¿Realmente hacen falta 21 días para adquirir un hábito en nuestra rutina diaria?


Todos queremos cambiar algún aspecto de nuestra rutina diaria que no nos gusta. Puede ser que seamos sedentarios y queramos movernos más, cambiar nuestro estilo de alimentación, dedicar una hora a aprender un idioma…

Esto suele ser llamado «adquirir un hábito», algo que se realiza de forma constante sin necesidad de pensar en ello porque está tan integrado en nuestro día a día que no pensamos al realizarlo. Como puede ser levantarse temprano para ir a trabajar, lavarse los dientes después de comer.

Personas felices

De esta forma si analizamos nuestro calendario y vemos que por la tarde o al medio día tenemos una hora muerta que solemos emplear en «perder el tiempo» podemos decidir que en esa hora saldremos a dar un paseo.

Un día puede ser sencillo, decidimos hacerlo y lo hacemos pero ¿por qué no conseguimos mantenerlo en el tiempo? Enseguida podemos decir «hoy hace mucho calor» o por el contrario «hoy hace mucho frío» y de forma ocasional «hoy llueve».  Realmente ninguna de esas tres opciones nos impide salir a caminar. Se puede cambiar el recorrido para que haya más sombra, te abrigas bien, coges un paraguas… Al llegar a casa ya te cambiarás de ropa y te das una ducha ¿dónde está el problema?

El problema radica en que adquirir un hábito puede ser relativamente sencillo, pero perderlo lo es más aún.

Unos estudios dicen que se adquiere el hábito entre 20-30 días (mentira) otros estudios que si son cerca de setenta (otra mentira) y es que no hay ningún número de días porque los hábitos no se adquieren.

Por mucho que lleves años haciendo algo lo haces porque te obligas a ello, por tu fuerza de voluntad no porque tu subconsciente lo haga sin pensar. Claro que piensa en ello, y nos grita constantemente que no lo hagamos.

Durante más de tres años yo estuve entrenando de forma muy dura, unas doce horas semanales las dedicaba a salir a correr y hacer pesas de forma muy intensa… y tras eso casi me pego dos años sin hacer absolutamente nada ¿creéis qué tres años no son suficientes para adquirir un hábito?

Nuestro cuerpo está diseñado para conservar energía, para no hacernos daño. Si sales a hacer deporte te cansas, tu organismo debe reparar las fibras que se hayan roto, los líquidos… Es un trabajo muy duro para nuestro organismo el recuperarse y cuanta más edad más le cuesta.

Es cierto que en el caso del deporte «el cuerpo te pide que sigas haciéndolo» porque está activo y te encuentras genial. Pero el cuerpo pide algo suave, un paseo largo, algo de pesas pero sin cansarse mucho… Y ese es el problema que tiene mucha gente, lleva años haciendo deporte y se queja de que «no sé le nota» Pero ese es otro tema.

La cuestión principal es que un hábito no se adquiere, se obliga uno mismo. Ocurre lo mismo si te pones con otra gran tarea que solemos tener como aprender inglés.

Con mucha ilusión uno se apunta, va los primeros meses y está muy contento porque es fácil, la mayoría de las cosas ya se saben y se avanza rápido.

Se piensa que ya está, ya hemos adquirido ese hábito porque llevamos setenta días; pero hay amigo la cosa se complica ¿verdad?

Llegamos a partes que realmente requieren que estudiemos, que dediquemos tiempo adicional a repasarlas, memorizarlas… Y eso entra en conflicto con tumbarnos en el sofá a ver la tele y un buen día nos damos cuenta que la semana pasada no fuimos a la academia ni realizamos ningún ejercicio ¿cómo es posible si ya teníamos el hábito adquirido?

Todo se reduce a lo mismo, no se adquiere ningún hábito, se tiene fuerza de voluntad para obligarnos a realizarlo. Y al tratarse de una obligación es muy fácil que un día que nos encontremos mal ya sea física o anímicamente dejemos de hacerlo… En ese momento se abre una grieta en nuestro dique de contención y cuando se crea la primera repararla es muy difícil, pero muy fácil que sigan haciéndose más.

Si habéis llegado leyendo hasta aquí será porque os ha parecido interesante el artículo, ¿no? En caso de ser así os agradecería mucho que lo compartierais.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.