Libros que no debieron existir: Cuernos


Los que somos apasionados de la lectura asumimos que hay novelas que van a ser una grata sorpresa, no esperaríamos nada de ella y de golpe se convertirá en una de nuestras favoritas. Un rara avis que propagaremos a los cuatro vientos y recomendaremos a todas nuestras amistades.
Sin embargo ya he dicho que son un oasis en medio de un desierto y la otra cara de la moneda son obras nefastas que tal vez cogeríamos con muchas ganas o tal vez nunca hubiéramos oido hablar de ella pero termina en nuestras manos y le damos una oportunidad… Y en un día o dos nos arrepentimos y la abandonamos sin tan siquiera llegar a la mitad.

De las primeras obras nos hartamos de hablar pero de las segundas nuestro cerebro intenta eliminar todo rastro y salvo que alguien nos las mencione no solemos hablar de ellas.  Por este motivo me he animado a comenzar una serie de artículos en los que analizaré brevemente estas novelas explicando sus puntos fuertes y débiles.
Portada de la novela Cuernos

Voy a arrancar con la última de ellas que la tengo fresca, se trata de Cuernos del escritor Joe Hill. Novela que además tiene muy buenas críticas, tanto es así que incluso tuvo una adaptación cinematográfica protagonizada por el actor que dio vida a Harry Potter.
Este escritor tras publicar varios novelas y cosechar cierto éxito… Falta saber lo que consideró cierto éxito, hizo público que era hijo de Stephen King, por supuesto esperó a conseguir ese ¿éxito? Porque no quería ganar fama por ser hijo de quien era. Aquí me gustaría saber si el conseguir agente literario, que una editorial le diera una oportunidad y demás menesteres también lo hizo de incógnito, pero ese es otro tema.

Portada de la película Cuernos

La cuestión es que la idea me pareció buena y seguro que a vosotros también :“Un tipo despierta una mañana tras una borrachera monumental y descubre que le han comenzado a nacer cuernos. Estos cuernos tienen la peculiaridad de que la gente confiese sus más oscuros deseos y pensamientos”.
A mi por lo menos me llamó la atención, me pareció original y que podía ser divertida y fui a por ella.

La novela arranca bien es rápida y presenta al protagonista, en ella se hace un uso excesivo de un lenguaje vulgar pero encaja en la historia y personajes, así que todo correcto. En pocas páginas se nos plantea una trama profunda que promete mucho pero justo cuando se pone realmente interesante y la historia nos conduce de forma natural hacia un sitio….. Plof, nos remontan al pasado para presentarnos la infancia de los personajes.
Bueno vale se puede entender y es un buen recurso ¿verdad? Pero el relato dura el doble que el inicio interesante y aburre, aburre mucho.
Volvemos al presente, la historia avanza y entendemos mejor a los personajes… Y vuelta al pasado, esta vez a la infancia de otro…. Y otra vez es muy superior a la trama original.

Escena de la película Cuernos

Esto es desesperante, estamos en una trama de una violación y asesinato, un hombre acusado sin ninguna prueba y aunque fue exculpado por falta de pruebas toda la ciudad, incluida familia y amigos lo consideran culpable. Un hombre que un día se despierta con un don que le permite investigar y descubrir que ocurrió realmente. Puede reabrir el caso, buscar el verdadero culpable…. Puede hacer lo que le dé la gana ¿y qué nos encontramos? Un gilipollas que solo piensa en cortarse los cuernos, emborracharse y que todo el mundo le deje en paz.
Tanto es así que incluso descubre la verdad sin buscarla, por casualidad… Bueno, bueno pero seguro que al descubrirlo la cosa se pone super interesante y comienza a planear una estrategia que le permita sacar todo a la luz, limpiar su nombre… Pues no.

Esta novela es un ejemplo como pocos de que una buena idea no sirve de nada si no se sabe desarrollar, no ya de una forma brillante porque eso es muy difícil sino de una forma digna.
Por mi habría dejado de leer antes de llegar a la mitad pero me pareció feo criticar una novela sin terminarla. Tal vez el final fuese digno y se le podría dar cierto mérito pero es que ni eso. El final es desastroso, de los peores finales que he leído y podéis creerme si os digo que he leído muchos finales malos.

La forma en que el protagonista descubre sus poderes es ridícula, la forma en que afronta sus problemas y como parece que todo le de igual hace que lo odiemos y eso está muy bien si es la némesis pero que sea el protagonista dice mucho del escritor pero nada bueno.
La obra pretende ser una crítica a la idea del bien y del mal, de como en ocasiones para hacer justicia se debe ser el malo y que no debemos pensar que alguien por ser “el bueno” sea justo. Y repito, la idea es muy buena, pero la ejecución parece ideada por un niño de trece años.

El escritor se va por las ramas, presta más atención a los detalles que a la trama central. Le gusta dar discursos grandilocuentes, incluso hay una “escena” que dura varias páginas que parece una diálogo de: “El Conde de Montecristo”, en que el protagonista asumiendo su papel de ser el Diablo da un discurso a unas serpientes… si, a unas serpientes del bosque ¿qué os parece?

Nos encontramos ante una novela pretenciosa, aspira a ser una crítica a las creencias de las personas, a las religiones, a como somos mentalizados desde pequeños de los conceptos del bien y del mal. Y el planteamiento es correcto lo cu al es un gran logro.
Pero nos da igual, nos da igual porque todo eso nos lo “dice” no nos lo “muestra”. Se centra en exceso en mostrarnos el pasado arrancándonos del hilo argumental y pretende que se lo perdonemos muchas veces y durante demasiado tiempo. No contento con ello además nos quiere engañar haciendo un uso abusivo del Deux ex machina https://es.wikipedia.org/wiki/Deus_ex_machina sin que nada tenga ningún sentido.
No contento con ello además no es que pretenda dar un giro argumental hacia el final de la novela no, eso sería muy obvio ¿verdad? Aquí el amigo mete tres giros argumentales porque él lo vale, y por supuesto esto lo hace arrancándonos de la historia central y llevándonos al pasado metiéndonos una chapa de varios capítulos para que todo tenga (en su cabeza por lo menos) sentido.

Por todo ello no puedo recomendarle esta novela a nadie en absoluto. Me cuesta mucho creer que este buen hombre haya conseguido vender los derechos para una película si no es por ser hijo de Stephen King, aunque debo admitir que si la adaptación se centra en la historia central y elimina todos los viajes al pasado puede ser una muy buena película. Quizá en un futuro me anime a verla pero ahora mismo no me atrevo.

Haciendo un resumen diré que si en lugar de ser una novela hubiera sido un relato, si los viajes al pasado fuesen de un par de páginas en lugar de varios capítulos y el protagonista no fuese un completo imbecil podría haber sido una novela magistral.
Si alguien necesita poner un ejemplo de como una buena idea no sirve de nada por sí sola, si no sabe ejecutarse bien no podéis poner un ejemplo mejor que esta novela.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.