, espero que vosotros no lo hagáis, decidles que no quieren un smartphone sino una varita mágica y seguid con vuestra vida.

 

¿Por qué me quité la beta de iOS 10?


Estas últimas semanas han sido de locos, para mí por lo menos, y he tenido muchos cambios en muy poco tiempo. Tanto es así que incluso me instalé la Beta de iOS 10 y no dije nada por aquí ¿sorprendente verdad? Así que como ya es un poco tarde para hablar de ello mejor será explicar porque me la terminé quitando ¿no creéis?

Para empezar debo reconocer que tengo que quitarme muchos puntos de ¿Geek? ¿Cacharrero? Porque tras instalarme la Beta debo reconocer que me dio todo exactamente igual… Debo hacérmelo mirar, pero desde diversos puntos de vista porque eso tiene bastantes connotaciones que deben ser estudiadas jeje.

Fueron varios los motivos que me impulsaron a eliminar la Beta, pequeños detalles que al principio decía lo típico de que raro, juraría que…y al día siguiente vuelves a hacer lo mismo y ya estás seguro que no ha sido cosa tuya, sino que algo pasa en el teléfono.

Los cargadores de 2 amperios no funcionan

Una de las primeras cosas que note que es el teléfono se cargaba lento, muy lento. Tengo un cargador de tres tomas USB, una de ellas de 2 amperios y los otros dos de los normales, de esta forma tanto mis auriculares Bluetooth como el iPhone se cargan bastante mas rápido… Hasta ah ora.

Tras varios días de pruebas me di cuenta que daba igual conectar el iPhone en la toma de 2 que en la de 1, que tardaba en cargar lo mismo, por lo que no es muy difícil deducir que han limitado esa opción…

Volumen ridículamente bajo en auriculares.

Ya no escucho podcast, pero libros con la App Voice Dream si escucho muchos y llevo una buena temporada escuchando mucha música con Apple Music; pese a que nunca he sido un gran aficionado a ella si es cierto que cuando estoy corriendo varias horas, o necesito pensar para escribir me viene bastante bien.

Me puse mis auriculares, le di a reproducir el libro que estaba escuchando en Voice Dream y, con el audio a tope, casi no se escuchaba. En un primer momento pensé que estaría capado el volumen, así que entre en las opciones y vi que no estaba limitado… Por curiosidad le di a limitarlo y entonces ya podías estar en un cuarto insonorizado, porque sino era imposible oír nada.

Pensé que sería cosa de la App, así que fui a por la música para descubrir que se escuchaba igual de bajo.

Incluso llegué a pensar que era cosa de mis auriculares bluetooth y estuve probando con varios, pero no, con todos se escuchaba igual de bajo.

La batería duraba menos

Es algo completamente normal, es una beta, se están probando cosas nuevas, las App no están optimizadas, hay nuevos servicios…. Y la batería dura menos, eso es algo que ya se sabe antes de instalarla.

¿Sólo por eso ya la quitaste?

Pues sí, por esas tres tonterías terminé cansándome y eliminando la Beta.

Las notas son muy chulas, pues sí, son muy chulas, pero no lo utilizo

Las nuevas funcionalidad de Salud están muy bien, pues sí, lo están, pero si no las he mirado hasta ahora voy a seguir sin mirarlas.. Ni siquiera consulto las estadística de mi pulsómetro con la App Polar Flow conque ya os podéis imaginar lo que me importa.

Lo que más ilusión me hizo fue poder eliminar muchas de las App que vienen instaladas en el teléfono, como la Bolsa y demás, pero si llevo años metiéndolas en una carpeta en olvidándome de ellas puedo seguir unos meses más haciendo lo mismo.

Durante todos estos años he ido afinando por decirlo de alguna forma lo que necesito del teléfono y lo que me es importante que funcione.

El correo electrónico, lector de RSS y mensajería instantánea son los imprescindibles, si eso falla todo lo demás da igual.

Pero en un segundo plano ya entra el consumo de contenido como es Voice Dream para escuchar libros, gracias al cual estoy volviendo a leer aunque sea escuchar muchos libros y con el volumen tan bajo es imposible.

La música en las largas salidas que hago a correr también es una buena compañera, aunque si es trote suave de larga distancia también puedo intentar escuchar algún libro. O vídeos de Youtube con la App ProTube me vienen muy bien, por lo tanto que el sonido esté tan bajo es un gran inconveniente que me limita una de las funciones principales que hago con el teléfono.

Como veis no son grandes defectos… Pero siendo sincero debo decir que no le presté ninguna atención a la Beta porque lo usaba igual que siempre, sin buscar las funciones nuevas ni importarme lo mas mínimo.

A continuación os dejo un pequeño video de mi canal de YouTube donde hablo más sobre este tema

https://youtu.be/pdwutKqWtAo

Apple 6 y el tamaño de pantalla


Hace tiempo que vengo diciendo que el tamaño de pantalla prefecto -para mí por supuesto- son unas 5’2 pulgadas; aunque aquí siempre hay un gran debate porque no es lo mismo ese tamaño de pantalla en un teléfono con bordes grandes que en uno que casi no tenga… Pero vamos a obviar esos temas y quedarnos con esas 5’2 pulgadas.

Mucha gente dice que cuanto más tamaño mejor, más comodidad para consumir contenido -que ha fin de cuentas es lo que más se hace- que no molesta tanto llevarlo…. Y en parte tienen razón, pero con matices.

Es cierto que a mayor tamaño de pantalla más comodidad para consumir contenido, pero hay unos valores que se deben tener en cuenta porque entre un tamaño y otro no hay ninguna diferencia.

Pasar de un iPhone 3GS a un 4 no había tan apenas diferencia en tamaño de pantalla pese a que era más grande, pero en la calidad de la pantalla y resolución si hubo una gran diferencia. Sin embargo pasar de un iPhone 4 a un 5 tan apenas se notó la diferencia; aunque yo siempre he dicho que es porque le faltaba ser ••un poco más ancho••.

Y eso es lo que ocurre entre un teléfono de 5’5 y uno de 6, aunque es más grande realmente no ganamos nada con ese aumento de pantalla, sin embargo con un poco menos incluso podemos hacer lo mismo pero resulta más cómodo para agarrarlo a la hora de escribir un texto largo.

Eso lo he notado con un iPad mini, es más grande que un iPhone, es más agradable ver vídeos pero por ejemplo a la hora de leer un libro que sea solo texto lo leo igual de bien que en un iPhone, y si es un texto con muchas imágenes se queda corto y es mejor un iPad Air que tiene un mayor tamaño de pantalla.

Por lo tanto el iPad Mini que yo pensaba sería un gran aliado para la productividad no lo es tal.

ulysses-three-panes
Lo mismo me pasa para escribir, con la App Ulysses en el iPad Mini pensaba utilizarlo para escribir más cómodo, pero me resulta muy incomodo escribir en ese tamaño de pantalla, para escribir sin teclado físico lo hago mucho mejor en el iPhone que en el iPad mini, y para usar un teclado físico preferiría entonces un iPad pro que tiene más tamaño de pantalla y más resolución.

Por lo tanto, a partir de 5’2 pulgadas más o menos no veo que haya una ganancia proporcional de productividad en el teléfono, más bien al contrario.

Un tamaño mayor de pantalla no nos proporciona nada, a menos que demos un salto importante en dicho tamaño, pero al dar ese salto también tiene unos inconvenientes a la hora de transportarlo.

Yo personalmente no pensé entre coger un 6 y un 6+, fui directo al 6+ porque tenía mejor pantalla y mejor cámara de fotos; si hubieran tenido los mismos componentes hubiera cogido el 6.

Hay rumores de que Apple va a sacar otro teléfono de 4 pulgadas, son eso rumores, yo personalmente no le veo mucho sentido; ese tamaño de pantalla. Desde luego es muy cómodo, fácil de usar con una mano, no ocupa espacio… Pero creo que se pierde más de lo que se gana.

En cualquier caso espero que las compañías se dejen de tonterías con pantallas tsn grandes y empiecen a optimizar lo que tenemos.

cAquí tenéis el archivo de (enlace directo de download)  por si lo queréis escuchar

App en iOS para ir al gimnasio


Llevo varios meses yendo al gimnasio, en realidad son ya seis pero en 2 tandas porque la primera tuve bastantes molestias y lo dejé un par de meses.

Geek deportista

En éste enlace tenéis un pequeño audio en el que hablo sobre éstas App, por si os interesa y os queréis suscribir para escuchar mis divagaciones sobre el deporte 😉

En éstos meses he estado buscando diversas App para controlar las rutinas y progresiones de los ejercicios que hago. Lo primero que debo decir es que no he encontrado ninguna que me haya terminado de “convencer” como suele decirse, pero sí puedo hablaros de varias y que vosotros elijáis.

En primer lugar voy a hablar de la más famosa: Mens Health, una App diseñada por la famosa revista del mismo nombre. Es sencillo, ésta es la peor App de todas con diferencia.

Un menú mal organizado, no está ni optimizada para iOS 8, y está pensada para que pagues por un montón de cosas que, además, son inútiles. Como véis ha sido rápido… huir de ésta App mientras podáis.

La segunda App es bastante mejor, aunque no es difícil comparada con la anterior. Se trata de: Todo en Uno Fitness una App que está bastante bien la verdad, durante bastante tiempo fue mi App preferida… pero un par de detalles la apartaron de mi iPhone.

fitness

Lo primero que me gustó es que tiene muchas opciones para guardar registros; podemos meter nuestras medidas corporales (algo imprescindible) pero además también podemos poner nuestra presión sanguínea, algo que por lo menos para mí es muy importante y por alguna extraña razón muy pocas incluyen.

La otra cosa que me gustó mucho fueron sus animaciones explicando los movimientos y los músculos que trabajan en cada uno de ellos. Si alguien está empezando y quiere crearse una rutina él solo le vendrá francamente bien.

Sin embargo, terminé descartándola por algo que, posiblemente para muchos, sea una tontería. No está actualizada para iOS 8 y desde Enero no ha tenido ninguna actualización. Si no tenéis un iPhone 6 o 6+ posiblemente ésto os de exactamente igual, por lo que es una App bastante interesante.

La última, y con la que yo me he quedado, es: Fitness Point Pro una App minimalista, que por alguna extraña razón no está en las primeras posiciones y que, francamente, hace lo que tiene que hacer de una forma muy sencilla.

fitness point Pro

Cuenta con un am plio catálogo de ejercicios para realizar e incluir en nuestras rutinas, aunque al igual que en los demás nos costará encontrarlos porque tienen nombres que, en España, no los usamos.

Podemos crearnos rutinas de ejercicios, bien por nombre del día de la semana, por partes del cuerpo… como queramos y en cada uno de ellos incluir los ejercicios que debemos realizar. Aparte podemos añadir notas a esos entrenamientos y ahí incluir la información de series, repeticiones y pesos de cada uno de los ejercicios a realizar.

Una vez comenzamos a entrenar es muy sencillo su funcionamiento, seleccionamos el ejercicios que vamos a realizar, indicamos el peso y las repeticiones y le damos a añadir. Cada vez que hagamos una serie modificamos el peso si es necesario y nuevamente a añadir…

Tiene una vista de calendario en la que podemos ver de una forma rápida que días hemos entrenado y que entrenamiento hemos realizado en cada uno de ellos al pulsar sobre él.

También podemos ver que evolución hemos tenido en cada ejercicio y como hemos aumentado peso y series…

También tiene opción para incluir medidas corporales, aunque no nos permite añadir información de la: presión sanguínea, frecuencia cardíaca… Algo que yo personalmente echo en falta.

Otro punto a destacar es el mimo que tienen los desarrolladores por ésta App. Está actualizada, casi desde el primer día a iOS 8 y recibió una actualización para ser compatible con el Apple Wach antes de que éste estuviera lanzado al mercado, algo que si bien es cierto que no tengo ni voy a tener, deja claro que los desarrolladores se preocupan por su App y, seguro, continuará mejorando.

Sin embargo no todo son cosas buenas, aunque su desventaja creo que es menor. En las secciones donde se describe la ejecución para cada ejercicio y que músculos trabajan la información no es correcta, especialmente en ejercicios como la sentadilla que trabajan el cuerpo completo faltan casi todos los músculos que trabajan, algo que no ocurren en la App anterior, donde sí están incluidos todos los grandes músculos que trabajan.

Para mí, no es muy importante porque ya conozco ese dato y tengo claros los ejercicios que debo realizar, sin embargo si alguien no lo sabe y se fía de ese dato para crearse sus rutinas de entrenamiento no tendrá toda la información necesaria para ello.

Aunque solo os he hablado de 3 podéis creerme si os digo que he probado muchas App de éste tipo y no hay ninguna que me guste especialmente. Si me he decantado por la última que os he comentado es porque es, más bien, la “menos mala” de todas y cumple su función de llevar un registro de todos los ejercicios realizados, pero creo que una App de éste estilo debería tener más funciones.

iPhone sí, pero no “solo un iPhone”.


Actualmente tengo un iPhone 6+ y lo único malo que puedo decir de él es su elevado precio, que no es poco la verdad.

El telefonito de marras, en su versión de 64 Gb porque la de 16 Gb me parece un “desperdicio” de teléfono cuesta la friolera de 900 euros, que no digo que no los valga, pero es exagerado.

Tengo muy claro que nunca más pienso pagar esa cantidad de dinero por un teléfono, más aún teniendo en cuenta los grandes teléfonos que ya pueden encontrarse, afortunadamente, en Android por menos de 300 euros. No es necesario decir que no es lo mismo… Pero a día de hoy tampoco es imprescindible ya un iPhone, algo que personalmente si considero que lo era hace unos años. No os engañéis, soy el primero que se alegra de ese cambio.

iphone

Teniendo esto en cuenta ahora me planteo ¿qué debería hacer Apple para que yo pague los, seguramente, más de 1.000 euros que costarán los iPhone a partir del próximo año? Lo tengo muy claro, que no sea “sólo” un smartphone.

Hemos visto proyectos interesantes, como lo son el de Ubuntu en el que el smartphone se conecta a un monitor y se “convierte” en un ordenador.
Ahora también lo está haciendo Microsoft con su nueva versión 10 universal para cualquier dispositivo. Nos compramos un smartphone, que no necesita ser de gama alta, lo conectamos a un ordenador y se convierte en un equipo de sobremesa… Por supuesto tiene sus carencias, hay que pulir los programas, App y demás… pero es un avance.

Teniendo ésto en cuenta, y que ya hace bastantes años que cada vez voy utilizando menos el ordenador y llevo ya años diciendo que yo no necesito un ordenador de sobremesa excepto para tres cosas puntuales es fácil llegar a la conclusión de que si realmente Apple quiere que llegue la era Post PC debe sacar un iPhone que haga lo que hace Ubuntu y Microsoft acaba de anunciar, pero bien hecho claro.

En éste sentido Apple creo que lo tiene mucho más fácil que sus competidores. Fabrica su software y su hardware, las App más importantes también corren por su cuenta, tiene una legión de fieles desarrolladores y, además, llevamos años viendo versión tras versión que está unificando poco a poco OSX e iOS.

No digo que vaya a ser ya en iOS 9, ni mucho menos. Además los desarrolladores estarán sufriendo con el nuevo lenguaje de programación que deben aprender, pero seguro que llegará.
Mi primer iPhone fue un 3GS y me aguantó 3 años. Si no me duró un año más fue, únicamente, porque ya me cansé de la calidad tanto de su cámara como de su cámara de fotos, mucho me duró teniendo en cuenta el gran cambio que hubo en esos aspectos con el lanzamiento del siguiente, el iPhone 4.

Teniendo en cuenta que ahora tengo un iPhone 6+, con una pantalla enorme y de una excelente calidad, al igual que su cámara de fotos y grabación de video y una capacidad de 64 Gb podéis creerme que, como poco, éste terminal me durará 4 años.
Ese es el tiempo que tiene Apple para sacar ese producto que sea un iPhone y, al conectarlo a un monitor, me de la opción de convertirlo en un “Mac” y entonces, sí que me tendrá Apple para toda la vida.

Del iPhone al Galaxy Note 3 y no vuelvo atrás.


Como ya comenté en un artículo anterior abandoné mi fiel iPhone 5 por un Samsung Galaxy Note 3, muchos me preguntaron porque me había decidido por el Note 3.  Desde luego, si hubiera sido para un uso personal me habría decidido por el S5, pero pensando en el trabajo creo que acerté con la elección, porque las necesidades laborales nada tienen que ver con las personales.

Galaxy-Note-3
En fin, yendo ya al grano voy a hacer un resumen de los motivos por los que decidí, en primer lugar, abandonar el iPhone.
Lo cierto es que tampoco tuve que hacer un análisis muy complejo.  Tenía claro que iba a tener que leer muchos PDF, mails y documentos por lo que cuanto más grande fuera la pantalla más cómodo resulta tanto leer como ver gráficos.
Además de leer también voy a recibir muchos más mails, voy a tener que navegar más, recibir muchas llamadas telefónicas por lo que el consumo de batería es algo a tener muy en cuenta.
Con esas dos razones para mí, ya es motivo más que suficiente para abandonar el iPhone, batería y tamaño de pantalla a la hora de trabajar son dos factores con los que no se puede jugar.
El Note 3 está claro que tiene una pantalla de muy buen tamaño para leer y, además, su batería tiene una magnífica duración, con la oficial siempre rondo las 5 horas de pantalla activa y 2 horas en llamadas telefónicas, lo cual me garantiza que me aguanta un día.
Pero una cosa son las intenciones o la teoría y otra el ponerla en práctica en el día a día, y de esa parte es de la que os voy a hablar hoy.  Como anticipo solo deciros que ya no hay vuelta atrás hacia el iPhone, pese a que no todo es perfecto, como era lógico imaginar desde un principio.
Captura de pantalla 2014-07-15 a la(s) 18.02.22
Lo principal era la duración de la batería, estaba harto de que en algunos viajes que he tenido que hacer últimamente siempre fuera con miedo a utilizar el teléfono para no quedarme sin batería.  Un día incluso hice la prueba y tan solo utilicé el iPhone para realizar 4 llamadas de un minuto y responder un par de mails.  Al final del día se apagó por no tener batería.
Con el Note 3 ni punto de comparación, al principio le ponía una batería de 6500 mAh por el miedo que tenía tras la experiencia del iPhone, pero ahora utilizo la que viene de serie.  Aguanta sin problemas desde las 6 de la mañana hasta las 21 sin problemas y sin tener que preocuparme por lo que hago.  Redes sociales, llamadas, correos electrónicos, mensajería… Tranquilo, que el día lo aguanta, en ese aspecto Apple tiene un serio problema.
En cuanto a la pantalla he de decir que es muy buena pero con matices.  A la hora de leer es una maravilla, es grande, se ve bien incluso con sol y cabe un buen tamaño de texto.  Para ver vídeos igual se ve muy bien y tienen un buen color, pero sin embargo, en las fotografías no me gusta en absoluto.
Los primeros días hacía fotografías y notaba algo raro, era como si los colores fuesen extraños.  Desde luego, lo primero que pensé fue que vaya patata de cámara tenía.  Sin embargo un día comencé a pensar en si sería por el tema de la tecnología Pentile que no entiendo como ha utilizado en el Note 3 cuando en el 2 no la utilizo.  Así que me fui a Google+ a ver las fotografías guardadas ahí desde el móvil para verlas desde el monitor de mi iMac y, como sospeché, ahí las fotografías se veían de lujo, nada que envidiar ni mucho menos a las del iPhone.
Salvo ese detalle, que tal vez yo lo note porque soy un tiquismiquis aficionado a la fotografía, la pantalla también me gusta mucho.  Por lo tanto los dos principales inconvenientes que tenía con el iPhone, el Note 3 los suple de maravilla.
Pero no solo de batería y pantalla vive un Geek y esperaba más cosas, ¿qué tal el Note 3, en general?  Pues muy bien oigan.
Actualmente utilizo muy pocas App en el teléfono, a lo largo de los últimos 2 años he ido eliminando todas las superficiales o que, más o menos, me duplicaban funcionalidades y me he dejado sólo lo que necesito.  Gracias a ello, tal vez me haya sido tan cómodo el cambio de iPhone a Android.
Lo primero que busqué fue un cliente de correo electrónico, por defecto instalé K-9 un gran gestor de correo que, además, es software libre y me gusta mucho su funcionamiento.  Sin embargo ahora le echaba en falta algunas funciones y no me servía.
Probé bastantes clientes de correo, incluso el que viene con el propio SO, uno que me gustó mucho fue: Cloud Magic.  Me hubiera quedado con él de no ser por la limitación de que “solo” te deja configurar 5 cuentas de correo…. yo actualmente tengo 13 cuentas de correo configuradas.
Tras probar 5 ó 6 programas descubrí MailDroid, para mí el mejor cliente de correo que he probado nunca en móvil.  Tiene una versión gratuita que es la que estuve utilizando para comprobar que tal funcionaba y, en cuanto vi que había acertado, compré la versión completa sin publicidad y a disfrutar.
Del resto de App no tengo que decir mucho más, como ya he comentado llevo 2 años haciendo una limpieza de App y servicios y tan solo utilizaba los que estaban en más SO, si solo estaban en iOS directamente pasaba de ellas.
En este sentido Evernote ha supuesto una reinvención, que por cierto tengo que continuar los artículos sobre su uso, y me ha ayudado a eliminar muchas App y servicios.  Por lo tanto, todas las App que usaba en iOS tienen versión para Android y no tuve que buscar mucho, excepto para el cliente de correo como ya he comentado.
Algo que sí debo comentar es el S Pen, un accesorio que únicamente tiene Samsung en su gama Note.  No entiendo como otros fabricantes que también sacan teléfonos con pantallas enormes no se hayan preocupado por competir en ese aspecto con Samsung.
El S Pen por sí solo, para mí, ya es un elemento por el cual merece la pena comprar un Note.  Las funciones que ofrece con tan solo sacarlo de su sitio son una maravilla.  El poder hacer una fotografía, recortar una parte de ella y añadirle unas notas directamente.  O recibir una llamada, poner el altavoz o usar un manos libres bluetooth y poder tomar notas directametne en el propio teléfono para mí son funciones muy útiles que tuve ne cuenta a la hora de tomar mi decisión.
A las pocas semanas de tener el Note, Yahoo sacó de fase beta su launcher Aviate y en cuanto leí la noticia fui directo a instalarlo.  Para mí, ha sido un gran descubrimiento, organiza muy bien las App, permite crear pequeñas barras con las App que más utilizamos, hace un uso muy inteligente de Google Now y tiene ese toque de minimalismo que busco en todos mis dispositivos.  Pronto escribiré una entrada centrada en éste launcher y las App que estoy utilizando actualmente para no enrolarme ahora en éste tema.
Por supuesto no todo es maravilloso, como todo tiene sus defectos.  La cámara de fotos por ejemplo a veces se lía y no guarda la foto que hacemos, especialmente si tiramos las fotos en HDR, varias veces me ha pasado que sale un mensaje diciendo que está procesando la fotografía y luego no guarda la foto.
También se queda colgada alguna App, lo cual ocurría en el iPhone, pero no con tanta frecuencia.  El tema de las App a pesar de que ha mejorado mucho sigue teniendo cosas que añoro, como los diccionarios algo que por lo que veo muy poca gente se preocupa, desde luego tenemos la oficial de la RAE, pero es un bodrio tanto en iOS como en Android.
Sin embargo hay que poner todo en una balanza y ver si nos compensa o no.  La pantalla en la que veo raras las fotografías, la cámara que en ocasiones se cuelga al igual que las App, no encontrar App para cosas específicas que añoro las que había para iOS, para mí, son fallos que quedan en segundo plano.  A fin de cuentas puedo seguir haciendo todo lo que necesito con él, que no debemos olvidar que nuestros teléfonos los tenemos para que suplan unas necesidades que tenemos.
Tras ésto muchos pueden pensar: “vaya tontería, si pierdes más que ganas”.  Y según que cosas valoren ellos tienen toda la razón.  Para empezar en Apple no tengo opción de elegir una pantalla más grande, y el tema de la batería es escandaloso, especialmente porque es curioso que en los iPhone 4 o 4S dure más la batería que en los 5 y 5S.