Additio App, cuaderno del profesor para Android


additioappSi eres profesor, seguramente el nombre Additio te resulte muy familiar. Es la empresa editora de multitud de cuadernos del profesor: cuadernos Dúplex y Triplex, “todo en uno” y agendas, que se suelen pedir en los centros educativos. Esta empresa española, con su amplia experiencia en la distribución de material especializado para los profesores, hace un tiempo se lanzó a crear una aplicación para tabletas Android y para iPad que cumple exactamente la misma función, y de qué manera. Esta aplicación se llama (en un alarde de originalidad) AdditioApp.

Para los usuarios de iPad hay otra aplicación con más recorrido y que, por lo que tengo entendido, es insuperable en su campo. iDoceo (8,99€). Sin embargo, para los dispositivos Android no encontraba ninguna opción parecida: las que había me parecían demasiado complejas, hasta que me crucé con esta aplicación, cuya descarga es gratuita y nos permite probar con tres grupos y tres pestañas (lo cual es insuficiente para un uso real, pero bastante para hacernos una idea de qué nos vamos a encontrar). Es cuando pagamos la suscripción Premium (3,99€) cuando empieza lo bueno.

Pantalla de configuración y menú
Pantalla de configuración y menú

Características principales

Con AdditioApp tenemos un cuaderno del profesor completo, con todo lo que podemos necesitar para gestionar nuestro día a día en el aula. La base de la aplicación, lo que vamos a usar de manera cotidiana, es una estructura tipo hoja de cálculo, con los alumnos fijos a la izquierda y columnas para introducir datos a la derecha. A partir de ahí se construye la mayor utilidad de la aplicación, a la que se suman otras funciones.

En las «hojas de cálculo» normales (que se clasifican en pestañas igual que en las aplicaciones ofimáticas) podemos especificar cualquier tipo de calificación. Por ejemplo, podemos colocar ahí calificaciones de exámenes y controles, pero también un control de actitud o trabajo diario (y si no diario, semanal o como queramos). A cada columna le podemos asignar un título y una descripción, y podemos configurar “columnas rápidas” lo cual se traduce en que cada nueva columna tendrá de título el día en el que se crea, lo cual es útil para este control de trabajo diario.

Registro diario de trabajo
Registro diario de trabajo

No solo eso, si queremos más información podemos añadir un icono junto a la calificación, o un pequeño comentario que aparecerá al mantener pulsada la celda. También podemos configurar colores de fondo para una columna o una celda en concreto, incluso que este cambie dependiendo de la calificación que se marque (por ejemplo, una si es insuficiente, otra para suficiente, y así sucesivamente).

Podemos configurar diferentes tipos de calificaciones: desde números (podemos optar por un campo numérico abierto o por un selector), de texto (con el valor numérico en palabras) o incluso de iconos (a cada uno se le asigna un valor: por ejemplo, un positivo equivale a 1 y un negativo, -1).

Una vez que tenemos las calificaciones, sean del tipo que sean, podemos hacer un cálculo mediante un tipo de calificación llamada Fórmula calculada. Con esto podemos hacer desde un recuento de positivos y negativos hasta la media aritmética o ponderada de las calificaciones de exámenes, o reflejar una calificación de otra pestaña, sin tener que escribirla de nuevo. Es tremendamente útil para calcular las calificaciones finales y os podéis hacer una idea del tiempo que ahorra esto al final del trimestre.

Exámenes y medias
Exámenes y medias. Abajo del todo hay una media aritmética de toda la columna.

Cada grupo de pestañas pertenece a un grupo. En cada uno podemos configurar el ancho de cada columna y el alto de las filas (esto último nos permite tener visible nombre y apellidos de los alumnos, más una foto mayor). A cada alumno se le pueden asociar una serie de datos, entre los que podemos incluir el correo electrónico del alumno y de los padres, con lo que la aplicación nos permitirá contactarlos directamente. La herramienta cuenta con una opción para importar un CSV desde otra aplicación, un archivo que podemos hacer en nuestra suite ofimática o en una aplicación web específica.

Hay una pestaña fija configurada para un propósito concreto: control de asistencia. Al crear la columna se nos añade automáticamente la hora, y al pulsar en la celda, aparecen diferentes opciones (ausencia, retraso, ausencia justificada…).

Pero todos estos datos no tienen por qué quedarse únicamente en la aplicación. Podemos exportar los datos de cada grupo (cada pestaña se exportará en un ZIP que contiene un archivo CSV en su interior) o generar un informe de un alumno en concreto que recogerá los datos de todas las pestañas. Esto es tremendamente útil para informar al tutor del grupo, para hacernos una idea de la evolución de un alumno o incluso para enviarlos a los padres si lo vemos oportuno. Por otro lado, podemos integrar AdditioApp con Dropbox para hacer copias de seguridad de la base de datos, esta vez en un formato que solo puede leer la aplicación, para así regresar a un punto anterior cuando deseemos o si ocurre algo con nuestra tablet (toquemos madera).

Integración con Dropbox
Integración con Dropbox

Otras características

La aplicación además incluye un calendario propio, donde tenemos configurado el horario de cada grupo y al que le podemos añadir más eventos (por ejemplo, la hora de tutoría, que sería un evento recurrente, o un claustro, un evento puntual). En la aplicación tenemos una pestaña Hoy que nos enseñará qué tenemos planificado para el día. También tenemos un diario por cada grupo, donde podemos apuntar lo que queramos.

Pestaña Hoy
Pestaña Hoy

A cada evento le podemos añadir una anotación con un título y una descripción, y también podemos crear anotaciones sueltas (sin asociarlos a eventos) o asociarlas a un grupo o un alumno en concreto., con lo que podemos registrar tutorías con padres, por ejemplo.

Constante mejora

Además de las características que ya incluye, el desarrollo es bastante rápido y cada poco tiempo aparece una nueva versión con más funcionalidades. A esto hay que sumarle que los desarrolladores escuchan a los usuarios y responden con rapidez, tanto en redes sociales como por correo electrónico. Y si todo esto no os parece suficiente, hace poco anunciaron una versión para teléfonos móviles (algo lógico teniendo ya pantallas tan grandes en el bolsillo) y para la web, con lo que tendremos sincronizados nuestros datos entre dispositivos.

Y listo

Ya les he manifestado a ellos mis felicitaciones por esta excelente aplicación, y con este no-tan-pequeño paseo por sus características espero haberos animado a usarla, porque merece la pena. Un pago único de 3,99€ es un precio muy bajo para todo lo que nos ofrece.

Actualización 13/09/2016

Desde que publiqué esta entrada la aplicación no ha dejado de mejorar. Podéis encontrar un pequeño resumen de todos los cambios en una entrada más reciente.

 

Los niños siguen siendo niños, la tecnología no excluye a los padres.


Estamos en una época en que resulta muy ¿cómodo? ser padre,  Si queremos ver algo en la tele, estar tranquilos un rato o, simplemente, que el niño no haga mucho ruido y nos deje tranquilos basta con darle un smartphone o tableta y problema resuelto.  Desde luego en un momento puntual es un gran aliado y hay que tenerlo en cuenta, sin embargo veo más a menudo a padres que lo utilizan como algo cotidiano que en un momento puntual.

Es muy fácil decir que tienen juegos educativos, que está muy bien para que el niño aprenda a leer, escribir, dibujar o cualquier materia que se nos pueda ocurrir, es cierto.  También es cierto que los niños tienen que saber manejar adecuadamente esos dispositivos, es una herramienta muy útil y no digo, ni mucho menos, que no deban tener acceso a ellos.
ipad-niños
Nosotros con nuestra mejor intención podemos comprar una tableta para nuestros hijos e instalar numerosos libros interactivos para incentivarla a leer, o buscar juegos que le ayuden a sumar y restar de forma divertida, libros educativos o lo que necesitemos para él en cada momento.  Pero tarde o temprano los niños descubren otras opciones del dispositivo y terminan buscando cualquier cosa en Internet o viendo vídeos continuamente en Youtube y, tras cada vídeo que ven el siguiente siempre suele ser peor para ellos.
Aquí hay un único culpable, que no son los niños porque, a fin de cuentas, son niños.  Tampoco es el dispositivo ni la tecnología puesto que tan sólo es una herramienta que, además, es muy útil y necesaria.  Por lo tanto, queridos padres, el único culpable que queda somos nosotros y digo nosotros porque yo soy el primero, por eso estoy escribiendo este artículo.
Desde muy pequeña mi hija tuvo un iPad de primera generación, en cuanto llegó a casa envió al olvido al DVD portátil que compramos, no mucho antes, para los viajes en coche.  Lo sustituyó tanto por calidad de pantalla, autonomía, posibilidades, comodidad y almacenamiento para series y películas… desde luego no había color entre uno y otro, tampoco en el precio.
Desde entonces mi hija fue adueñándose poco a poco de él hasta el punto de que es suyo en exclusiva, incluso se lo cambié por el iPad Mini cuando ya quedó obsoleto el original.  He comprado muchísimas App en el iPad para mi hija: cuentos interactivos, audio libros, juegos de matemáticas desde las mas básicas y cada año un poco más avanzadas, de caligrafía, stylus para niños, para aprender a dibujar…. Todo aquello que veía podía serle útil y de una buena calidad lo compraba directamente.
ipad
Por supuesto entre tanta cosa educativa también descargué juegos para que en vacaciones, viajes o si se portaba bien tuviera algo que simplemente fuera diversión para ella, incluidos bastantes de los famosos juegos de la saga:”Toca Boca”, que tan famosos son y a mí me parecen malísimos todo sea dicho de paso.
Por éste motivo aunque le daba el iPad para leer un libro o hacer juegos de matemáticas, lógicamente, en cuanto yo me descuidaba 2 minutos y ella se aburría se ponía a jugar a otra cosa.
Al final terminé borrándole todos los juegos que no me gustaban, así jugase al que jugase era en algún modo educativo y de algo le serviría, ¿qué conseguí con eso?  Fácil, que descubriera lo que era Youtube y perdiese ahí el tiempo.
Cansado de ello comencé a activar las restricciones, nada de compras dentro de App que la tenía desde el primer día, ni instalar App nuevas, Youtube…. y ahí es cuando mi hija me demostró sus innatas dotes de hacker.
No preguntéis como, pero de alguna extraña forma descubrió que podía descargar las App que habían sido compradas anteriormente y se instalaban sin ningún tipo de restricción, de ésta forma cada día me encontraba nuevos juegos instalados.
Lo segundo me sorprendió más, como ya no tenía la App de Youtube no tardó ni un minuto en encontrar una solución, activó Siri y le pidió que le buscara el vídeo que quería ver, de ésta forma se saltaba la restricción de la App y veía el vídeo de la web.
Con éstos pequeños ejemplos solo os quiero decir que los niños tienen mucho más tiempo que nosotros para pensar en soluciones a sus problemas, que al final siempre hay un resquicio que nosotros no hemos pensado y que la tecnología es para momentos puntuales, porque también se aburren de aprender aunque sea con un juego divertido.
Al final, lo que he hecho ha sido quitarle el iPad a mi hija y sólo se lo daré los domingos cuando haya terminado todos los deberes que tenga.
Esta decisión no la he tomado solo porque no me guste que pierda tanto tiempo viendo chorradas, sino porque tengo la impresión de que los niños son “menos niños”, pese a tener cientos de muñecos y juguetes nunca quiere jugar con ellos, sólo le interesa coger el iPad y ver vídeos tontos o jugar a juegos en los que, realmente, no hacen nada.
Desde que le quité el iPad a mi hija vuelve a sacar sus muñecas, a organizar y poner nombre a sus peluches, a fin de cuentas vuelve a ser una niña.  No debemos olvidar que pese a ser una solución muy cómoda no es bueno que entretengamos a nuestros hijos con juegos que les dan todo hecho y sólo deben apretar un botón.

61 Internet en el hogar con serantes y nacu


vuelvo a hablar con serantes y nacu, dos de los principales miembros del podcast de serantes je,je.

Hablamos sobre los niños, la tecnología y como han cambiado los tiempos gracias a internet, incluso en la educación.

Reproducir audio