Seamos realistas con nuestras necesidades, el eterno problema de los Geeks


Un problema muy recurrente que veo especialmente en el entorno geek, principalmente porque es en el que más me muevo, es el fallo de perspectiva en el gasto a la hora de actualizar nuestros cacharros.

Imagino que la mayoría estaréis pensando en que se gasta más de lo que realmente se necesita, pero también ocurre el otro extremo, que llega un punto en el que uno se da cuenta de este fallo y se va al otro extremo, infravalora sus necesidades y se compra algo excesivamente y también se termina arrepintiendo.

Cuando necesitamos comprarnos un accesorio o equipo nuevo lo habitual es que uno siempre se vaya al tope de gama en esa categoría porque claro, ya que te vas a comprar algo te compras lo mejor: vas a obtener un rendimiento óptimo, te va a durar más años, reduces al mínimo el dejar de recibir actualizaciones por parte del fabricante, que los posibles bugs se arreglen pronto en cuanto surjan…

Todas estas razones son ciertas claro está, y si una persona tiene trabajo y se lo puede permitir es una decisión que nadie puede ni debe criticar, faltaría más.

Esta opción es muy buena, salvo por el pastizal que suelen costar las alternativas tope de gama.  Da igual que hablemos de algo tan trivial como pueda parecer un ratón o teclado hasta un ordenador.  Pasando por impresoras, monitores…. Todo cuesta no ya el doble que una opción más económica sino cinco veces o más tranquilamente.

Un buen día nos cansamos de gastar tanto porque somos conscientes que “para el uso que le damos” no necesitamos tanto.  Lo racional en este punto sería bajar un escalón o dos, pero nos venimos arriba y pensamos “seguro que con algo muy barato me apaño perfectamente”. 

Y ahí nos vamos, no ya a por algo de gama media alta o gama media no, nos lanzamos de cabeza a por algo de gama baja.  Y seamos sinceros, podríamos apañarnos tranquilamente en la mayoría de las situaciones… Pero si llevas muchos años consumiendo como mínimo gama media alta o gama alta bajar tan drásticamente a un gama baja es duro, muy muy duro.  Y aunque podríamos apañarnos con ese producto, como digo en la mayoría de las situaciones, solo le vemos defectos.

Los acabados no es que no sean Premium, es que parece que se va a romper con solo mirarlo, se queda colgado, el fabricante no da ningún tipo de soporte, es más lento que el caballo del malo…

Realmente es muy difícil sin realistas con nuestras necesidades y elegir un producto acorde a ellas.  En muchas ocasiones empezamos con el típico “bueno pongo un poco más y me compro algo mejor….”  Pero no solemos meternos ahí, porque llegados a ese punto “si pongo un poco más ya tengo el tope de gama” y claro ese “un poco más” termina convirtiéndose en el doble del producto inicial.

Lamentablemente no hay ninguna solución para esto, todos sabemos que tenemos este problema, además por los dos extremos… Y somos los únicos que podemos salir de este fatídico círculo vicioso de consumismo.

Así que intentad sed conscientes en todas las ocasiones de las alternativas y, especialmente, no tengamos un equipo que muchos profesionales no tienen jeje.

No hay comentarios todavía... ¡Sé el primero en dejar uno!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: