Planet Earth de la BBC

Documentales de BBC, manipulación y la estupidez humana


Vivimos en una época curiosa, una época en la que todo se puede mejorar de forma artificial. Las fotografías, videos, canciones… Incluso hay comida que sabe a lo que no es; y nos quejamos por ello.

Intentamos resistirnos a esa perfección porque la naturaleza tiene imperfecciones de por sí y me parece muy bien. Pero también debemos ser conscientes que el ser humano, por propia naturaleza, siempre ha intentado mejorar todo. Por eso nuestra sociedad a evolucionado tanto.

Logotipo de Planet earth

Es cierto que hay retoques que dan vergüenza ajena y se están logrando avances para que importantes medios avisen cuando algo está retocado. Pero no vengo a hablar de esto, quizá en otra ocasión.

Hoy quiero hablar sobre la ridiculez de quejarse de todo, de esa exigencia de que todo sea «real» y como una gran cadena como la BBC dio una magistral lección en este respecto.

Hace un tiempo surgieron críticos acusando a la prestigiosa cadena con su magistral serie documental Planeta Tierra de que estaba manipulado, que sus documentales eran falsos porque las imágenes y los sonidos estaban retocados.

Y la cadena respondió con un magnífico video que os dejo a continuación y os recomiendo encarecidamente que lo veáis.

Claro que está manipulado ¿cómo no va a estarlo? Cuando dos osos se estén peleando ¿seréis vosotros los que se acerquen con la grabadora a un par de metros para captar el sonido?  Si un Dron está siguiendo como una leona persigue a su presa ¿os apetecerá escuchar el ensordecedor sonido de los rotores o preferís que añadan sonidos captados previamente en otra situación para amenizarlo?

Y así como con tantas otras cosas. Deben grabar muchas cosas, hoy sirven tres tomas de unos cachorros jugando, mañana alguna cazando… Y con eso lo montan para que al espectador le sea agradable y ameno verlo.

Está bien que desconfiemos por naturaleza; pero manda narices que a una cadena como la BBC se le juzgue por manipular documentales de naturaleza y luego os creáis las noticias tan ridículas que leéis en Facebok.


Si habéis llegado leyendo hasta aquí será porque os ha parecido interesante el artículo, ¿no? En caso de ser así os agradecería mucho que lo compartierais.

Carátula del juego Gears Pop!

Gears Pop! Otra juego-estafa ¿hasta cuándo se permitirá esto?


La semana pasada salió un nuevo juego para dispositivos móviles de la mano de Microsoft. Además acompañado de un icono como son los famosos muñecos de Funko: los Pop!

El juego en sí no tiene nada, es otro Clash Royale en el que se van desbloqueando personajes y deben derruirse las tres torres del enemigo. El único añadido es la «gracia» que te puedan hacer los muñecos con esa estética cabezona tan característica de los muñecos.

Imagen del juego Gears Pop!

Este artículo no lo escribo para hablar del juego, me lo instalé y lo he jugado un par de días para ver si realmente se podía jugar y «disfrutar» del juego o confirmaba mis temores de que no era más que una máquina tragaperras… Si no queréis seguir leyendo os lo resumo, es imposible disfrutar del juego.

Aclarado eso vayamos a mi pataleta personal. Cuando salió el iPhone y Apple decidió implementar la App Store viendo el éxito que tenía el Jalibreak vivimos una época dorada. Salían juegos entretenidos a precios muy reducidos; recordemos  por ejemplo el éxito de Angry Birds que tan solo costaba un euro.

Pagabas una cantidad mínima y disfrutabas de un juego magnífico ¿qué más se podía pedir? Sin embargo el mercado cambió enseguida.

La gente se pirateaba el Angry Birds porque no querían pagar un euro «me he gastado mucho en el teléfono, no pienso gastarme dinero en juegos o programas» y la industria escuchó a la gente.

Vamos a mencionar otro gran éxito que a día de hoy sigue reportando grandes beneficios: Candy Crush.

Un juego gratuito que podías jugar sin problemas, sin embargo si querías avanzar mas rápido tenías que hacer pequeños pagos… Pequeños pagos que eran más caros que el pago total de Angry Birds por cierto; pero como la gente ya estaba enganchada al juego pagar un par de euros dolía menos y bueno «solo son dos euros, solo es un euro cincuenta…» y al final, tras unas semanas o meses enganchados se daban cuenta que habían pagado veinte o treinta euros.

Las empresas vieron el filón de dar el juego gratuito y luego hacer pequeñas compras cuando la gente ya lo había probado y estaba enganchada; sin embargo parece que los usuarios no han aprendido la lección y siguen lanzándose de cabeza a éstos juegos.

La primera tarde que me instalé el juego estaba bien, avanzaba, evolucionaba tropas… Todo correcto. Sin embargo el segundo día ya era imposible jugar; si quería evolucionar varias tropas no tenía suficiente dinero del juego y si quería más dinero del juego debía comprarlo con dinero real. Me enfrentaba a jugadores que me sacaban dos o tres niveles en cada tropa lo cual dejaba claro que era gente que había pagado porque de forma gratuita era imposible llegar a ese nivel.

Tras dos días he tenido que desinstalar el juego, literalmente me lo instalé en cuanto estuvo disponible en el App Store, fui de las primeras personas en comenzar a jugar y tras cuarenta y ocho horas o meto dinero o el juego es un suplicio.

Esto es adicción, es ludopatía y debería ser tratado como tal. La Unión Europea ya está comenzando a hablar sobre estas compras dentro de las aplicaciones y se está diciendo lo que se genera que no es otra cosa que ludopatía.

Pero ludopatía en niños pequeños que son los que más juegan a estas cosas (también hay adultos como yo) pero principalmente son menores.

¿Por qué se consiente esto? ¿Por qué no se habla en los telediarios o principales medios? Las respuestas a esto son obvias, es una industria que mueve millones e intenta acallar las críticas todo lo que pueda. Además los «grandes medios de comunicación» malviven gracias a la publicidad y no van a morder la mano que les da de comer.

Sin embargo falta una pregunta, una que sí podemos responder nosotros y que tiene la solución, ¿por qué se sigue dando miles de millones a las compañías que utilizan estas técnicas tan rastreras? 

La industria cambió al dar buenos juegos por poco dinero con Angry Birds, luego cambió por el éxito de Candy Crush porque los usuarios cayeron en ese círculo vicioso de micropagos.

Solo va a cambiar si los usuarios le obligan ¿por qué no se aprende la lección y se les obliga a volver al anterior modelo.

No penséis que esto es solo así en el móvil, en los ordenadores ya llevan años con estas prácticas, ahí se llaman DLC y pagas por un juego incompleto y, si quieres completarlo, paga los parches que añaden contenido nuevo que en la mayor parte de las ocasiones es ridículo.

Una pena que a pesar de saber que se están riendo de nosotros les sigamos dando el dinero de forma tan alegre.

Coche limpio circulando

La Magia de las series, casas mugriebtas y coches siempre relucientes, da igual que sea millonario o casi arruinado


Soy bastante aficionado a ver series, no es que no me gusten las películas sino que me cuesta mucho encontrar una película que me llame la atención. El derrotero que llevan las películas contemporáneas a mí personalmente es muy difícil que me enganche.

Al ver tantas series hay cosas comunes en todas ellas y hay una que me hace mucha gracia, lo impolutos que están siempre los coches.

Coche muy limpio

De un tiempo a esta parte se ha puesto de moda en determinado tipo de series que las casas parezcan cochambrosas; será para denotar que los protagonistas son de una clase inferior, están fugados de la ley y deben cobijarse donde puedan, da una estética distinta, los decorados serán más baratos… Lo que sea. 

Esto es en algunas claro, también están las mansiones lujosas, pisos normales… Hay una variedad, pero hay algo común en todas ellas independientemente de la clase social que sea.

Los coches siempre brillan, pero no que brille la carrocería no, los cristales deslumbran, las ruedas impecables, las llantas ni una mancha de suciedad.  Alucinante oiga.

Ya puede ser la ranchera de un camello de tres al cuerpo sucio, harapiento y mal peinado; su coche brillará como los chorros del oro.

En un principio pensaba que era porque la marca del coche metía mucho dinero para promocionarse. De hecho es frecuente decir que actualmente se pueden producir series buenas por la cantidad de dinero que meten los fabricantes de coches en esa publicidad encubierta.

Pero no es por eso, aunque no se vea la marca del coche, o sea uno decorativo «que pasaba por ahí» y ni se ve ni importa fabricante ni modelo ni aporta nada a la historia igualmente estará impoluto.

No sé a vosotros, pero a mí ver tal perfección en la limpieza de los coches me saca de la historia, es irreal. Vale que los coches estén limpios, ver planos de calles llenas de coches y que ni uno solo de ellos tenga el cristal medio sucio, ufff a mí me da incluso repelús.

Logo de Google como IA

Hasta las narices de las supuestas Inteligencias Artificiales y los algoritmos esos


Vivimos rodeados de Inteligencias Artificiales, el dichoso Big Data, Machine Learning y un exceso de tontería.

Son palabras que quedan muy bonitas y desde luego a empresarios que se dedican a vender humo le irá perfecto, no lo dudo.

Imagen de una IA de Google

A altos niveles, como el ejército o empresas grandes que dispongan de unos equipos y software mucho más costoso y especializado no dudo que será una maravilla, pero en la parte que «nos toca» a nosotros como usuarios estoy hasta las narices.

Esto lo digo no por la situación actual, sino porque esto lleva años funcionando y no veo ninguna mejora ni avance en este sector. Voy a poneros unos ejemplos a ver si me comprendéis.

Posiblemente las compañías más famosas que pueda poner de ejemplo para personas «de a pie» sean Amazon y Google, bien ¿qué encontramos en este sector?

Yo estoy interesado en pongamos una cámara reflex, de video o lo que sea. Un dispositivo caro vamos, entro en Amazon y me lo compro, bien ¿qué me muestra Amazon como recomendaciones? Mas cámaras de otras compañías, modelos superiores, inferiores… Lo que sea, pero el mismo producto que me acabo de comprar.

Pero vamos a ver, si tan inteligente eres ¿no te das cuenta que si me he gastado 2,500 euros en una cámara no me voy a gastar otros tantos en otra? Si de verdad eres listo muéstrame tarjetas de memoria compatibles (porque no todas valen para todas las marcas) materias adicionales, soportes, objetivos, filtros… Cosas baratas que sean un buen complemento.

O si me compro un trípode para esa cámara, no para de enseñarme trípodes de otras marcas; pero a ver alma de cántaro, que ya me he comprado el dichoso trípode, déjame en paz.

O Google, que tanto nos espía y tanto sabe sobre nosotros y su publicidad es la mejor y bla bla bla.

Entro en Google, busco unas zapatillas deportivas, encuentro una tienda y me las compro ¿qué me aparecen en los anuncios? Exacto, tiendas que venden zapatillas similares a las que me acabo de comprar o esas mismas.

No me enseña calcetines, productos de limpieza para las zapatillas, cordones, gorras… No, me enseña las mismas zapatillas que me acabo de comprar.

En fin, podría seguir con otros ejemplos, como las recomendaciones musicales o los dichosos videos que te recomienda YouTube, que un día tu hija te coge el tablet con tu cuenta ve dos videos y te dan ganas de tirarte por la ventana cuando entras en tu cuenta y ves las recomendaciones.

Si esta es la Inteligencia Artificial que terminará creando a Skynet para que acabe con la humanidad podemos estar tranquilos… De momento.

Altavoz de Amazon Echo

Altavoz Amazon Echo, mucho mejor de lo que me esperaba


Quería coger un altavoz ¿conectado? ¿Inteligente? ¿Con un asistente virtual? Como narices queráis llamarlo, ya sabéis a lo que me refiero.

El problema es que lo quería para mi hija, así si quiere escuchar música puede pedírselo al altavoz y se le quita la excusa de pedir el teléfono, tablet u ordenador para poder escucharla.

Altavoz Amazon Echo

Teniendo esto en cuenta y que es para una niña de doce años comprar el Home Pod de Apple comprenderéis que era excesivo.

Por el uso de la privacidad y las continuas noticias que salen estos días quería que el asistente fuese Siri… pero no quería gastarme trescientos euros en un cacharro para una niña.

Por convicción y antipatía hacia la empresa y el uso que hace de los datos de sus usuarios tenía muy claro que los altavoces de Google quedaban descartados automáticamente por lo que solo me quedaba la opción de los Amazon Echo.

Tras pensarlo opté por el modelo mas básico, el hecho de añadir una pantalla a un dispositivo que ni tan siquiera tiene la App de YouTube y no se va a utilizar como monitor de bebés o para visualizar cámaras de seguridad me parece ridículo; sumado al hecho de que cogí uno restaurado de Amazon que lo dejaba en un precio más que razonable, así que fui a por él.

Justo cuando decidí comprarlo salieron las noticias de que Apple también registraba conversaciones de sus usuarios e inmediatamente cambió las normas para que se pudiese bloquear ese acceso y borrar las conversaciones.  Y a los pocos días Amazon también lo incluyó así que perfecto.

Ahora ya tengo el Amazon Echo de mi hija sin permiso para que humanos puedan acceder a las conversaciones y cada pocos días entro y borro lo que se haya podido grabar. Además algo que honra a Amazon es que todos sus dispositivos tienen un botón físico para que se anule el asistente y no registre nada. Además cuando se activa se poner de color rojo y es muy sencillo saber a simple vista si está activado o no.

Pero vayamos al dispositivo en sí, que es lo que os importa. El tamaño es muy pequeño, pero cuando lo coges sorprende lo que pesa, eso indica que los altavoces por lo menos son buenos, se escucha nítido a bastante distancia y el micrófono para que te detecte Alexa también funciona muy bien, estando en otra habitación elevando un poco la voz te capta enseguida.

Para reproducir música cumple, es compatible con Spotify, Tidal y con Apple Music… en Estados Unidos, espero que pronto llegue a España porque es el servicio que utilizamos y no me da la gana cambiarme a Spotify o Amazon.

Afortunadamente si tienes uno de estos altavoces tienes acceso a Amazon Unlimited durante un periodo gratuito y luego a un precio muy reducido. Una opción muy interesante y que se agradece.

En cuanto al dispositivo como asistente está muy bien; tiene diferentes skills que le llaman ellos para que cuente chistes, reproduzca sonidos, te diga las noticias, repasar historia u otras asignaturas…

Y una función que no tenía ni idea de que existía, si has comprado libros para tu Kindle puedes pedirle que te los lea, y la voz que tiene es bastante agradable. Muy similar a las gratuitas que tiene la gran App Voice Dream y que yo utilizo constantemente para escuchar libros en el trabajo.

En resumen, con las nuevas funciones de privacidad, el reducido precio del dispositivo, la calidad de sonido y las funciones que tiene mi hija se puede pegar horas hablando con el cacharro… Y yo después puedo borrar todas esas conversaciones, así que por mi parte no hay problema.

Mi hija se entretiene y escucha música o puede incluso preguntar cosas para hacer los deberes, mi mujer puede escuchar música o pedir que le lean un libro y el precio es irrisorio ¿qué más podemos pedir? Siendo sinceros, nada.

Y olé por Amazon, cuando alguien hace algo bien hay que reconocérselo. Seguramente los de Google también estarán muy bien, pero como me cae muy mal la empresa a ellos no se lo reconozco, hala.

Smartphone mostrando una App

Desarrolladores, App que no lo son y el maltrato al cliente


Entiendo que el fin de una empresa es ganar el máximo dinero posible gastando lo mínimo necesario, nosotros queremos lo mismo así que no seamos hipócritas.

La cuestión es ¿cuánto es ese mínimo imprescindible? Porque también debemos tener en cuenta la imagen de la empresa y que si ese mínimo es muy bajo para lo grande que es la empresa eso ya no es aceptable y genera una mala publicidad innecesaria.

Smartphone mostrando una App

Esto salta a la vista en la época actual gracias a las App de grandes compañías como pueden ser bancos, empresas eléctricas… El cliente puede conectarse a su cuenta a través de una página web desde el ordenador, tablet o smartphone.

La solución es muy sencilla; crean un portal web que sea compatible con los navegadores móviles y solucionado ¿por qué? Pues porque pueden acceder desde el ordenador y desde cualquier dispositivo a través del propio navegador.

Y ya que tenemos eso creado lo más barato es encapsularlo en una App que lo único que haga sea abrir una página web y a correr. Mira que listos somos.

Sin embargo la utilización de esas mal llamadas App es insufrible, es que no merece la pena ni instalarlas porque puedes acceder a la web y creas un icono en la pantalla de tu teléfono que al pulsarlo te abra esa web, es el mismo resultado. De hecho eso es lo que hago yo con Twitter, Facebook o el DRAE, no tengo sus App en el teléfono, utilizo el propio navegador.

Tanto Apple como Google intentan acabar con este mal hábito creado y cada vez ponen más restricciones a este tipo de malas prácticas.

En una pequeña empresa se podría incluso comprender, pero cuando hablamos de bancos… ¿tanto les cuesta pagar a un equipo de desarrolladores para que les hagan una App Nativa para iOS y otra para Android? Los usuarios lo agradecerían enormemente porque cada vez es más habitual utilizar la banca online.

Pero ¿sabéis qué es realmente lo peor? Que no conozco ningún banco que haga esto, al comenzar ING si lo hacía, tenía una App nativa para iOS, pero misteriosamente en lugar de mantenerla y seguir actualizándola la eliminó y metió esas dichosas App que son una página web y a correr.

Y no solo de bancos o redes sociales hablamos; mención especial merece la infumable App de HBO para el AppleTV o SmartTV… Es una vergüenza que una empresa que su único fin es que la gente pague una suscripción para ver su contenido tenga una plataforma para hacerlo tan mala.

Equipo de grabación

Mis errores en el primer intento de retomar las entrevistas


Como he comentado en alguna ocasión quería retomar el proyecto de las entrevistas centrándome en mi localidad. Ya comencé los preparativos e incluso grabé alguna, lamentablemente por muy bien que quedaba todo sobre el papel es cuando se lleva a la práctica y se comprueba cuando ves realmente si estaba bien planteado.

Todo esto lo voy comentando en Instagram, así que si queréis estar más al día sobre este tema os recomiendo que me sigáis por ahí para estar más al tanto de todo.

El principal problema es el de siempre, mi horario.  Al trabajar por las mañanas me veía obligado a grabar por las tardes o fines de semana; además debía ser más o menos pronto… Es una franja muy ajustada y si hablamos de entrevistar a autónomos ya es de locos.

Aún así se consigue y llegué a grabar alguna, pero aquí apareció el segundo problema.

Kit de grabación de entrevistas

En primer lugar todo el equipo que yo debía transportar, ojo siendo lo mínimo imprescindible y para grabar con el móvil y una réflex serían unos quince kilos. Dos trípodes, uno de ellos de video, focos, baterías, objetivos, grabadora, micrófonos, pilas, enganches, cascos para monitorización… Increíble lo que se necesita para grabar con un mínimo de calidad.

Pero ese es un problema mío tan solo, el problema real se traduce cuando llegas y comienzas a montar todo el equipo; la cara del entrevistado pasa de la sonrisa a convertirse en un poema.

Una vez ven todo montado, con las cámaras, focos y micrófono apuntándole se convierten en cartón: Se traban, no saben hablar, aunque les indiques lo que deben decir utilizan muchas muletillas y deben repetirlo varias veces…

El resultado final es malo, muy malo. Pero no vas a ser tan borde de encima decirle al entrevistado que vaya mierda ha hecho. Se lo agradeces, recoges y te marchas.

Al llegar a casa y comenzar a editar el material te das cuenta de todo lo que debes recortar, que debes crear un guión en el que seas tú mismo el que debas aportar todos los datos haciendo pequeños cortes para incluir una frase (mejor dicho unas palabras) del entrevistado para que el resultado final quede fluido y aporte algo de información relevante.

Es decir, que en lugar de realizar entrevistas lo que hacía era grabar tres o cuatro frases de unas pocas palabras y debía componer yo todo alrededor de eso… Se parecía más a un publireportaje que a una entrevista; y desde luego no es lo que quería hacer.

Pero el proyecto no se abandona, simplemente cambia. Ahora debo mirar cómo lo hago, dónde realizo las entrevistas y buscar a gente que esté más acostumbrada a hablar en público para que el resultado sea lo mejor posible.

Os mantendré informados.