Bifurcación en un sendero del bosque

Y ahora ¿por dónde tiro?


La vida está llena de sorpresas, una temporada estás en una sequía absoluta y al poco tiempo sin buscarlo te encuentras saturado, tanto es así que incluso debes renunciar a cosas… Parece que lo hagan a mala leche la verdad.

Y en esa situación me encuentro yo ahora mismo. Hará cosa de un mes estaba en la sequía más absoluta, tanto es así que incluso estuve jugando al Diablo 3 imaginaos la depresión que tenía encima para recurrir a eso.

Camino con una bifurcación

De pronto me surgió la inspiración, me animé mucho y comencé a escribir en el blog, definir mi próximo proyecto, comencé a concretar entrevistas….

Y cuando ya está todo en marcha surge otro proyecto que, a nivel personal, me llena mucho más porque se trata de escribir que, como he mencionado infinidad de veces, es lo que yo realmente buscaba.

No voy a tener que renunciar a nada afortunadamente, tal vez deba bajar el ritmo o cambiar la periodicidad. Pero creo que podré llevar todo…. de momento.

De este nuevo proyecto no puedo decir nada todavía, aunque a finales de agosto se confirmará o cancelará y entonces si podré hablar.

El «problema« sería que este nuevo proyecto funcionase realmente bien, entonces tendría que escribir mucho, y cuando digo mucho es mucho, como mínimo dos novelas al año… y entonces si tendría un problema para poder hacer algo más.

Pero que queréis que os diga, ojalá todos mis problemas fuesen que tengo que escribir dos novelas al año. Podría ser un sueño convertido en pesadilla, pero a fin de cuentas seguiría siendo un sueño.

Os mantendré informados, deseadme suerte.