Super Héroes, Cine Western, Terminator y la mentalidad Americana. El primer plano en el lenguaje cinematográfico.


Si hablamos de cine y le pedimos a la gente que utilice un adjetivo calificativo la mayoría dirá que es: “entretenimiento, diversión o similar”.
Esto por supuesto es cierto, y ahí radica uno de los mayores peligros que atenazan a este arte. Pero de ello hablaré en otra ocasión porque hoy quiero centrarme en como el lenguaje cinematográfico y la utilización de un tipo de plano concreto cambia por completo el mensaje que es capaz de enviar una película, y como recibimos ese mensaje nítidamente sin ser conscientes de ello.

Como ya viene siendo habitual me gusta utilizar como base una película del género Western, principalmente porque creo que ahí se crearon los cimientos del cine. Se experimentó con los: planos, historias, perfiles de personajes… Por supuesto todo se ha pulido, pero si queremos buscar un género que podamos decir que sentó las bases de lo que hoy es el cine ese es, sin duda, el Western. No vayáis a pensar que es porque soy un gran aficionado a este género, nada más lejos de la realidad, pero mi padre si lo es y de pequeño no me quedo más remedio que tragarme cientos y cientos y de estas películas clásicas.

Pero hoy voy a utilizar una película de ese género: “Raíces profundas” de 1953 y otra más moderna como es: ”Terminator 2“de 1991, todo ello aderezado con Jesucristo y el mensaje bíblico.

Ya he comentado en otros videos que la base de todas las historias suelen ser similares y con clara inspiración en La Iliada. Eso es porque las motivaciones humanas son muy básicas, a fin de cuentas somos seres con unos instintos primarios comunes y todos reaccionamos de forma similar ante determinadas historias o estímulos.

En esta ocasión, en ambas películas, tenemos como protagonista a un niño. Con el cual podemos empatizar los adultos pero que facilita que un niño se ponga en su papel.
Esto hace que la historia incremente exponencialmente el público al que va dirigida, pero también que el mensaje que quiere transmitir va a ser más sencillo de comprender para todos.
La utilización de niños como protagonistas se usó mucho en la década de los 80 y 90 pero ahora, por desgracia, se está dejando de hacer. También hay que tener en cuenta que esa utilización de protagonistas dificulta mucho el trabajo de guionistas porque en los adultos suelen sentir rechazo ante las películas con estos protagonistas porque piensan que son “para niños”.

Y como elemento iniciático de la historia y del camino que debe recorrer este niño encontramos un viajero, un desconocido al cual rodea un halo de misterio y que se convierte en el salvador, alguien ajeno a nuestras vidas hasta ese momento pero que está dispuesto a sacrificarse por nosotros sin pedir nada a cambio.

En un caso es un pistolero que ya no quiere serlo, arrepentido de su pasado quiere utilizar su habilidad que tanta repulsa le genera.
En el otro tenemos una máquina de matar, un Cyborg que viaja al pasado para ayudar a quien intentó asesinar previamente. Y debe hacerlo enfrentándose a una versión más moderna y letal de sí misma.
Pistolero y Cyborg viajan para ayudar a los indefensos porque alguien tiene que hacerlo, porque se arrepienten de su pasado y este es su viaje de expiación.

Ahora centrémonos en el Western porque tiene mucho que analizar, aunque no lo parezca, y nos ayudará a entender el cine actual… Y actual de 2018 no como Terminator que es de hace casi treinta años.

Si analizamos la película vemos que hay una cantidad de primeros planos abrumadora, no es normal que en una película se abuse tanto de este recurso.
Esto hizo que el realizador replantease la película y el montaje por completo por la necesidad de usar planos adicionales cortando escenas varias veces para incluirlos.
A un espectador ocasional puede parecerle trivial pero es algo crítico porque hace que cambiemos como recibimos la historia y el mensaje que nos transmite.
Con una utilización “normal” de planos generales, medios y detalle podríamos ver esta película y pasaría a ser una película de acción más.

Sin embargo con este recurso logran que veamos la película desde la perspectiva de un niño.
El misterioso forastero que nos ayuda de manera desinteresada representa la justicia, la esperanza. A todos nos queda claro su pasado como pistolero, pero el niño no lo sabe, lo imagina y espera que así sea, es su esperanza porque sabe que su familia y vecinos tienen problemas y ellos solos no van a ser capaces de resolverlos.

Los primeros planos enfatizan en todo momento que somos un niño inocente y la historia que estamos viendo debe ser interpretada como si nosotros fuésemos ese niño.
Vemos como amenazan a nuestro padre, como está preocupado y lo habla con nuestra madre.
Como niños que somos le contamos esto al forastero y que tanto ellos como nosotros nos alegraríamos si se quedase a ayudarnos.
Escuchamos las conversaciones con los vecinos, sabemos que va a haber pelea y que los adultos están preocupados, pero en nuestra cabeza nuestro padre y el forastero son invencibles porque ellos son los buenos, tienen la razón y la justicia debe prevalecer.

En una lectura más profunda nos exponen el problema de Estados Unidos, en una época de expansión se crean infinidad de pequeños poblados en los que no hay oficina del Sheriff por lo que reina la ley del más fuerte. Por eso es necesario que haya héroes que decidan hacer lo correcto, que impartan justicia allá donde no llega la ley de forma oficial.
Esa idea prevalece hasta nuestros días, donde es fácil encontrar esos principios en las películas de Super Héroes que inundan las pantallas de todos los cines como lo hizo el Western en otra época…. Aunque de esto ya hablaré otro día profundizando mucho más en el tema.

Estas mismas escenas, eliminando el punto de vista del niño sería otra película en la que hablaríamos sobre la opresión del fuerte, la impotencia y sumisión que deben soportar los débiles y como la Justicia termina ganando.
Sin embargo, al colocarnos en el punto de vista del niño estamos DESCUBRIENDO la idea de la Justicia. Vemos que existen las personas que son conscientes de que pueden hacer lo que quieran por el mero hecho de tener más poder y que no debemos consentírselo porque eso es injusto.
Nos están mostrando que todos unidos podemos hacer frente a esos abusos y que como nuestra causa es justa lo lograremos.

Y lo más importante es que tanto antes como ahora estas películas “de moda” se van a ver en familia porque gustan a padres e hijos.
Los padres perciben el mensaje de la *revolución* contra la opresión y los niños la *revelación* de que existe la injusticia y que los débiles unidos pueden derrocar a esos seres malvados y codiciosos.

En Terminator es similar, vemos como un niño protegido por una máquina de matar es capaz de imbuirle sentimientos. Enseñarle que matar a inocentes no está bien, que no debemos abusar de nuestro poder por el mero hecho de tener ese poder. Al igual que todos los superhéroes hacen en las películas actuales. Aunque al principio el niño quería aprovecharse de ese poder y al ser consciente de lo que era capaz es cuando se dio cuenta de que eso estaba mal y siguió el camino correcto.

Y la parte más importante, y donde suelen fallar todas las historias, el final. Ambas películas tienen un final magistral.
El pistolero, tras derrotar a los villanos recoge sus cosas y se marcha. El niño va detrás implorándole que se quede, que hará muy felices a todos; pero el pistolero ha cumplido su misión ahí y debe continuar su viaje de expiación para continuar ayudando a las personas a las que la Ley no puede ayudar por estar muy lejos.

En Terminator la propia máquina, que ahora es capaz de sentir empatía y tiene sentimientos hacia el niño que ha estado protegiendo sabe que debe destruirse porque es lo mejor para seguir protegiéndolo.
En su interior lucha contra su deseo de seguir estando junto a él y protegerlo, al igual que el pistolero querría quedarse con esa familia, ayudarlos y ver crecer al niño, pero no es lo correcto y lo más importante para ellos es hacer lo correcto.

Por eso en el Western vemos como el antiguo pistolero se aleja en solitario hacia las montañas, y en Terminator vemos esa magistral escena en la que se funde y dice esa frase que todos tenemos marcada a fuego: “Sayonara Baby”.

No hay comentarios todavía... ¡Sé el primero en dejar uno!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: