Personajes de Dragon Ball

No entiendo que siga Dragon Ball


Soy de esa generación que creció con Dragon Ball, incluso la conocí como «Bola de Drac».  Crecí junto a él; conocí a sus amigos y enemigos. Vi su evolución y lancé junto a él su primera «onda vital».

Me encanta Dragon Ball sus carismáticos personajes, alocadas ideas, variados enemigos… Pero por favor, dejadlo muerto de una vez por los agradables recuerdos que nos trae a los fans.

Imagen Dragon Ball

Si miramos atrás vemos que la mejor parte es la conocida como «serie blanca» que corresponde a cuando Goku era un niño y da inicio la saga.  Esa parte es sin duda la que mejor historia tiene y logra tanto sorprendernos como emocionarnos.

Descubrimos y comprendemos el mundo en que nos movemos, aparecen aliados y enemigos. Sufrimos porque los rivales son poderosos y a fin de cuentas Goku (aunque excepcionalmente fuerte) solo es un niño que aún tiene mucho que aprender.

Pero a partir de ese momento no hay sorpresas, con la honrosa excepción del monstruo Buu y su historia, que dio un nuevo aire a la serie.

Sin embargo siguen con lo mismo y los fans siguen volviéndose locos con cada nueva película.  Algo que no entiendo porque antes de verlas ya podemos resumirla como: Aparece un enemigo más poderoso que Goku, le mete una paliza sin esforzarse, Goku se pica y entrena mucho, alcanza una nueva evolución y le gana.

No lo entiendo, pero no solo no lo entiendo si no es que incluso me cansa el pensar que va a salir algo nuevo sobre esta saga; o quizá no es que me canse sino que me desgarra el corazón que sigan machacando la franquicia que marcó mi infancia.

A los que les guste que sigan sacando cosas me alegro por ellos, pero desde luego yo no formo parte de ese grupo y no lo lamento. 

Conjunto de plumas de caligrafia

Dos semanas escribiendo un artículo a diario


Llevo dos semanas consiguiendo publicar un artículo a diario en el blog.  Tras más de diez años puedo decir que nunca había publicado tanto, ni sumando dos meses seguidos.

El haber logrado este récord personal se debe a varios factores.  El primero de ellos es la vergüenza por tener abandonado el blog; lo que iba a ser la herramienta que me ayudase a cumplir mi sueño de terminar una novela estaba abandonado sin miramientos.

Set de escritura tradicional

El siguiente es tener claro mi próximo proyecto: realizar entrevistas de forma presencial y gracias a ello aprender a organizar mejor un guión, ordenar mentalmente las tomas de video, aprender a editar… Todo son pequeños factores que ayudan a que una historia sea interesante y, sin duda, es lo que quiero aprender a hacer.

Y el último y no menos importante es que me he dado cuenta que lo importante es hacer algo, estar en movimiento.  Es mejor escribir malos artículos que no escribir ninguno, si te esfuerzas e intentas hacerlo mejor terminas mejorando.

No voy a engañar a nadie, es imposible que todos los artículos sean interesantes pero a mí me ayudan a filtrar las ideas, organizarlas, construir las frases y eso, (a largo plazo), es lo que me ayudará a poder escribir una novela.

Por el camino me ayuda a no tener miedo de hacer las entrevistas, seleccionar las preguntas o temas que quiero tratar.

Me di cuenta que el proyecto inicial con el que quería comenzar era demasiado ambicioso, no pasa nada, di un paso atrás y busco ejercicios para reforzar las bases; que la musculatura recupere su tono y entonces se afronta el reto mayor.

Si queréis hacer algo hacedlo, no os importe hacerlo mal, si perseveráis poco a poco iréis mejorando.  Si os quedáis quietos porque os sale mal siempre seguirá saliéndoos mal.

Despertad, esto no es Matrix donde las cosas se aprenden porque os añaden un software.

Cartel promocional de Miss Sherlock

Miss Sherlock, deliciosamente mala


Hace unos días me dí de alta de nuevo en HBO (el periplo de mi experiencia con las plataformas de streaming y descargas lo dejo para otra ocasión) y lo primero que hemos visto ha sido la serie Miss Sherlock.

Es una serie de muy bajo presupuesto y pensada para un mercado que no es el nuestro. Pero el personaje de Sherlock me fascina y me trago cualquier versión que hagan; sumado al hecho de que me encantan: las películas, mangas, animes, música y todo lo que provenga de esos lares la convirtieron en la serie perfecta para estrenar la plataforma.

Actrices de Miss Sherlock

Ya lo he dicho en el título, la serie es mala, pero eso no es malo aunque parezca contradictorio.  El presupuesto debe ser irrisorio y con ver tres minutos de la serie se nota, pero da igual. Las actuaciones son exageradas y abusan de las «poses» arquetípicas, las tramas parecen sacadas de novelas juveniles… Pero me encanta la serie.

Los personajes de Sherlock y Watson tienen «algo» que te hace adorarlas.  Quizá sea esa actuación tan exagerada; a Sherlock se le intenta dar una actitud «masculina» siendo: grosera, maleducada e incluso parece que disfrute dejando en ridículo a la gente. Imagino que será algo para que enganche más a las mujeres japonesas, hablo desde el desconocimiento claro por pura hipótesis.

Watson es el contrapunto perfecto porque es una mujer muy cumplidora de la férrea disciplina nipona, respetuosa de las tradiciones, de las apariencias e intenta corregir a Sherlock en todo momento y se disculpa por sus acciones.

Si alguien intenta ver una serie magistralmente elaborada, con unos personajes muy desarrollados, una trama bien hilvanada y profunda que ignore por completo esta serie.

Sin embargo si buscáis algo ligero, entretenido y diferente esta serie es perfecta para una calurosa tarde de verano.

Super Héroes, Cine Western, Terminator y la mentalidad Americana. El primer plano en el lenguaje cinematográfico.


Si hablamos de cine y le pedimos a la gente que utilice un adjetivo calificativo la mayoría dirá que es: “entretenimiento, diversión o similar”.
Esto por supuesto es cierto, y ahí radica uno de los mayores peligros que atenazan a este arte. Pero de ello hablaré en otra ocasión porque hoy quiero centrarme en como el lenguaje cinematográfico y la utilización de un tipo de plano concreto cambia por completo el mensaje que es capaz de enviar una película, y como recibimos ese mensaje nítidamente sin ser conscientes de ello.

Como ya viene siendo habitual me gusta utilizar como base una película del género Western, principalmente porque creo que ahí se crearon los cimientos del cine. Se experimentó con los: planos, historias, perfiles de personajes… Por supuesto todo se ha pulido, pero si queremos buscar un género que podamos decir que sentó las bases de lo que hoy es el cine ese es, sin duda, el Western. No vayáis a pensar que es porque soy un gran aficionado a este género, nada más lejos de la realidad, pero mi padre si lo es y de pequeño no me quedo más remedio que tragarme cientos y cientos y de estas películas clásicas.

Pero hoy voy a utilizar una película de ese género: “Raíces profundas” de 1953 y otra más moderna como es: ”Terminator 2“de 1991, todo ello aderezado con Jesucristo y el mensaje bíblico.

Ya he comentado en otros videos que la base de todas las historias suelen ser similares y con clara inspiración en La Iliada. Eso es porque las motivaciones humanas son muy básicas, a fin de cuentas somos seres con unos instintos primarios comunes y todos reaccionamos de forma similar ante determinadas historias o estímulos.

En esta ocasión, en ambas películas, tenemos como protagonista a un niño. Con el cual podemos empatizar los adultos pero que facilita que un niño se ponga en su papel.
Esto hace que la historia incremente exponencialmente el público al que va dirigida, pero también que el mensaje que quiere transmitir va a ser más sencillo de comprender para todos.
La utilización de niños como protagonistas se usó mucho en la década de los 80 y 90 pero ahora, por desgracia, se está dejando de hacer. También hay que tener en cuenta que esa utilización de protagonistas dificulta mucho el trabajo de guionistas porque en los adultos suelen sentir rechazo ante las películas con estos protagonistas porque piensan que son “para niños”.

Y como elemento iniciático de la historia y del camino que debe recorrer este niño encontramos un viajero, un desconocido al cual rodea un halo de misterio y que se convierte en el salvador, alguien ajeno a nuestras vidas hasta ese momento pero que está dispuesto a sacrificarse por nosotros sin pedir nada a cambio.

En un caso es un pistolero que ya no quiere serlo, arrepentido de su pasado quiere utilizar su habilidad que tanta repulsa le genera.
En el otro tenemos una máquina de matar, un Cyborg que viaja al pasado para ayudar a quien intentó asesinar previamente. Y debe hacerlo enfrentándose a una versión más moderna y letal de sí misma.
Pistolero y Cyborg viajan para ayudar a los indefensos porque alguien tiene que hacerlo, porque se arrepienten de su pasado y este es su viaje de expiación.

Ahora centrémonos en el Western porque tiene mucho que analizar, aunque no lo parezca, y nos ayudará a entender el cine actual… Y actual de 2018 no como Terminator que es de hace casi treinta años.

Si analizamos la película vemos que hay una cantidad de primeros planos abrumadora, no es normal que en una película se abuse tanto de este recurso.
Esto hizo que el realizador replantease la película y el montaje por completo por la necesidad de usar planos adicionales cortando escenas varias veces para incluirlos.
A un espectador ocasional puede parecerle trivial pero es algo crítico porque hace que cambiemos como recibimos la historia y el mensaje que nos transmite.
Con una utilización “normal” de planos generales, medios y detalle podríamos ver esta película y pasaría a ser una película de acción más.

Sin embargo con este recurso logran que veamos la película desde la perspectiva de un niño.
El misterioso forastero que nos ayuda de manera desinteresada representa la justicia, la esperanza. A todos nos queda claro su pasado como pistolero, pero el niño no lo sabe, lo imagina y espera que así sea, es su esperanza porque sabe que su familia y vecinos tienen problemas y ellos solos no van a ser capaces de resolverlos.

Los primeros planos enfatizan en todo momento que somos un niño inocente y la historia que estamos viendo debe ser interpretada como si nosotros fuésemos ese niño.
Vemos como amenazan a nuestro padre, como está preocupado y lo habla con nuestra madre.
Como niños que somos le contamos esto al forastero y que tanto ellos como nosotros nos alegraríamos si se quedase a ayudarnos.
Escuchamos las conversaciones con los vecinos, sabemos que va a haber pelea y que los adultos están preocupados, pero en nuestra cabeza nuestro padre y el forastero son invencibles porque ellos son los buenos, tienen la razón y la justicia debe prevalecer.

En una lectura más profunda nos exponen el problema de Estados Unidos, en una época de expansión se crean infinidad de pequeños poblados en los que no hay oficina del Sheriff por lo que reina la ley del más fuerte. Por eso es necesario que haya héroes que decidan hacer lo correcto, que impartan justicia allá donde no llega la ley de forma oficial.
Esa idea prevalece hasta nuestros días, donde es fácil encontrar esos principios en las películas de Super Héroes que inundan las pantallas de todos los cines como lo hizo el Western en otra época…. Aunque de esto ya hablaré otro día profundizando mucho más en el tema.

Estas mismas escenas, eliminando el punto de vista del niño sería otra película en la que hablaríamos sobre la opresión del fuerte, la impotencia y sumisión que deben soportar los débiles y como la Justicia termina ganando.
Sin embargo, al colocarnos en el punto de vista del niño estamos DESCUBRIENDO la idea de la Justicia. Vemos que existen las personas que son conscientes de que pueden hacer lo que quieran por el mero hecho de tener más poder y que no debemos consentírselo porque eso es injusto.
Nos están mostrando que todos unidos podemos hacer frente a esos abusos y que como nuestra causa es justa lo lograremos.

Y lo más importante es que tanto antes como ahora estas películas “de moda” se van a ver en familia porque gustan a padres e hijos.
Los padres perciben el mensaje de la *revolución* contra la opresión y los niños la *revelación* de que existe la injusticia y que los débiles unidos pueden derrocar a esos seres malvados y codiciosos.

En Terminator es similar, vemos como un niño protegido por una máquina de matar es capaz de imbuirle sentimientos. Enseñarle que matar a inocentes no está bien, que no debemos abusar de nuestro poder por el mero hecho de tener ese poder. Al igual que todos los superhéroes hacen en las películas actuales. Aunque al principio el niño quería aprovecharse de ese poder y al ser consciente de lo que era capaz es cuando se dio cuenta de que eso estaba mal y siguió el camino correcto.

Y la parte más importante, y donde suelen fallar todas las historias, el final. Ambas películas tienen un final magistral.
El pistolero, tras derrotar a los villanos recoge sus cosas y se marcha. El niño va detrás implorándole que se quede, que hará muy felices a todos; pero el pistolero ha cumplido su misión ahí y debe continuar su viaje de expiación para continuar ayudando a las personas a las que la Ley no puede ayudar por estar muy lejos.

En Terminator la propia máquina, que ahora es capaz de sentir empatía y tiene sentimientos hacia el niño que ha estado protegiendo sabe que debe destruirse porque es lo mejor para seguir protegiéndolo.
En su interior lucha contra su deseo de seguir estando junto a él y protegerlo, al igual que el pistolero querría quedarse con esa familia, ayudarlos y ver crecer al niño, pero no es lo correcto y lo más importante para ellos es hacer lo correcto.

Por eso en el Western vemos como el antiguo pistolero se aleja en solitario hacia las montañas, y en Terminator vemos esa magistral escena en la que se funde y dice esa frase que todos tenemos marcada a fuego: “Sayonara Baby”.

Centauros del desierto y lenguaje cinematográfico : Ciclo Western II


Centauros del desierto es una película magnífica si queremos comenzar a aprender el lenguaje cinematográfico y como se usan escenas que, sin usar palabras, expresan sentimientos que estas no lograrían.
https://www.youtube.com/watch?v=u07kA-AV9Pw
Es posiblemente una de las películas más famosas de este género. Es una película de 1956 y es un completo viaje Homérico, trasladado, como suele ser habitual al cine. En estos casos es sencillo porque intercambiar el proceloso mar por el infinito desierto y los barcos por caballos o caravanas es rápido de asimilar como ya vimos en el primer video de esta serie sobre el Western, os dejaré el enlace por aquí arriba por si queréis ver la primera parte.

Me voy a quedar con el inicio y el final, donde realmente está todo el peso del mensaje y quedándonos con esas dos partes es más sencillo que veáis la importancia del lenguaje cinematográfico y como, me temo, se está perdiendo esta sutileza. No por culpa del cine como tal, sino porque los espectadores demandan efectos especiales en lugar de profundidad argumental y tener que invertir energía en pensar.

Es muy importante que recordemos como comienza la película; con una habitación a oscuras en la cual se abre la puerta y se ve el exterior, un desierto infinito de luz.
Una silueta se perfila en la puerta y sale al exterior, poco a poco van saliendo más miembros de la familia porque ven acercarse a alguien.
Este juego con el interior de la casa, salir de la sombra a la luz, el viajero que se acerca…. Deja claro que esa familia pertenece a ese lugar y a esa casa y el viajero, pese a que es bien recibido e invitado a entrar no pertenece ahí.

En la presentación descubrimos que es Ethan un antiguo soldado confederado, uno de los fanáticos que no aceptó la rendición y se negó incluso a ir al acto de rendición y, tras la derrota, ha estado diez años vagando sin siquiera comunicarse con su familia.

En todas las series y películas se obcecan en reducir la guerra de secesión a la lucha por abolir la esclavitud… Cierto es que era uno de los factores, pero como todas las guerras el problema era por el dinero; una economía basada en la Industria como era el norte contra otro basado en agricultura y ganadería, el Sur. Pero este no es un canal de historia.

Vemos como que ni el que regresa al hogar, ni sus familiares, están cómodos con la situación. Desde luego es un familiar y se alegran pero hay tensión en el ambiente.
Durante la cena de bienvenida, reunida toda la familia por primera vez en diez años vemos una situación muy incómoda cuando llega un joven que fue recogido siendo un niño por el propio Ethan y llevado a su casa. Pero ahora se ve que es mestizo y Ethan se lo recrimina, incluso dice que lo salvó por pura casualidad… Algo que no viene a cuento y deja a toda la familia en un incómodo silencio.

Sin embargo también queda claro que Intenta cambiar, aceptar la nueva situación y regala a una de sus sobrinas una medalla que ganó durante la guerra como si no tuviese ya ningún valor para él… Mostrando en esa escena que quiere dejar atrás su pasado y ser una nueva persona, pero no termina de conseguirlo.

El mensaje de la película queda claro cuando llegan a casa los antiguos camaradas de Ethan, que ahora pertenecen al ejército de los Estados Unidos y lo dicen con orgullo.
Las películas siempre tienen una carga política, y aquí deja claro que los Estados Unidos te perdonan aunque hayas sido un soldado confederado, solo tienes que aceptar la derrota y reconocer el nuevo orden establecido.
Sus antiguos compañeros tienen hogar, familia, nuevos cargos y viven felices…. Ethan que no lo acepta lleva diez años vagando solo por el desierto y es un extraño en su propia casa.

Ahora llegamos al núcleo de la película, los Comanches tienden una trampa para que los hombres se alejen y poder atacar y quemar las grandes. Durante ese ataque secuestran a las sobrinas de Ethan y este es el viaje de expiación que debe emprender para rescatarlas y salvar lo poco que le queda de familia.

El único familiar vivo que le queda es el muchacho mestizo que rescató de pequeño, que viaja con él en esta odisea que deben emprender persiguiendo a una tribu de la cual solo saben el nombre del líder.
Dos personas que no se soportan, el antiguo Sur cargado de prejuicios contra El nuevo Estados Unidos de Norte América en el que todos son bienvenidos, sin importar su nacionalidad, creencias, color de piel…

Durante este viaje conocemos a los dos personajes, vemos la frialdad con la que Ethan trata al muchacho, y el profundo odio que Ethan siente por todo y por todos. Incluso cuando encuentran por fin a la tribu que tiene secuestrada a su sobrina, tras cinco años y descubre que ha sido totalmente asimilada y se ha convertido en una comanche más su primer instinto es matarla. Un familiar suyo no puede convertirse en un vulgar comanche…
Solo la intervención de su sobrino adoptado evita que la mate… Y casi los mata a los dos.

Sin embargo, tras estos cinco años, analizando las cosas fríamente, viendo lo valiente y honrado que es su sobrino mestizo y viendo la importancia real que tiene la familia cambia.
Esto queda claro cuando consiguen refuerzos y asaltan el poblado Comanche, su sobrina huye y Ethan la persigue y acorrala. Es ahí, cuando están los dos solos cuando Ethan la agarra, eleva hacia el cielo en señal de perdón y reconocimiento. Un gesto por cierto muy utilizado en el cine la coge en brazos y se la lleva de regreso a casa.

Y es aquí, al final, cuando debemos recordar como comenzó la película y la importancia de las luces, sombras y la puerta de la casa con el mensaje que nos transmitió para ver que nos dicen ahora estas luces, sombras y puertas.

Regresan a casa, la familia de la chica con la que va a casarse su sobrino y va a adoptar la chica porque la conocen desde pequeña.
Se alegran de ver que regresan, se dan abrazos y entran en casa, pasando de la luz a la oscuridad. En este caso la oscuridad de la casa indica lo íntimo y personal que es ese sitio; un lugar para la familia.
Van entrando todos pero Ethan se queda fuera, se da la vuelta y vuelve a dirigirse al desierto y la puerta de la casa se cierra.

Ethan ha cambiado, ha expiado sus pecados en esta búsqueda incansable de cinco años, es otra persona y ha aprendido que ya no es un soldado confederado.
Pero aún así esa es su familia, ha pagado su deuda pero su sitio no está ahí, ahora debe buscar su propia familia y forjar así su propio hogar.

Como veis con escenas de pocos segundos nos transmite muchísima información, una película que sin duda os recomiendo ver y fijaros en las luces, expresiones, sutilezas de los diálogos incluso.

Espero que os haya resultado interesante, un saludo y hasta la próxima.

Scooby Doo y los valores que transmiten los dibujos a los niños


Cuando hablamos de dibujos animados normalmente se asocia con entretenimiento infantil; aunque cada vez se hacen más series o películas de animación que buscan entretener a los más pequeños pero que gusten a los adultos con unos mensajes más profundos como analicé en el video sobre el camino del héroe y One Punch Man.

Pero quedándonos solos en el ámbito del público infantil y las horas que se pasan durante años viéndolos deberíamos preguntarnos si además de entretenerlos les aportan algo, que valores inculcan a los niños estos dibujos que tanto les gustan.
https://www.youtube.com/watch?v=38r7Iv05sDA
Por regla general estos personajes tan queridos tienen una pronta fecha de caducidad, por ello he escogido a Scooby Doo que es uno de los más antiguos que sigue siendo recordado… Y de paso veremos también los nefastos intentos para adaptarlo a nuestros días.

Para que una saga triunfe se basa en dos pilares fundamentales: unos personajes carismáticos con los que empatizar y un hilo argumental claro al que siempre le sea fiel la historia que cuenten.

El hilo argumental que se usa en Scooby Doo es sencillo al igual que los valores que aporta, pero en realidad son complejos y de ahí surge la magia de este personaje; muestra de forma sencilla algo que a los adultos puede parecer trivial. Los monstruos no existen, si tenéis niños conoceréis el miedo a la oscuridad, los terrores nocturnos, pesadillas… Es un mensaje importante para ellos.
Pero ahí no se queda el mensaje. ¿Te encuentras ante un peligro? Se lógico, primero corre y ahí tenemos a Shaggy y Scooby maestros en el arte de la escapada. Pero no te limites a correr, analiza la situación y busca una explicación lógica para descubrir que ocurre en realidad, y Velma es la mejor para ello.
Y sobre todo se valiente, aclara las ideas y busca una solución al problema, de lo cual se encarga Fred…

Esos son los personajes con los cuales es fácil empatizar y cogerles cariño. En Scooby Doo tenemos un perro gigante, tragón, capaz de hablar al que es fácil coger cariño. Junto a él vemos a su fiel amigo Shaggy que es su representación humana.
Ambos pertenecen a un grupo de amigos aficionados a resolver misterios, lo cual siempre llama la atención de niños y adultos.
Liderando el grupo tenemos a Fred Jones, fuerte, valiente y al que siempre se le ocurre una forma para atrapar a los monstruos. Como contrapunto femenino tenemos a Velma Dinkley, todos los estereotipos de “chica empollona” se centran en ella. Es el cerebro del grupo, la que se encarga de recopilar todas las pistas y hechos que los chicos descubren por accidente y no relacionan con el caso, es ella la que va uniendo las piezas del puzzle hasta encontrar la solución.
Y en último lugar está Daphne…. Cuyo papel es ser la chica florero que bebe los vientes por el macho alpha del grupo. Aunque en la última versión de esta saga que voy a a analizar esto se cambio, afortunadamente.

Ahora centrémonos en el último intento en formato serie que se hizo de este mítico personaje: Scooby Doo Misterios S.A., que cuenta con dos temporadas y finalizó en 2013.
En un primer momento me pareció magistral, una oportunidad única para unir a padres e hijos en una serie que gustase a ambos; porque Scooby sigue gustando a los niños y además la serie está llena de guiños y menciones a la serie clásica original para que los padres recordemos lo bien que lo pasamos viendo esta serie.

Pero no es solo eso, porque como ya comenté se ha profundizado más en los personajes y se les ha añadido matices. Fred ya no es el típico macho Alpha, tiene defectos, solo piensa en las trampas y es un niño que no quiere crecer. Daphne no es una chica florero, es fuerte, inteligente, además una experta luchadora.
Velma, Shaggy y Scooby pese a que también tienen algún cambio son menores porque sus roles siguen siendo válidos.
En esta serie se ha intentado enfocar a un público más adulto que la serie original, buscando a los adolescentes en lugar de los niños pequeños. Por ello vemos los conflictos amorosos entre Fred y Daphne e incluso entre Velma y Shaggy…. Te quiero pero no lo sé, ahora salimos ahora no nos hablamos…
Algo que han decidido meter y también ayuda a profundizar en las relaciones no ya solo entre parejas, sino incluso entre amigos. Como el episodio en el que Scooby descubre que Shaggy y Velma salen y se siente desplazado y traicionado; debo reconocer que me sorprendió esta inclusión, pero me parece perfecto que esta serie trate esos temas que en los preadolescentes y adolescentes tantos quebraderos de cabeza da.

Cuando comenzamos a ver la serie todo parece correcto, hay monstruos, se investiga el caso recogiendo pruebas se prepara una trampa y se descubre que era una persona normal y corriente.
Pero notamos algo raro, distinto… Todo es más oscuro, se le quiere dar un aire a misterio excesivo y se sacan nuevos personajes demasiado tétricos. Desde luego no es el Scooby que recordamos, pero nos sirve.

Sin embargo es en la segunda temporada donde todo se va al traste. La serie está pensada para los padres, no para los niños.
Es una oda a los años ochenta y noventa. Encontramos guiños constantes como un episodio entero dedicado al juego de Rol Dragones y Mazmorras, a las películas de Indiana Jones… Lo cual está muy bien, si se hace bien, porque nunca debemos olvidar que ante todo debe gustar y enseñar a los niños.

Y no les gusta, les da miedo y Scooby Doo jamás debería dar miedo a los más pequeños.
Se vuelve oscura y ya no nos enfrentamos solo a personas disfrazadas, hay algo más, algún poder oculto que escapa de todo control.
Y es aquí cuando nos traicionan, no solo eso sino que eligen a Velma, la que siempre ha insistido en que no existe ningún poder oculto ni hecho que la ciencia pueda demostrar la elegida para ello.

Por si esto fuera poco deciden terminar mezclando a Scooby Doo con el maestro LoverCraft haciendo que Cthulhu sea el monstruo al que deben derrotar y que ellos han sido unos meros peones a los cuales ha manejado para sus propósitos.
Desde luego si fuesen otros personajes, otra historia y enfoque me parecería genial, una serie soñada para un adulto… Pero no es Scooby Doo, no es una serie que yo pueda ver tranquilamente con mi hija pequeña.

Para colmo o como excusa mejor dicho, deciden trasladar al intrépido grupo a una realidad alternativa en la que sí existen los monstruos para así tener una excusa definitiva para poder cargarse la serie, los personajes y los buenos recuerdos de nuestra infancia.
Además lo hacen enviándolos a la Universidad de Miskatonic, una Universidad muy conocida para todos los aficionados a LoverCraft.
Afortunadamente llegados a ese punto se canceló la serie cortando este despropósito.

Una serie debe tener claro su objetivo final; se pueden hacer cambios y es bueno porque todo debe evolucionar y saber adaptarse a los nuevos tiempos.
Esto lo vimos cuando analicé la nueva adaptación de Jumanji, es distinta para el mensaje se mantiene y esa es la regla que se rompió en Scooby Doo arruinando lo que podría haber sido una magnífica puesta al día.

Películas que nunca debieron existir: Evil Toons


Cuando veo que a una película mala se le da una puntuación de 2 o 3 estrellas, puntos o lo que queráis me parece desaprovechar una valoración.

Si analizamos fríamente el espectro de las películas malas tenemos muy poco margen de maniobra. Hay películas malas, aburridas, malas pero divertidas e incluso algo que ocurre tan pocas veces que es digno de mención, una película que de tan mala que es se convierte en buena.

Por ello he decidido crear una sección en la que voy a crear la “Escala mierder” así con acento Alemán que parece que le da más empaque por idea de mi amiga Inma.
De esta forma tenemos una escala del 0 al 10 para valorar lo tan mala que es una película y permite crear un mayor espectro para ubicar mejor estas obras de arte. Así una película mala con dos o tres puntos es simplemente “mala” pero una película con un nueve o diez es una gran montaña de….

Para arrancar esta sección voy a comenzar con una gran mala película, Evil Toons…. Pero como siempre digo, primero pongamos en contexto esta película.
El Director es Fred Olen Ray nombre que en un principio yo pensé que era un seudónimo inventado porque al director le daba vergüenza haber dirigido esta película pero no, nada más lejos de la realidad. No solo es el nombre del director sino que además es una eminencia en el cine de bajo presupuesto…. Por definir de algún modo su estilo.
Ha dirigido más de setenta películas, la primera de ellas en 1971 y aún a día de hoy sigue activo estrenando este 2018 Killer Son in Law.
Si esto ya es meritorio además ha publicado varios libros y ha sido luchador profesional utilizando el nombre artístico de “El Fabuloso Freddie Valentine”. Desde luego su vida parece muy interesante, queda claro que es un hombre inquieto y trabajador.

Diciendo el título de alguna de sus películas nos hacemos una imagen mental rápida de su obra: “Sasquatch Vs Chupacabra” “Super Tiburón” o “El Cambio Mortal”.
Pero hay más, este director tiene el honor de ser el creador de la famosa y prestigiosa saga Bikini.
Estrenando la última de ellas Bikini Frankenstein en 2010; toda una saga mítica con unos fieles seguidores… No he tenido el placer de ver ninguna de ellas… Y no creo que vaya a hacerlo, pero estos detalles nos van a ayudar a comprender mejor el estilo único del Director.

Si me fijé en esta película es por el actor de lujo que participa en ella, que no es otro que David Carradine… Si alguno no lo conoce puede que si os digo “El pequeño saltamontes” lo ubiquéis mejor. Su último gran papel digno me atrevería a decir que es cuando hizo de “malo” en Kill Bill.

Los primeros minutos de la película son mágicos, un ángulo torcido, una noche tormentosa y un hombre vestido de forma misteriosa que avanza hacia una casa.
Mira un libro que lleva abrazado éste le habla por lo que se asusta y lo suelta…
Entra en la casa se dirige a lo que imagino será el salón y ahí, perfectamente montado encontramos una horca improvisada para que nuestro misterioso personaje haga uso de ella no sin antes amenazar al libro que se queda ahí tirado…

Como película de serie B barata pues oye, ni tan mal, en peores plazas hemos toreado como suele decirse.
Pero a partir de ahí todo cambia y en la siguiente escena queda claro cual es el género de esta película. Porque desde luego no es el terror, la fantasía ni ningún otro conocido.
Como pista voy a poneros el título que se le puso en España, y por primera vez debo decir que es mejor o mejor dicho más fiel la traducción que el original.

En la época actual…. actual de 1990 quiero decir, vemos como cuatro chicas salen de una furgoneta conducida por el que es su jefe, descargan utensilios de limpieza y explican que su trabajo es quedarse el fin de semana en esa casa y limpiarla porque lleva años deshabitada y van a entrar sus nuevos dueños.

La escena en que descargan los objetos de la furgoneta deja claro el espíritu de la película…. Pero no es por la posición de las chicas, sino por el jefe.. ¿Habéis visto a alguien fumarse un puro así? ¿y más aún sin siquiera encenderlo? ¿No os recuerda a alguien?

Antes de continuar debéis tener otra cosa en cuenta “se supone” que estas chicas tienen quince años, porque están en el instituto… Pero claro si aceptamos que Dylan el de Sensación de vivir era un adolescente esto no debe suponer ningún problema, solo lo aclaro para que tengáis una idea completa de lo perturbada de la mente de este consagrado director.

A partir de aquí ya todo da igual, vemos como este buen señor ha creado un nuevo género cinematográfico, el “pajilleril” y todas las escenas están pensadas únicamente para que las chicas enseñen cacho y a ser posible que se queden con las tetas al aire. De cada tres planos es casi seguro que en uno de ellos van a salir culos o tetas.
Porque como ya explicó de manera magistral Alvin Sich en su canal de YouTube lo único que importan son….

Esto de por si podría llegar a entenderlo. en el cine se vivió la época del destape; fenómeno que en España se produjo unos años más tarde debido a la fuerte censura de la época de Franco. Muchos, los que podían permitírselo claro, viajaban hasta Francia para ver allí películas como “El portero de noche” o la famosa “Enmanuelle” ambas de 1974.
Quizá por eso durante muchos años estuvimos inundados de las “famosas” películas de Pajares y Esteso… Pero eso fue a finales de los 70 y principios de los 80. Es más, comparando esas películas tienen una llamada “El ligero mágico” de 1980 con una ambientación también de misterio o terror como Evil Toons y que es es mucho mejor.
Esta película es de la familia por así decirlo de la mítica saga “Porkys” que es de principios de los 80; tengo la sensación de que este director se quedó estancado en esa época y no acepta el paso del tiempo.

Centrándonos ya en la película todas las situaciones son ridículas y se suceden una detrás de otra… En primer lugar la casa que se supone está deshabitada desde hace años está limpia, ordenada, amueblada… Y para que sepamos que es una casa endemoniada tienen un cuadro de Jesucristo en la cocina; haciendo una clara alusión a que los anteriores habitantes sabían que algo demoníaco vivía en ella y buscaban así su protección.
Por pura curiosidad ¿alguno de vosotros tiene un cuadro de Jesucristo en la cocina? No se, a lo mejor es algo habitual en Estados Unidos y estoy equivocado.

No hay tensión ni suspense en ningún momento, todo lo intentan lograr a base de diálogos nombrando constantemente a Satán y siendo las chicas las que dicen que “esto da muy mal rollo”.
Mención especial al vecino que aparece para decir que solo ha ido a conocerlas para cuando tenga que reconocer los cadáveres.
No viene a cuento, no hay sensación real de peligro y queda artificial. La máxima cuando se crea una historia es “no lo cuentes, muéstralo” y aquí no muestran nada en absoluto… Bueno, salvo culos y tetas claro.

Por ejemplo cuando están las chicas por la noche en el comedor una de ellas decide hacer un striptease a sus amigas para entretenerlas; algo totalmente normal vamos ¿quién no ha hecho nunca un striptease a sus amigos para entretenerlos?

No merece la pena comentar nada más del argumento, se pretende que sea una película de terror y para ello vemos de vez en cuando a Carradine observar los acontecimientos sin intervenir nunca, surgiendo de la nada.
Y me gusta mucho como utilizan este recurso porque aparece de forma aleatoria y cuando se marcha levanta el brazo para taparse la cara con la capa… Ahí denota que estamos viendo una película de misterio de las buenas.

Aparece el monstruo, posee a una de las chicas aprovechando por el camino para mostrar desnuda a la chica varias veces y ésta comienza a cargarse a todo el que pilla.
El vecino llama al jefe de las chicas para que vaya a investigar porque oye ruidos y gritos, luego va él también a ver que ocurre y pese a que se descubren cadáveres por todas partes a nadie se le ocurre coger la puerta y salir corriendo.
Ahora ya todo son peleas ridículas con “el monstruo” entre chicas cuyo principal objetivo es romper el camisón de la contrincante para que se vean las tetas y una vez logrado esto a por la siguiente.

Al final por supuesto, cuando ya solo queda una chica aparece Carradine para cargarse al monstruo y destruir el libro.
Y como no nos hemos enterado de nada en toda la película porque estábamos muy ocupados viendo culos y tetas… Bueno por eso y porque no han explicado nada en ningún momento, pues se sientan los dos tranquilamente en el sofá; como haría cualquier persona que ha visto como matan a sus tres amigas, al novio de una de ellas y a su jefe claro.
Carradine se supone que explica la historia…. pero tampoco lo hace, desaparece y todos vuelven a la vida porque…. porque…. No se, porque el monstruo era un dibujo y nada a sido real, o un sueño o yo que se….

Así que, resumiendo, tenemos una película de bajo presupuesto, con un guión que debieron escribir tres amigos en una noche de borrachera viendo Quien Engaño a Roger Rabbit, unas actuaciones acordes a la situación de lo humillados que debían sentirse todos por aceptar trabajar en esa película y una dirección nefasta.
Por todo ello esta película alcanza una puntuación total de 8 en la “Escala Mierder”. Película recomendaba para un grupo de amigos que no tengan nada mejor que hacer una noche más que beber cerveza y ver una película de culos y tetas .

Y por mi parte nada más que añadir sobre esta magnífica obra de arte, un saludo a todos y hasta la próxima.