BookTuber: Trilogía de Trajano, por Santiago Posteguillo


La novela histórica es un género que siempre me ha llamado la atención, cuando comencé a buscar un tipo de literatura más adulta por decirlo de algún modo o más seria si lo preferís, fue uno de mis géneros favoritos; aunque es justo decir que es difícil encontrar novela histórica que esté bien documentada y, además, narrada de una forma amena e interesante.

El primer libro, que yo recuerde, que me gustó mucho de este género fue El amuleto de Bronce escrito por José Luis Corral. Después leí otros muchos libros de este gran historiador y escritor, pero ese particularmente lo recuerdo con mucho cariño porque me impactó.

Ahí narra la vida de Gengis Khan, un personaje que seguramente todos conocemos pero que,sin embargo, poco sabemos realmente sobre él. Este libro cuenta su vida de una forma novelada para que resulte más ameno leer.

José Luis Corral no lo hace mal, tiene cierto arte a la hora de escribir novelas, pero ese es el gran punto flaco que tienen las novelas históricas, que están escritas por historiadores, no por escritores… Aunque eso por supuesto no significa, ni mucho menos, que todos los escritores sean bueno.

Hoy sin embargo os quiero hablar de Santiago Posteguillo y su magnífica Trilogía de Trajano que está compuesta por Los asesinos del emperador, Circo Máximo y el recién publicado La Legión Perdida

Oía hablar sobre él y esta colección por todas partes, pero sinceramente no me llamaba la atención leerlo porque era sobre emperadores romanos y no es un tema que me llame mucho la atención.

Primero comenzó a leérselo mi mujer y cuando vi que estaba terriblemente enganchada enseguida me animé a comenzar a leerlo yo… Pero como resultaría un artículo excesivamente extenso mejor os pongo un vídeo en el que os cuento todo sobre este libro.

Si alguien se anima a comprarlos, por favor, hacedlo desde el enlace que he puesto arriba y así me llevo una pequeña comisión, y vosotros pagáis exactamente lo mismo por el libro.

Booktuber: Mr. Mercedes de Stephen King


Comienzo una nueva etapa a la hora de crear contenido, no nueva en el aspecto de hacerlo por primera vez porque es algo que tengo en mente desde hace años y que ya he intentado en varias ocasiones; estoy hablando de analizar y dar mi opinión sobre libros que vaya leyendo, algo que ya intente tanto sacando un podcast hace años como en el blog.

El libro que he elegido para comenzar es uno del famoso escritor Stephen King, el primero que escribió del género de la novela negra: Mr. Mercedesque como indicó el autor se trata del comienzo de una trilogía.

Si he elegido este libro es, principalmente, porque no esperaba mucho de él y eso siempre ayuda a que, por lo menos, un libro no te deje un mal sabor de boca.

Stephen King es un escritor único, pocos genios hay como él, y precisamente por ser único no deja indiferente a nadie: o te encanta o lo aborreces, y yo me encontraba en ese segundo grupo pero que no me guste su estilo no significa que piense que es un mal escritor: que algo te guste o no es irrelevante para que algo sea bueno o malo.

Su estilo tan característico nunca me ha gustado, no digo que sea malo, solo que su forma de escribir, de pincelar de una manera tan real y con diálogos tande la calle siempre me han creado una sensación de aversión.

Pero al enterarme de que había dado el salto a la novela y ser este un género que últimamente me está interesando decidí darle una oportunidad.

Antes de comenzar creo importante decir que no sabía nada sobre esta novela, no quise leerme la sinopsis, críticas al respecto ni entrevistas al autor sobre ella. La compré y literalmente, la devoré. Pese al poco tiempo que tengo disponible para leer me duró unos cuatro días.

El comienzo me pareció magistral, en este caso la peculiaridad de Stephen King de saber plasmar con letras algo cotidiano le sirve para brindar una puesta en escena inicial que me dejó clavado al libro sin poder dejar de leer.

Al no haber querido saber nada del libro no era consciente que en todo momento sabemos quien es el asesino y que intenciones tiene en todo momento. En ese caso me recordó mucho una serie que veía de pequeño: Colombo. Los primeros minutos de esta serie eran el asesinato y como había sido perpetrado y la trama del episodio era como conseguía el detective demostrar que había ocurrido lo que nosotros habíamos visto.

Pese a que aparece en la sinopsis del libro no pienso decir como arranca la historia, lo cual es raro en mí porque no tengo problema en soltar spoilers, pero yo disfruté más de este libro gracias a no saber nada sobre su historia y, si podéis, me gustaría que hicierais lo mismo.

El argumento en general no creo que haya problema en saberlo porque en este tipo de novelas es similar en todas ellas; un sicópata con una inteligencia bastante elevada disfruta tanto planeando los crímenes que va a cometer como después torturando sicológicamente mediante cartas o incluso chateando con ellos a través de una red social para inducirlos al suicidio haciéndolos sentirse culpables del crimen que él cometió.

En esta ocasión veo la trama como algo secundario, un mero vehículo que nos conduce por las vidas, pensamientos y necesidades de sus protagonistas.

Tampoco hay una verdadera originalidad en la elección de los personajes: un policía retirado amargado de su existencia al borde del suicidio y un sicópata con un oscuro pasado que mantiene una turbia relación con su madre y necesita jugar con la gente y que alguien intente atraparlo para sentirse superior, son los principales y unos clichés bastante conocidos.

Sin embargo lo que hace resaltar esta obra es la peculiar forma de escribir de Stephen King, esa forma de plasmar la cotidianidad de una forma tan realista e incluso vulgar aquí sienta muy bien.

Consigue que nos sintamos como los protagonistas, que nos sintamos como el viejo policía retirado e incluso que empaticemos con el sicópata.

No solo eso, sino cuando van surgiendo el resto de personajes secundarios

Libros para este verano : Novela negra


No solo de tecnología vive el geek, también nos gustan los buenos libros, entre otras muchas cosas. 🙂

Llevo muchos años leyendo, más bien devorando, todos los libros que he podido. Aunque creo que, en éste caso, si sería correcta la expresión “toda mi vida”, aplicable en sentido literal desde que aprendí a leer.

Últimamente, de forma totalmente casual, he comenzado a leer novela negra y, además, sin saber que los libros que iba a comenzar a leer lo eran.

Los libros en cuestión son “Mr. Mercedes” de Stephen King y, por otra parte “El juego de Ripper” de Isabel Allende por otro. Como digo curiosamente no sabía que eran de ese género, reconozco que, si lo hubiera sabido, tal vez no los hubiera leido.

Mr. Mercedes

Stephen King es un escritor que debo reconocer que nunca me ha gustado especialmente, aunque últimamente me estoy acercando a él y si me está gustando lo que estoy leyendo últimamente, o bien ha cambiado él o he cambiado yo… o posiblemente hayamos cambiado los dos.

Isabel Allende, sin embargo, si es una escritoria que siempre me ha gustado lo que he leido de ella, la considero una escritora más “juvenil”, por decirlo de alguna manera, una escritora que puedes recomendar a cualquier persona aficionada a leer porque, seguramente, le gustará a todos. Algo que no se puede decir de Stephen King.

el juego de Ripper

Estos dos libros son una gran recomendación para cualquier persona, ideales para la época estival que ya tenemos a la vuelta de la esquina y cuando, parece ser, es cuando más se anima a leer la gente.

Ambos libros los considero muy buenos, enganchan desde la primera página, sientes que conoces y comprendes a todos y cada uno de los personajes y te preocupas por lo que les pasa.

La historia está muy bien narrada y los “villanos” están muy bien perfilados y son uno más de la historia, no alguien que aparece “de cualquier manera” en las últimas páginas del libro y no sabemos como ha llegado hasta allí.

Si recomiendo éstos libros es por varias razones, lógicamente la primera es porque están muy bien, además son unos de los últimos que he leido y, sobre todo, porque pese a ser del mismo género tienen un enfoque muy distinto en cuanto a su planteamiento y desarrollo.

El de Stephen King: “Mr. Mercedes”, me recordó mucho a la antigua serie de “Colombo” que veía siendo un niño. En ésta serie, al igual que en éste libro, conocemos casi desde el primer momento quien es el asesino y porque hace lo que hace.

Todo el libro, al igual que la serie, vemos como juega el asesino con el detective, y como el detective es consciente de ello e intenta darle la vuelta a los papeles.

Es una delicia leer el libro, conocer como piensa y porque hace lo que hace el asesino y ver, simultáneamente, de que se da cuenta y de que no el detective y como intenta moverse sin que el otro se de cuenta de lo que pretende.

Por el contrario en: “El juego de Ripper”, es más clásico en ese aspecto, pero hay pocos que consigan hacer lo que ha hecho Isabel Allende.

El asesino está presente en toda la historia, oculto y pasando desapercibido todo el tiempo. De vez en cuando nos dan pinceladas y somos conscientes de que es alguien de la historia, pero consigue que no se piense en él como el culpable.

Esta novela nos permite poder jugar también al juego que se está desarrollando en la novela, tenemos los mismos datos que los detectives y nos invitan a unirnos al juego.

Al final, si nos hemos involucrado y hemos realizado nuestras conjeturas sabremos, o no, quien es el asesino antes de que nos lo digan, pero seguro que habremos disfrutado jugando en él.

Si sois aficionados a la novela negra, y todavía no los habéis leido, os recomiendo que lo hagáis. Si no sois aficionados, por favor, hacedme caso y darles una oportunidad, yo lo hice “por error” y desde ahora miro con otros ojos a éste género e incluso a éstos escritores.

78 Episodio del podcast hablando de Sherlock Holmes


Muy buenas a todos, vuelvo de nuevo con un episodio del podcast, espero que me perdonéis está parada pero he estado muy liado. En esta ocasión, la grabación no tiene nada que ver con la tecnología, sino sobre otra de mis grandes pasiones, la literatura.

Además me siento muy afortunado, grabo con “Pigonna” una gran apasionada de la literatura, series, películas. Por lo tanto la volveréis a volver a ver por aquí.  El tema del que hablamos es el gran Sherlock Holmes, uno de los grandes de la literatura que, sin duda, revolucionó no solo la literatura, también la forma de pensar a la hora de crear historias en general.

Para hablar de este gran personaje literario me resultaba imprescindible empezar hablando sobre el genio que lo creó: Sir. Arthur Conan Doyle, haciendo un pequeño resumen de su vida, creencias, educación y que motivos le ayudaron para crear ese personaje.

A continuación hablamos sobre el auténtico Sherlock Holmes, el profesor de universidad Joseph Bell, que fue profesor y mentor de Arthur cuando estudiaba la carrera de medicina.

Comento un par de casos reales que fueron muy importantes, tanto para el avance de la ciencia y la creación de la medicina forense como para que entendamos como era la situación en la época en la que se creó al personaje de Holmes.

Para concluir, Pigonna nos devuelve a la actualidad y hablamos sobre las series actuales que utilizan este personaje, o están inspiradas en él y las películas que salieron hace unos pocos años.

Espero que os resulte interesante este episodio, ya os dije en otro episodio que no quería hablar solo de tecnología porque es un tema que comienza a cansarme y no es la única afición que tengo.

Aquí tenéis el archivo de audio para descargarlo y, a continuación, el vídeo de Youtube por si preferís verlo ahí.

Descargar o reproducir el audio.

Si quieres escribir… de Brenda Ueland


Intentando escribir una novela que inicié hace, ¿5 años?  Comencé a buscar libros que orientasen en la procelosa aventura de escribir una, lo cierto es que es muy sencillo encontrar literatura al respecto, una simple búsqueda con las palabras “escribir novela” en Google o en Amazon nos mostrará muchas páginas con resultados sobre el tema, si escribimos dichas palabras en inglés nos mostrará más páginas de las que somos capaces de contar.

Como siempre, lo difícil es saber cribar esos resultados y saber escoger cual comprar.  Hasta la fecha he comprado 4 libros de éste tema (dudo mucho que compre alguno más) y voy a ir contando que tal me han parecido los que ya he leído para recomendaros su compra o que os los apuntéis para no leer ni la primera página.

El primero de ellos es uno del que había oído hablar en varias ocasiones, se trata de: “Si quieres escribir…”  de Brenda Ueland un libro que lo único que ha conseguido es hacerme perder el tiempo, lo considero más un libro de autoayuda que de un verdadero libro que pretenda enseñarnos algo sobre como escribir.

escribir

Su primera frase ya deja claro el tono que va a seguir durante las interminables 160 páginas: “Todo el mundo es talentoso, original y tiene algo que decir…”  Esa frase es digna de un político, miente a la cara del lector intencionadamente y sin despeinarse, teniendo esa referencia creo que todos nos podemos hacer una idea de lo que nos podemos encontrar dentro, pero había leído tan buenas críticas de él que tenía curiosidad por leerlo, aunque no me extraña que tenga buenas críticas, lo único que hace es dorarle la píldora al lector y darle “palmaditas en la espalda” susurrándole al oído “tú puedes, eres un gran escritor”.

El libro se centra en las experiencias que ha tenido la escritora en los diversos talleres que ha impartido de escritura, pone ejemplos de sus alumnos, los compara con algún texto de escritores consagrados y nos explica que textos son buenos y porque -según ella- lo son.

Su gran teoría es que un texto es bueno si el escritor es sincero en él, si muestra en ese texto su verdadera personalidad y no intenta mostrar una faceta suya que realmente no lo sea.  Lo cual me parece muy interesante porque, ¿cómo sabe ésta buena mujer cuando un escritor es “sincero” al escribir?  Continuamente nos pone ejemplos de textos de sus alumnos, varias páginas donde sus alumnos describen algo y donde nunca sucede nada.  Una niña que se levanta en un cuarto frío, baja a la cocina, habla con su madre y se marcha en el trineo con su padre; o una mujer que está fregando los platos y no quiere que su madre la descubra porque no quiere que la ayude en las tareas del hogar…

Según la autora esos textos son buenos porque las escritoras han utilizado sus propios recuerdos y han puesto una parte de ellos mismos en esos relatos.  Podemos pensar al leer esto que entonces solo podemos escribir sobre situaciones que hayamos vivido o cosas que conozcamos de primera mano, limitándonos mucho.  Pues no, tiene todo controlado, si escribimos acerca de un asesino en serie nosotros mientras escribimos nos convertimos en ese asesino en serie, pensamos como él, actuamos como él y nos convertimos en él, por lo tanto estamos siendo sinceros al escribir sobre él…

Su filosofía se centra continuamente en la propia confianza que tenga el escritor en si mismo y en mostrar su verdadero “yo interior”, según ella si una persona sabe mirar en su interior ya tiene todo solucionado, escribirá como un maestro y cada palabra será oro puro… Si utilizas muchos adjetivos y te explayas demasiado en las descripciones es igual de bueno que si eres escueto y no describes absolutamente nada, esa es tu forma de ser y has meditado mucho sobre lo que has puesto sobre el papel.

En resumen, un libro que puede servir a alguien que tenga la moral por los suelos y necesite palabras amables para comenzar a escribir pero, que si ya estás decidido a hacerlo no te va a enseñar ni dar consejos de ningún tipo.

Muerte de un viajante, simplemente imprescindible


Vuelvo a escribir, tras un parón no previsto. He tenido un verano muy movido con mudanza incluida y me he retrasado, pero lo importante es que consigo volver a ponerme a escribir que siempre cuesta retomarlo.

Llevaba mucho tiempo con ganas de leerme la obra teatral: “Muerte de un viajante”. Especialmente porque ya sabes como va a terminar el libro y el tema de como enganchar al lector omitiendo el suspense de como terminará, me llama especialmente la atención.

Esta obra fue escrita por Arthur Miller y es considerada por muchos como un ataque directo al sueño americano, lo cual no me extraña.  Supongo que será por ser europeo, pero nunca me ha convencido el sueño americano… Pero aquí hemos venido a hablar de la obra.

Portada de la obra de teatro

He leído muy pocas obras de teatro, lo cual debo remediar, y me cuesta meterme en la historia y ésta no ha sido una excepción.  Superado ese primer escollo, culpa mía por falta de costumbre, me ha gustado mucho la forma de presentar los hechos, contar la historia y profundizar en los personajes.

El protagonista es, obviamente, un viajante o comercial como se llaman ahora y su familia: mujer y dos hijos.  Un hombre de 63 años que ya no soporta las incontables horas que debe pasarse conduciendo y ve como ha malgastado su vida persiguiendo el sueño de llegar a ser alguien importante, ascender en su empresa y reconoce la dura realidad de que ese día ya nunca llegará.

Un hombre que ha vivido engañándose a sí mismo y ha educado a sus hijos inculcándoles sus fantasías, lavándoles el cerebro para que piensen como él, esperando que si les hace creer que son superiores a los demás terminarán siéndolo sin importar que no tengan estudios superiores o aptitudes de liderazgo

La historia nos la cuentan a través de una reunión familiar, en la cual los dos hijos han ido de visita a casa de sus padres. Nos hacen partícipes de las discusiones y tensiones que rodean a la familia, y de situaciones del pasado en las que nos presentan los hechos sucedidos para que existan esas rencillas.

Al comenzar a leerlo me sentía perdido, no le veía ni pies ni cabeza al argumento y la situación me parecía poco menos que ridícula, sin embargo nunca tuve ganas de dejar de leer.  Según me sentía mas cómodo en el formato de escritura del guión teatral y profundizaban en los personajes ya no pude dejarlo.  Siempre digo que lo que mas valoro de una historia es la profundidad que le dan a los personajes y en esta obra es lo único que se hace.  Todas las palabras dan una pincelada de color a cada miembro de la familia, de tal manera que los conocemos como si fuesen reales y conocidos nuestros.

A pesar de saber como va a finalizar la obra mantiene nuestro interés preocupándonos por los miembros de la familia, por saber mas sobre ellos y como van madurando poco a poco.

Es una obra de fácil lectura a pesar de lo denso de su mensaje, una crítica durísima a la forma en la que los padres educan a sus hijos intentando convertirles en algo que no son ni podrán ser; prefiriendo arruinarles la vida para morir ellos autoengañándose en que han hecho todo lo que han podido por ellos.  Como dije al principio, también es una crítica al estilo de vida americano que tanto nos plasman en miles de series y películas.. Conseguir una casa en una urbanización, tener un buen coche ir bien vestido… pero eso cuesta dinero claro.  La importancia de mantener las apariencias aunque no se tenga con que comer, la sociedad de consumo, seguro que si me la vuelvo a leer veo alguna crítica más.

Conseguir contar todo eso en unas 300 páginas, de un modo que cualquier lector puede comprender y haciéndolo de manera amena y manteniendo nuestro interés a pesar de saber como acabará creo que es digno de elogio.

No puedo mas que animaros a que la leáis, dadle una oportunidad a pesar de no ser una novela y disfrutad de ella.

Geralt de Rivia, comienza la saga.


La época en la que realmente me enganché a la literatura fue, sin duda, en la preadolescencia. A los 12 ó 13 años mi madre me acompañó a la biblioteca general de Zaragoza para sacarme la tarjeta de socio, fue todo un descubrimiento para mí.

En esa época me harté de leer libros de fantasía épica, era lo que mas me atraía (todos tenemos un pasado oscuro). Leí las sagas mas clásicas: El señor de los anillos, Dragonlace, Reinos olvidados… Prácticamente solo leí libros de ese género, (con alguna excepción de libros de misterio o novelas negras) hasta los 17 ó 18 años que noté que era continuamente más de lo mismo y no me aportaban nada.

Portada de la novela de la saga "el último deseo"

En ese momento me prometí a mi mismo que no volvería a tocar ese género, comencé a leer libros clásicos y best seller´s, y a partir de ese momento es cuando comencé a disfrutar de la literatura.

Sigue leyendo “Geralt de Rivia, comienza la saga.”