iMac con pantalla de 27 pulgadas

iMac 27 pulgadas 5K, ¿Merece la pena un televisor 4K?


Hace escasas semanas cambié mi equipo, mi hija heredó mi MBP del 2015 (como pasa el tiempo) y yo me cogí un iMac de 27 pulgadas de los restaurados de Apple del 2017 al cual le subí la RAM hasta los 40 Gb.

Para el día a día el MBP funciona de maravilla pero mi intención es editar mucho video y al no tener ni tan siquiera tarjeta gráfica era un suplicio hacerlo con ese portátil.  

iMac 27

Estoy encantado con este iMac, que os voy a contar.  Una gráfica con 8Gb de RAM y el software optimizado de Apple como lo es FCPX convierten en una delicia el editar video en este equipo… y hacer cualquier cosa.

Sin embargo este pedazo de equipo también me ha traído algún daño colateral con el que no contaba; hay contenidos que se ven de pena.

Si busco algún anime para mi hija algo antiguo y lo reproduzco aquí el visionado es terrorífico; olvídate de ponerlo a pantalla completa.

Pero no es tan solo los videos, si entras en una web como la de Facebook el resultado es horripilante.  Como la gente se dedica a subir imágenes de «memes» de muy baja resolución y la red social las estira porque piensa que al verse más grandes obtienen más repercusión el resultado es dantesco.  Tampoco es que entre con frecuencia en Facebook la verdad, pero al estar en un grupo sobre FCPX entro puntualmente y no me esperaba esa imagen.

Desde luego para trabajar es genial tener un monitor tan grande y tamaña resolución; trabajar en FCPX es una delicia, Cabe mucha información en pantalla y se ve de lujo, pero para todo lo demás dejémoslo de lado.

Lo cual me llevó a preguntarme lo siguiente ¿qué tal experiencia da tener un televisor 4K y visualizar contenido en 1080 o 720? Porque contenido en 4K hay contado con los dedos de una mano; incluso es más habitual encontrar a 720 todavía que a 1080 ¿realmente compensa tener un televisor de esas características? Porque además a día de hoy creo que ya debe ser complicado encontrar un televisor que «solo» sea 1080 ¿paradójico verdad?

Afortunadamente a mi «viejo» televisor de casi ¿ocho años? Aún le queda mucha guerra por dar y se ve todo a la perfección.  Espero que para cuando deba cambiarlo ya sea más habitual encontrar contenido en grandes resoluciones aunque claro, si ya comienzan a querer vender televisores 8K estaremos en las mismas.

En fin, que o las personas estamos locas o somos tontos y los fabricantes lo saben.

Productos de Apple, no son tan caros como se dice.


Desde que he conocido la marca Apple siempre recuerdo que estaba relacionado con productos con un precio excesivametne inflado para obtener más beneficios.  En cuanto miramos el catálogo de sus productos vemos que son productos caros, nadie puede decir lo contrario.  Si lo primero que digo es ésto entonces, ¿a qué viene el título del artículo?

Es cierto que son productos caros, pero eso no significa que su precio no esté justificado.  Por supuesto, en esto también entra en juego la eterna crítica hacia Apple de que la potencia de sus equipos no está a la altura de sus precios.  En este punto también voy a darle la razón a los que critican a Apple, para la calidad de sus productos la potencia de los mismos palidece frente a la de la competencia, aunque ésto es parte de su filosofía para así poder optimizar al máximo el hardware.  En esta guerra yo no pienso entrar porque desde hace ya muchos años, incluso cuando era usuario de Widnows, no me importa tanto la potencia de los ordenadores, sobra potencia incluso en los teléfonos móviles ya.
Asus Zeenbok
Este artículo viene motivado porque ahora me he pasado a Windows, por motivos laborales, y actualmetne he abandonado mi iMac por un portátil de Acer.  Los primeros días estaba encantado con él, me sigue gustando no os confundáis.  Es un portátil muy ligero, con pantalla de 15 pulgadas y monta un i5 con 8 Gb de RAM.  Un portátil de unos 600 euros más o menos.
Sin embargo, tras llevar trabajando un par de semanas con él empiezo a notar “detalles”, si me pongo a editar fotos noto que la calidad de la pantalla deja bastante que desear. El portátil es muy fino y silencioso, pero no monta discos SSD, además es de plástico en lugar de tener carcasa de aluminio, problema que lo veo bastante agravado por el hecho de que el conector de carga sea el “clásico”, como un día esté cargando y a alguien se le enrede el cable en el pie adiós ordenador, nada que ver con los conectores con imán que sacó Apple.
El portátil típico a pensar es el MacBook Air, pero son unos 1.200 euros el modelo de 13 pulgadas, lo cual es un precio elevado nadie puede decir lo contrario.  Pero si nos ponemos a buscar un producto similar ninguno de la competencia baja de 1.000, por supuesto estamos hablando de precio del fabricante no de ofertas que encontremos en alguna tienda online.
Podemos mirar los modelos de Lenovo o Asus, portátiles con cuerpo de aluminio, ua buena pantalla, discos de SSD y ninguno de ellos bajará de los 1.000.  También es posible que sus características sean superiores en cuanto a procesador o memoria RAM, pero ya digo que ese tema a mí me da igual, y seguramente a muchos usuarios a día de hoy también.
Sony Vaio
Con los iMac ocurre lo mismo, no hay en el mercado productos similares que tengan un precio muy inferior.  En este apartado la gente suele coger un iMac y fijarse únicamente en sus características técnicas y montar una torre “cutre” y te dicen “mira, te he montado una torre más potente por la mitad de precio”… pero obviamos el hecho de que el iMac NO es una torre.
HP es el fabricante que más ha trabajado en fabricar equipos:  “todo en uno”, el modelo más barato de HP de esta categoría cuesta 800 euros aunque son un engendro un poco complicado.  Les ha puesto pantalla táctil para aprovechar las funciones de Windows 8 pero luego les ha puesto el procesador menos potente como es el i3.  Llevo todo el tiempo diciendo que la potencia me da igual, y es cierto, pero me ha extrañado ver que una empresa pone menos potencia que Apple en un equipo.
El caso es que el iMac más barato son 1.200 euros y el más barato de HP son 800, aquí la diferencia si es notable porque son 400 euros.  Si embargo hace unos años el iMac más barato eran 1.000 euros y tal vez HP haya bajado los precios de los suyos por la situación económica en la que se encuentra…
Aún así es raro encontrar equipos de la misma categoría que los iMac, son muy pocas las empresas que se han decidido a fabricarlos y, las que lo hacen, tienen pocos modelos y también de un precio elevado.  Yo físicamente en tiendas para comprar aún no he visto ninguno salvo algunos de HP hace ya bastantes años.
Teniendo todos los factores en cuenta creo que el problema no es que Apple fabrique productos caros, sino que Apple no fabrica ningún modelo barato.  Yo lo entiendo, pero parece que la gente no quiere comprenderlo. Es una marca, una “forma” de crear una marca.
Hace años leí una entrevista que al responsable de marketing de la empresa “Chanel” en el que decía que ellos nunca hacían ofertas en las que regalan un bolso, pañuelo u otro producto de su propia compañía como hacían casi todas las marcas de la competencia.  La explicación que dio me pareció lógica, dijo que eso hacía bajar el precio de su marca porque los usuarios podían decir: “ya lo compraré cuando lo pongan en oferta”.
De esa forma Chanel dice que su producto vale X y siempre va a valer X.  Apple hace algo similar dejando claro que sólo fabrican productos de calidad con un precio acorde a esa calidad.
Podemos aceptarlo y comprarlo o no, pero no creo que sea justo decir que es una marca excesivamente cara porque productos del mismo rango tienen un precio similar.