Yo ya no me cuantifico… que paso de podómetros vamos


Llevo varios meses utilizando podómetros “modernos”, los llamados cuantificadores personales.  No me gusta utilizar ese término porque me parece excesivo, aunque imagino que queda mucho más bonito en titulares y artículos.

A través de éste año he utilizado de la marca el Fitbit One y el Zip, y de Withings estoy con su modelo Pulse desde el verano aproximadamente.  He pasado por varias etapas con estos aparatos, como si de una montaña rusa se tratase.  Me encantan, después pienso que no son para tanto, luego vuelvo a pensar que son imprescindibles y así hasta el infinito.
Lo más importante de éstos dispositivos es que si me dieron el empujón inicial para hacer deporte con más asiduidad, esta bien ver lo que haces una semana e intentar hacer un poco más la semana siguiente.  En twitter veo mucha gente que utiliza diversos dispositivos de las marcas que hay actualmente y le dan un gran valor al factor social para motivarse.  Yo personalmente prefiero competir contra mi mismo que contra mis amigos, pero está claro que en esa parte de superación es el eje central de éstos dispositivos y, por supuesto, el motivo por el que utilizarlos.
cuantificadores
Sin embargo, ahora que ya he conseguido habituarme a salir a hacer deporte varios días a la semana, un mínimo de 3, no los veo tan necesarios como hace unos meses, pero porque ahora valoro otras cosas y no un dato tan “bruto” como son el total de pasos al día, semana o mes.
Cuando salgo a hacer deporte utilizo una App en el iPhone de Polar, la Polar Beat.  Me gusta porque no solo me da la distancia, tiempo, velocidad y pulsaciones que es lo que dan todas.  Me gusta especialmente porque hace un análisis de la frecuencia cardíaca en reposo durante 5 minutos y te da un valor a tu condición física en ese estado.  Me gusta hacerlo al final del mes y ver como mes tras mes mejora un poco esa nota.
Y especialmente porque cada vez que salgo a correr hace un análisis entre la frecuencia cardíaca que tengo durante el entrenamiento y el ritmo llevado y en base a eso asigna una nota a esa sesión.
Puede parecer una tontería, pero especialmente al comenzar a correr se suele tender a preocuparse por la velocidad y mejorar nuestros tiempos, cuando lo más importante es hacer una buena base y conseguir bajar las pulsaciones, algo difícil pero que poco a poco se consigue.
Estos, en mi modo de ver mal llamados, cuantificadores personales solo se preocupan de medir la actividad y tampoco muy bien.
Lo único que nos ofrecen es pasos dados al cabo del día y, algunos, escaleras subidas, ¿y qué?  Por supuesto es un incentivo para hacer más deporte, pero que pueda llamarlo realmente cuantificador me faltan muchos datos.
Que pueda añadirle mis pulsaciones e incluso la tensión. Saber si he ido en bici, he nadado o hecho flexiones.  Si bajan mis pulsaciones y que ejercicios han contribuido a mejorar mi ritmo cardíaco.
Detalles, me faltan los detallase que es lo que realmente le da valor a las cosas y, en estos casos, solo veo juguetes muy caros que me puede aportar un podómetro de 30 euros.  Todo lo demás es marketing y, por supuesto, comunidad.
Nike sin duda es la que tiene una mayor comunidad que utiliza sus dispositivos y es gente con la que vas a poder competir para motivarte si te gusta eso y, desde luego, merecerá la pena pagar ese plus.
Pero para mí, que no me gusta especialmente ese factor, sino que busco otro tipo de mediciones, me estoy planteando seriamente si me merece la pena.

 

Polar Loop, el cuantificador personal que esperaba.


Si seguís mi blog sabréis que el tema de los “medidores de actividad” o “cuantificadores personales” si sois más modernos, me interesa bastante.  He estado utilizando el FitBit One y FitBit Zip de dicha marca y el Withings Pulse, que es con el que sigo actualmente.

Pero en todos estos dispositivos, y en el resto que conozco cmi son la Jawbone Up o la Nike Fuelband, tienen el mismo problema, no se enteran si estás haciendo deporte realmente.  Hay un producto que no se comercializa en España, el Body Media que tienen sensores para medir el calor de la piel y sudor y es un poco más preciso en cuanto al ejercicio que hacemos, pero tampoco es ninguna maravilla.

Si lo único que hacemos es caminar y correr estos dispositivos pueden ser una solución perfecta, pero si cambiamos de actividad como puede ser jugar a baloncesto, tenis o bailar ya no cuentan bien el ejercicio.   Sin embargo, si lo que hacemos es bicicleta ahí ya te puedes partir de la risa.  Yo un sábado hice una salida de 45 Km y me dijo que había hecho 6 kilómetros y afortunado por tener el Withings Pulse, que si llego a tener una pulsera como la FitBit Flex o la Nike Fuelband entonces no hubiese detectado ningún movimiento por tener la mano quieta en el manillar.

Pulsera polar-loop

Es cierto que algunos de estos dispositivos te permiten añadir actividades que has realizado, es decir indicar que desde la hora X a Y has hecho ciclismo o patinaje, pero eso no tiene ningún efecto salvo el saber nosotros que días y a que horas hemos hecho deporte.  Ridículo vamos y además, incómodo.

Por eso en cuanto me enteré de la noticia de que Polar, mi marca favorita en cuanto a pulsómetros se refiere, sacaba un dispositivo de éstos estaba seguro que habrían hecho algo en este aspecto y me lancé a buscar información.

El dispositivo es una pulsera, lo cual a mi no me gusta porque en bicicleta no cuenta nada, y el aspecto que tiene es de “seria”.  Es decir, una pulsera gruesa que salta a la vista que tiene buenos materiales y el enganche es grande, metálico y deja claro que no se va a soltar por accidente y perderse.  Es sumergible y puede utilizarse en natación, por lo que podemos estar tranquilos en ese aspecto.

 

Ahora viene lo que yo estaba esperando, se vincula con los pulsómetros bluetooth de Polar, tanto el H6 como el H7, que por cierto es el que tengo yo.  Esto lo hace para que nosotros podamos indicarle cuando empezamos a hacer deporte y seleccionar el tipo de deporte que vamos a realizar, entre los que está, por supuesto la bicicleta.

El propio dispositivo tiene una guía de actividades donde podremos elegir lo que vamos a hacer y así se nos quedará marcado.  Desde la App para iPhone o la propia página web podremos ver un calendario con la actividad que hemos hecho en el día a día y, aparte, si hemos realizado algún deporte ese día.  Una maravilla vamos.

Paneles Polar Loop

En la teoría, para mí, es el artículo perfecto, pero aún así tengo varias preguntas que, hasta que no lo tenga en mi poder, no podré resolver porque no encuentro información por ningún lado.  La primera y más importante es:¿ sí este producto con su App podrán interactuar de algún modo con la otra App que tiene Polar para el iPhone? Polar Beat que es la que yo estoy utilizando.

La segunda es:¿ sí habrá algún problema al enlazar el pulsómetro a dos dispositivos, uno sería el propio Polar Loop y otro el iPhone utilizando la App Polar Beat? Imagino que no, pero hasta que no lo pruebe no estaré tranquilo.

 

Sale a la venta el próximo mes de Octubre, a ver si está disponible desde su lanzamiento para España, y estará sólo para iPhone, lo cual aunque me extraña no me sorprende, su App de deporte Polar Beat como ya he dicho también está en exclusiva para el iPhone.

En cuanto la tenga queráis o no, os hablaré de ella.