Icono del AppStore de Apple

Apps, deseos y usuarios que no saben leer


Las App Stores están llenas de aplicaciones magníficas para todo tipo de funcionalidades. Algunas son verdaderas joyas y hay empresas qeu se han destacado por su saber hacer, su continua evolución y seguir aprovechando los nuevos sensores y procesadores de los dispositivos.

Pero también es cierto que las App Store están llenas de personas que una de dos: o no saben leer o leen y se imaginan lo que quieren leer.

Recientemente estoy disfrutando mucho cacharreando con una App que llevo usando más de un año, pero que es a raiz de la última actualización es cuando más uso le estoy dando y más estoy profundizando en ella. Se trata de AutoSleep, una gran App que da muchos datos sobre como duermo, de la cual hablaré en un futuro..

Icono de la App AutoSleep

Esta empresa a desarrollado más App, una de ellas es un despertador que analiza nuestro sueño y, en función a los ciclos de sueño nos despierta cuando considera que es el momento óptimo para ello. Se trata de AutoWeek, Smart Sleep Alarm.


Función despertar de la App AutoSleep

Considero que la utilidad de esta App está muy clara, pero por si acaso voy a resumirla en una especie de pequeño esquema:

  • Analiza tu sueño
  • Calcula cuando has dormido lo suficiente
  • Te despierta al cumplirse el requisito anterior

¿Es sencillo su planteamiento? A mí por lo menos me lo parece, pues miremos los comentarios de esta App por favor.

Descripción de la App AutoSleep

Una alarma que suena cuando tu quieres que suene… Si tan solo buscamos eso ¿para qué pagamos por una? La que viene con el propio teléfono ya cumple esa función ¿nó? ¿Para qué va una empresa a desarrollar una alarma que haga lo mismo que la que viene instalada por defecto en el propio teléfono? Imagino que este usuario se refiere a que si asignas una hora siempre te despierte a esa hora. Pero no es la función de la App, tú le indicas la hora a la que quieres que te despierte, pero esta App está pensada para despertarte “alrededor” de esa hora sin interrumpir los ciclos de sueño. Es una aproximación, no una hora fija.

Desde luego esta alarma no es para todo el mundo, está pensada para aquellos que, por razón de su trabajo o su día a día no necesiten madrugar o tienen un amplio margen. Aquellos que se quieren despertar en el momento óptimo y que no quieren quedarse remoloneando en la cama o que deben brincar de ella en cuanto suena la alarma. Yo por ejemplo que tengo que levantarme a las 5:25 de la madrugada para ir a trabajar no me planteo utilizar esta App de despertador porque como bien indica el comentario no me sonaría nunca.

Pero no queda ahí la cosa, veamos otro comentario…


Comentario de la App AutoSleep en el App Store

No funciona, es decir que también considera que es una alarma como la que viene por defecto en los teléfonos, que le indicas una hora y suena a dicha hora… Y yo repito ¿para qué pagas por una alarma así? Pero vayamos por la segunda parte del comentario, “no está en todos los idiomas”. Bien, ahora veamos lo que indica el fabricante sobre los idiomas…

Pues solo indica que está en inglés ¿se habrá confundido con lo de que es para más de cuatro años y piensa que está en más de cuatro idiomas? Puede ser, pero más de cuatro idiomas tampoco son todos los idiomas.

Estoy confuso… No entiendo a la gente, de verdad. Sigo insistiendo en que creo que la gente ve una App y en su cerebro se hacen una idea de lo que va a hacer o que les sirve para lo que ellos necesitan y no se molestan en leer la descripción del desarrollador, poruqe sino de verdad que no lo entiendo.

¿Cuanto pensamos pagar por una App?


Últimamente me estoy haciendo mucho esta pregunta, especialmente a raíz de la nueva moda de los programas gratuitos y los pagos mensuales que están cambiando de muy malas maneras el significado de “precio y gratis”.

Hasta ahora los programas tenían un precio, que uno estaba dispuesto a pagar o no.  Por supuesto, siempre ha existido la posibilidad de piratearlo, pero más o menos todos teníamos claro lo que íbamos a hacer.
Ahora, sin embargo, esto ya no está nada claro, en los programas para los ordenadores la cosa está más o menos clara, afortunadamente ha cambiado poco.  Lo que si ha cambiado es que los ordenadores se utilizan mucho menos y lo que realmente nos importa son las App que instalamos en el teléfono o incluso en la tableta.  Cuando salió el iPhone y abrió su App Store incitando a los precios bajos en las App fue una revolución, no por ser la primera tienda de App para teléfonos, sino por los precios tan bajos.  BlackBerry tenía desde hace años una tienda de App, pero pocas App bajaban de los 10 dólares, una barbaridad.
Con la llegada de la App Store los precios más habituales eran “gratis”, “0,89” y “1,50” por supuesto había App más caras, pero eran específicas y la gente que las compraba iba a por ellas directamente y sabían que costaban ese precio.
Eso ha cambiado a día de hoy porque descargamos una App que se supone que es “gratuita” y al poco tiempo descubres que es totalmente inútil, las funcionalidad tienes que comprarlas dentro de la propia App y si quieres comprar todas a lo mejor cuesta 4 ó 5 euros, un cambio sustancial ¿no creéis?  Hay otras opciones,  App que incluyen todas las funcionalidad pero tienen publicidad, puedes instalar la App y utilizarla sin trabas, si al cabo de un tiempo ves que te gusta y quieres ayudar al programador y quitarte la molesta publicidad pagas lo que te pida y arreglado.
El segundo caso que he mencionado lo veo lógico y un modelo plausible, por lo menos la gente utiliza tu App y puede saber exactamente lo que puede esperar de ella y recomendarla a otras personas. Sin embargo, el modelo de las compras dentro de la propia App no tengo nada claro cuanta gente estará dispuesta a ir pagando las funcionalidad dentro de la propia aplicación, en primer lugar porque sueles cabrearte bastante cuando ves que la App que esperabas te resolviese un problema es totalmente inútil si no empiezas a pagar desde el primer momento, en cuyo caso lo más normal es eliminarla y olvidarte de ella.
Yo personalmente siento más confianza hacia una App que me cuesta “1,90” céntimos que una que es gratuita, de esta forma ya estoy seguro de saber que como mínimo no voy a tener publicidad y que, seguramente, no habrá compras dentro de la propia App.
Un tema aparte es el tener que pagar por un servicio ya sea de sincronización, de almacenamiento, acceso a datos… Como puede ser pagar por el servicio premium de Evernote, una mayor capacidad en Dropbox o el servicio de LastPass o Remember The Milk.  En esos casos las App s huelen ser gratuitas y luego tienes que pagar una cantidad al mes.
Yo personalmente estoy cansado de las App gratuitas de engaño y no compro ninguna App que no sean completamente funcional con su precio inicial, luego es posible que haya algún tipo de compra dentro de la App, pero si la hay no tiene que limitar el funcionamiento de la App para que sea obligatorio comprarla.
El uso de esas “técnicas” para engañar a los usuarios me exaspera sobremanera y no estoy dispuesto a comprar ni una sola de esas App, no se si alguno de vosotros está a favor de ese tipo de técnicas de marketing, pero si es así os estaría muy agradecido que me explicaseis que ventaja le veis.
 

WifiKeyboard para Android y escribe con el teclado del ordenador


¿El teclado de tu teléfono móvil te parece demasiado pequeño? ¿Te equivocas mucho con esas minúsculas teclas? Si eres de los míos y la respuesta es sí, existe una solución muy sencilla en forma de app para Android, al menos para cuando estés en casa y tengas tu ordenador cerca.

WifiKeyboard (disponible en Google Play y F-droid) parte de una idea tan sencilla como práctica: usar el teclado completo del ordenador para escribir en el móvil. Para ello hace uso de la red inalámbrica local: la aplicación asigna un puerto, accedes a una web concreta desde el navegador de tu ordenador et voilà, tendrás un campo de texto donde podrás escribir con el teclado de tu PC, con sus teclas bien grandes.

La configuración es bien sencilla, basta con seguir las instrucciones que la propia aplicación nos proporciona.

  • Vamos a Ajustes – Idioma y teclado y activiamos WifiKeyboard (ignora la notificación que te aparecerá, puedes dar Aceptar con total confianza).
  • Ve a cualquier campo de texto (notas, aplicación de mensajería, cualquiera) y selecciona WifiKeyboard como método de entrada (desde la barra de notificaciones)
  • Aparecerá una nueva notificación con el icono de la aplicación. Ve a la web que te señala, que no es más que la IP local de tu equipo seguida de un puerto, como: 192.168.1.1:7777

Nos aparecerá algo tal que así:

wifikeyboard

Ya podemos situarnos en el campo de texto, y todo lo que escribamos lo veremos directamente en nuestro dispositivo. Tenemos algunas instrucciones que nos pueden ser útiles.

No queda mucho más por explicar. Os dejo una captura de un texto introducido de este modo:

wifikeyboardmovil

Espero que este pequeño truco os resulte útil.

Apple y su preocupación por sus propias App


Soy un apasionado de Apple y sus productos, especialmente del iPhone.  El primer dispositivo que tuve con iOS (aunque por aquel entonces no existía iOS como tal) fue un iPod Touch de 1º generación.  Tanto mi mujer como yo nos enamoramos de ese pequeño dispositivo, y en cuanto cumplió un año y tuvo su primera actualización y surgió la famosa y revolucionaria App Store, más aún.

 

Por este motivo siempre he mirado mucho las App que salen en la App Store, especialmente las actualizaciones que reciben, y ver si los desarrolladores se preocupan por ellas o no.  Pero presto aún más atención a las que saca Apple porque así voy viendo de que se preocupa Apple y de que no.

 

Hoy voy a hablaros sobre mis impresiones de hacia donde va Apple y de que se preocupa, basándome en sus propias App para iOS.

Antes de comenzar quiero recordar que a la gente que compre los nuevos iPhone 5C y 5S Apple les regala éstas App, que hasta ahora las vendía a un precio de entre 3 y  5 euros según cual fuese.

pages

Empezamos con Pages, una de las App que forman el paquete ofimático de Apple para competir con el todo poderoso Word.  Esta App vio la luz el 31 de Marzo del 2010, hace más de 3 años.

A día de hoy va tan solo por la versión 1.7.2 y la última actualización fue el 7 de marzo del 2013.  Es decir, Apple se ha preocupado una mierda por esta App, de hecho no recibió ninguna actualización con la salida de iOS 7 lo cual me extrañó mucho porque anunciaron que la regalarían en los nuevos iPhone.

Por no recibir una actualización es que ni siquiera le han adaptado el icono al nuevo estilo del sistema operativo, incluso tiene el mérito de ser la responsable de colgar los nuevos iPhone 5S por generar un problema con iCloud, lo cual no me extraña teniendo en cuenta las pocas actualizaciones que ha tenido.

 

Puedo decir lo mismo de Keynote, que también es de la misma suite de ofimática, también va por la versión 1.7.2 tampoco tiene el icono adaptado a la nueva versión de iOS y su última actualización también fue en marzo del 2013

De la Suite ofimática solo nos queda Numbers la App de la base de datos, que cuesta 9 euros.  Aquí notamos un cambio, esta se encuentra en la versión 1.7.3 y fue actualizada en Septiembre del 2013.  El icono no es acorde al nuevo estilo de iOS 7, pero un poco más de preocupación se nota.

 

Con esto es fácil darnos cuenta de que esta suite le importa entre poco y un pimiento a Apple.  No se preocupa por ella, no ha tenido tan apenas actualizaciones y han pasado a regalarla con los nuevos teléfonos.  Por lo tanto es un desastre e intentan que la gente comience a utilizarlas y así fomentar también el uso de iCloud.

Yo personalmente tan solo utilizo Pages, tanto en el Mac como en el iPhone y a mí me va genial.

iMovie

Por la parte multimedia tenemos el otro grupo de App, que son: iPhoto, iMovie y GarageBand.

Ninguna de estas 3 App tiene el icono adaptado al nuevo estilo introducido por iOS 7, y las 3 tuvieron su última actualización a principios de septiembre del 2013.  Las versiones de estas app son de risa, iPhoto tan solo va por la versión 1.1.1 y por su parte iMovie y GarageBand van por la 1.4.2 y la 1.4.1 respectivamente, de risa vamos.

 

Esta total falta de interés por sus propias App deja muy claro, por lo menos a mí, el poco éxito que han tenido las mismas.  Pero aún así me exaspera que no se hayan preocupado ni tan siquiera en cambiarles el icono para que no desentonen con el resto del sistema operativo, más aún si tenemos en cuenta que ahora algunas las regalan con los nuevos teléfonos.

Además hay que recordar que Apple siempre hace declaraciones para avisar a los desarrolladores que optimicen sus App para las nuevas versiones de los sistemas operativos, que aprovechen las nuevas funciones disponibles… ¿y ellos?  Pasan olímpicamente.

iBooks

Pero no quería terminar sin hablar de la última App de Apple, el famoso iBooks con el que quería entrar en el sistema educativo y editorial.  Esta App ha recibido un trato un poco extraño por parte de Apple.

Salió a la luz también en el 2010 y es, con diferencia, la App que más cuidados ha recibido de parte de sus creadores, actualmente se encuentra en la versión 3.1.3 no está mal.

Sin embargo, el icono no ha sido actualizado al nuevo estilo de iOS 7, ¿curioso verdad?  La última actualización también es de Septiembre del 2013 y se supone que es para garantizar su correcto funcionamiento con la nueva versión de iOS.

 

Por supuesto, no son las únicas App de Apple, también está Remote, que sirve para controlar el AppleTV y funciona francamente bien, o la App exclusiva de iTunesU para poder seguir cursos de universidades americanas.

 

Teniendo todo esto en cuenta creo que está bastante claro que Apple siempre ha sido y seguirá siendo una empresa de hardware, que es donde más gana.  Las App creadas por sí misma son un mero adorno que está ahí, pero que a la gente no terminan de cuajarle.

Y que la única App por la que se preocupan un poco es la de iBooks, que seguramente será porque es una tienda de donde pueden obtener beneficios indirectos, como ocurre con la iTunes Store.

Seguramente por este desastre de sus App es por el que metieron directamente en el sistema operativo el puñetero Quiosco, que no se podía ni meter dentro de una carpeta, siendo la única que tenía esa característica, para que siempre la viésemos bien y algún descuidado comprase algo sin querer.

Desarrolladores que se preocupan de sus App


Con la llegada del boom de las App en los dispositivos móviles he visto dos caminos por parte del los desarrolladores, muy claros además.

El primer camino, mayoritario por desgracia, es el conocido: “coge el dinero y corre”. Donde se limitan a sacar una App que llama la atención, consiguen buena publicidad… Y se olvidan por completo de ella. No la actualizan, no intentan mejorarla y simplemente la dejan morir mientras buscan otra idea para sacar otra App y volver a sacar tajada.

 

Estoy harto de compañías que sólo quieren exprimir a sus seguidores fieles, en lugar de cuidarnos y premiarnos por llevar años con ellos nos dan la patada y quieren que paguemos como si nunca hubiésemos estado con ellos, piensan que como ya hemos pagado por sus productos seguiremos haciéndolo y punto, no se plantean que termináremos cansados de pagar cada año o cada pocos años.

 

Es por este tipo de cosas tan habituales que cuando encuentro App cuidadas por sus desarrolladores y que se preocupan por sus usuarios, me sorprendo.  Por este motivo creo que se merece que se hable de estas App y os explique como es posible hacer las cosas de otra forma.

 

Voy a empezar hablando de 2 App: una de ellas un poco de pasada porque pienso dedicarle varios artículos enteros a ella sola jeje; y la otra es un ejemplo de como si es posible hacer una actualización mayor beneficiando a los usuarios actuales.

 

Awesome Note Es una magnífica App de Notas que llevo años utilizando, desde que tuve mi primer iPhone 3GS entró rápidamente en él.  Cuesta 3´59 euros y creedme que vale eso y más.  Actualmente van por la versión 7.0.1 lo que demuestra que están trabajando continuamente en ella.  En una semana espero poder hacer varios tutoriales sobre esta gran App para que veáis de lo que es capaz.

 

Infuse Es la App que me ha motivado a escribir este artículo.  Una App que permite reproducir en nuestros iCacharros cualquier archivo de vídeo tenga el formato que tenga, integrarle subtítulos desde un menú, configurarlos, organizar los episodios de series por temporadas, buscar metadatos…. Una maravilla de programa, aunque no es precisamente barato.

Esta App cuesta 4,59 euros y salió en noviembre del 2012, hace poco tiempo.  Lo interesante es que anunciaron que van a sacar la versión 2 y han enviado un mail a todos los usuarios que compramos esta App, ¿por qué?

En dicho mail nos advierten de la inminente llegada de dicha actualización mayor, en ella incluirán unas características premium por las que habrá que pagar.  Me imagino que con esto lo que harán será pasar la actualización a que sea gratuita para que mas gente la descargue y la pruebe y luego, ganar dinero, con dichas opciones que serán de pago.  No me extraña la verdad, poca gente se atreverá a pagar por esas características.

 

Entonces, ¿por qué este movimiento de sus desarrolladores me ha animado a escribir un artículo?  Ahora os lo explico.

 

Algo que he leído muchas veces por parte de los desarrolladores es quejarse de que Apple lo pone muy difícil a la hora de permitir a los desarrolladores hacer descuentos a los usuarios actuales de una App, que no da libertad a la hora de dar vales…. Pero por lo que veo hay varías maneras  de hacerlo.

Después de recibir el mail de los desarrolladores de Infuse la App recibió una actualización, al ejecutarla salió un mensaje indicando que va llegar la versión 2 de dicha App y que a sus usuarios actuales le van a regalar todas las características de pago.

Si queremos beneficiarnos de esta opción simplemente tenemos que pulsar un botón y ya está.  Yo, lógicamente, presioné dicho botón y recibí un mensaje de confirmación en el que me indicaban que había sido apuntado para beneficiarme de todas las nuevas características de la nueva actualización.

 

No sé cuantas trabas o facilidades dará Apple a los desarrolladores para hacer este tipo de promociones entre los usuarios actuales de una App, tampoco sé si permitirá hacer un descuento en la compra de la nueva versión.  Pero lo que me ha quedado claro es que si hay opciones de hacer cosas y esta es la primera vez que unos desarrolladores se molestan en buscar la forma de hacerlo y, si ellos pueden, seguro que todos pueden hacer algo.

App para iOS Infuse, reproduce cualquier formato de vídeo con subtítulos


Ver películas o series en nuestros teléfonos es algo cotidiano hoy en día, aún recuerdo mi sorpresa al ver en el gimnasio varias personas utilizándolos mientras hacían bicicleta o corrían en la cinta.  Por eso, no es extraño que salgan numerosas App para poder ver de la forma mas cómoda posible esos vídeos.

En iOS lo tenemos mas complicado, había que convertir los vídeos para luego meterlos en iTunes y así poder verlos, desde luego nada excesivamente engorroso, pero sí daba un poco mas de pereza.  Varias fueron las soluciones que surgieron que prometían no necesitar convertir los vídeos para poder meterlos  en nuestros iPhone o iPad.  Pero hoy, por fin he encontrado una App que funciona francamente bien, incluso reproduciendo pesados archivos .mkv que nos permite cambiar entre las distintas pistas de audio que pueda tener la película y lo mejor de todo, aunque no tenga subtítulos la propia App nos los busca y los pone automáticamente en el vídeo que estemos viendo.  Además nos permite configurarlos seleccionando el tamaño de las letras, color, tipografía.. Una maravilla.

pelicula Infuse

El desarrollador es un viejo conocido, se trata de FireCore conocidos en estos lares por ser los responsables del jalibreak del AppleTV, es decir, tenemos claro que saben lo que hacen.

La interfaz es muy bonita, minimalista y sencilla de utilizar.  Al arrancar por primera vez la App veremos sobre un fondo de madera con cortinas rojas en los laterales un cartel indicándonos que debemos añadir vídeos desde iTunes.

Pantalla inicio Infuse

En la compañía nos indican que los vídeos se pueden importar directamente desde iTunes conectando el teléfono al ordenador, que es la forma mas rápida y cómoda, pero también desde Dropbox o correo electrónico.  Lo del correo electrónico no lo entiendo la verdad, supongo que se referirán a incluir un enlace directo a una película en un mail para que la descarguemos directamente.  La opción de Dropbox lo dicen por ser un servicio muy extendido, pero se puede hacer desde cualquier servicio que nos permita descargar archivos, yo lo utilizo con la App MyWd2go de mi NAS WD, ahí tengo mi biblioteca de iTunes y puedo descargar cualquier película que tenga en él y, una vez descargada, seleccionar abrirla con Infuse.

Una vez tengamos vídeos añadidos funciona muy fluido, por lo menos en un iPhone 5 y 4S que es donde los he probado.  Incluso en vídeos en formato .mkv de casi 2 gigas va rápido y sin cortes.  Durante la reproducción podemos pulsar el botón de ajustes situado en la esquina superior derecha y ahí podremos elegir la pista de audio que queremos escuchar, el brillo de la pantalla y los subtítulos.

audio Infuse

Lo que mas me ha gustado es que si queremos subtítulos y no los tiene integrados la película podemos descargarlos desde la propia App y configurarlos a nuestro gusta.  Tenemos la opción de 3 tamaños de fuente, añadirle color, tipografía… Es fantástico.

seleccion subtitulos

subtitulos Infuse

También se conecta a la red social Trak.tv para que vaya añadiendo las películas o series que hayamos visto, compartirlo en otras redes sociales… Personalmente nunca he sido aficionado a este tipo de servicios, pero si alguien lo utiliza supongo que será un buen añadido para ellos.

trakt.tv

Una gran App universal que soporta los formatos de vídeo y audio mas importantes, y  que también nos añade los subtítulos si no los tiene y con muchas opciones de configurarlos.

Los malditos pagos dentro de las App y lo poco que valen los amigos


Desde que salió el iPhone, todos teníamos claros que era un dispositivo idóneo para tener programas instalados en él que nos sirviesen de “puente” con el ordenador o simplemente como entretenimiento, prueba de ello fue que no se tardó mucho en hacerle jalibreak y comenzasen a surgir las llamadas “App”.

Desde el momento en que Steve Jobs anunció la tienda oficial de App para el iPhone y las normas para publicar en ella se insistió en que debían tener precios bajos, algo totalmente contrario a la tendencia predominante en aquel momento.  Por supuesto no era la primera tienda que existía en los teléfonos móviles de aplicaciones, pero éstas tenían precios prohibitivos, en BlackBerry, por ejemplo, un precio “normal” para una aplicación serían 20 euros, algo que a día de hoy hay muy pocas que tengan ese precio.

 

Al principio, la mayoría de las App eran gratuitas o costaban tan solo 0´79 céntimos.  Algunas tenían precios de 2 ó 3 euros y en contadas excepciones llegaban a los 5 euros.  Luego el inmenso triunfo de Angry Birds popularizó aún más el famoso precio de 0´79 al dejar claro que se podían ganar millones con un precio tan “ridículo”.

Pero todo cambia, para peor normalmente, y esto es lo que ha ocurrido.  En un primer momento se podría pensar que el cambio ha sido para mejor, porque ahora la mayoría de las App ya no cuestan 0´79 sino que son gratuitas, mejor para los usuarios por supuesto, ¿verdad?  Pues no necesariamente.

 

La idea de vender las App a 0´79 era que muchos compradores se animasen a pagar por ellas por su bajo precio, como lo que consiguió Rovio con el exitoso Angry Birds.  El cambio de estrategia al pasarlos a gratuitos es que aún mas gente se descargue sus juegos, normalmente son juegos, y se animen a jugar… un buen día estarán jugando y se darán cuenta que, para poder continuar en el juego necesitan comprar unos extras, ese es el nuevo modelo de negocio.

Esto de por sí no me parecería mal si no fuese porque hacen que sea imposible disfrutar de los juegos.  Alguien se descarga un juego gratuito, le gusta, empieza a jugar y cuando ya está “enganchado” descubre que llegado un punto, si quiere poder seguir jugando tendrá que comprar unos extras ridículos o empezar a enviar “spam” a sus amigos para que le den esos extras a cambio de enviar correos o notificaciones pesadas.  Ya he borrado de alguna red social a varias personas por no parar de recibir notificaciones de juegos chorras…

 

Afortunadamente es raro que yo tenga juegos en el teléfono, cada X meses me pongo uno, juego un par de semanas y luego lo borro porque considero que ya he perdido bastante tiempo con él, pero siempre prefiero los juegos que tienen “precio” así me aseguro de poder jugar a él sin limitaciones absurdas.

Lo que más me ha sorprendido de esto, es la cantidad de gente que prefiere molestar a sus amigos o contactos en lugar de pagar 0´79, triste.