Centauros del desierto y lenguaje cinematográfico : Ciclo Western II


Centauros del desierto es una película magnífica si queremos comenzar a aprender el lenguaje cinematográfico y como se usan escenas que, sin usar palabras, expresan sentimientos que estas no lograrían.

Es posiblemente una de las películas más famosas de este género. Es una película de 1956 y es un completo viaje Homérico, trasladado, como suele ser habitual al cine. En estos casos es sencillo porque intercambiar el proceloso mar por el infinito desierto y los barcos por caballos o caravanas es rápido de asimilar como ya vimos en el primer video de esta serie sobre el Western, os dejaré el enlace por aquí arriba por si queréis ver la primera parte.

Me voy a quedar con el inicio y el final, donde realmente está todo el peso del mensaje y quedándonos con esas dos partes es más sencillo que veáis la importancia del lenguaje cinematográfico y como, me temo, se está perdiendo esta sutileza. No por culpa del cine como tal, sino porque los espectadores demandan efectos especiales en lugar de profundidad argumental y tener que invertir energía en pensar.

Es muy importante que recordemos como comienza la película; con una habitación a oscuras en la cual se abre la puerta y se ve el exterior, un desierto infinito de luz.
Una silueta se perfila en la puerta y sale al exterior, poco a poco van saliendo más miembros de la familia porque ven acercarse a alguien.
Este juego con el interior de la casa, salir de la sombra a la luz, el viajero que se acerca…. Deja claro que esa familia pertenece a ese lugar y a esa casa y el viajero, pese a que es bien recibido e invitado a entrar no pertenece ahí.

En la presentación descubrimos que es Ethan un antiguo soldado confederado, uno de los fanáticos que no aceptó la rendición y se negó incluso a ir al acto de rendición y, tras la derrota, ha estado diez años vagando sin siquiera comunicarse con su familia.

En todas las series y películas se obcecan en reducir la guerra de secesión a la lucha por abolir la esclavitud… Cierto es que era uno de los factores, pero como todas las guerras el problema era por el dinero; una economía basada en la Industria como era el norte contra otro basado en agricultura y ganadería, el Sur. Pero este no es un canal de historia.

Vemos como que ni el que regresa al hogar, ni sus familiares, están cómodos con la situación. Desde luego es un familiar y se alegran pero hay tensión en el ambiente.
Durante la cena de bienvenida, reunida toda la familia por primera vez en diez años vemos una situación muy incómoda cuando llega un joven que fue recogido siendo un niño por el propio Ethan y llevado a su casa. Pero ahora se ve que es mestizo y Ethan se lo recrimina, incluso dice que lo salvó por pura casualidad… Algo que no viene a cuento y deja a toda la familia en un incómodo silencio.

Sin embargo también queda claro que Intenta cambiar, aceptar la nueva situación y regala a una de sus sobrinas una medalla que ganó durante la guerra como si no tuviese ya ningún valor para él… Mostrando en esa escena que quiere dejar atrás su pasado y ser una nueva persona, pero no termina de conseguirlo.

El mensaje de la película queda claro cuando llegan a casa los antiguos camaradas de Ethan, que ahora pertenecen al ejército de los Estados Unidos y lo dicen con orgullo.
Las películas siempre tienen una carga política, y aquí deja claro que los Estados Unidos te perdonan aunque hayas sido un soldado confederado, solo tienes que aceptar la derrota y reconocer el nuevo orden establecido.
Sus antiguos compañeros tienen hogar, familia, nuevos cargos y viven felices…. Ethan que no lo acepta lleva diez años vagando solo por el desierto y es un extraño en su propia casa.

Ahora llegamos al núcleo de la película, los Comanches tienden una trampa para que los hombres se alejen y poder atacar y quemar las grandes. Durante ese ataque secuestran a las sobrinas de Ethan y este es el viaje de expiación que debe emprender para rescatarlas y salvar lo poco que le queda de familia.

El único familiar vivo que le queda es el muchacho mestizo que rescató de pequeño, que viaja con él en esta odisea que deben emprender persiguiendo a una tribu de la cual solo saben el nombre del líder.
Dos personas que no se soportan, el antiguo Sur cargado de prejuicios contra El nuevo Estados Unidos de Norte América en el que todos son bienvenidos, sin importar su nacionalidad, creencias, color de piel…

Durante este viaje conocemos a los dos personajes, vemos la frialdad con la que Ethan trata al muchacho, y el profundo odio que Ethan siente por todo y por todos. Incluso cuando encuentran por fin a la tribu que tiene secuestrada a su sobrina, tras cinco años y descubre que ha sido totalmente asimilada y se ha convertido en una comanche más su primer instinto es matarla. Un familiar suyo no puede convertirse en un vulgar comanche…
Solo la intervención de su sobrino adoptado evita que la mate… Y casi los mata a los dos.

Sin embargo, tras estos cinco años, analizando las cosas fríamente, viendo lo valiente y honrado que es su sobrino mestizo y viendo la importancia real que tiene la familia cambia.
Esto queda claro cuando consiguen refuerzos y asaltan el poblado Comanche, su sobrina huye y Ethan la persigue y acorrala. Es ahí, cuando están los dos solos cuando Ethan la agarra, eleva hacia el cielo en señal de perdón y reconocimiento. Un gesto por cierto muy utilizado en el cine la coge en brazos y se la lleva de regreso a casa.

Y es aquí, al final, cuando debemos recordar como comenzó la película y la importancia de las luces, sombras y la puerta de la casa con el mensaje que nos transmitió para ver que nos dicen ahora estas luces, sombras y puertas.

Regresan a casa, la familia de la chica con la que va a casarse su sobrino y va a adoptar la chica porque la conocen desde pequeña.
Se alegran de ver que regresan, se dan abrazos y entran en casa, pasando de la luz a la oscuridad. En este caso la oscuridad de la casa indica lo íntimo y personal que es ese sitio; un lugar para la familia.
Van entrando todos pero Ethan se queda fuera, se da la vuelta y vuelve a dirigirse al desierto y la puerta de la casa se cierra.

Ethan ha cambiado, ha expiado sus pecados en esta búsqueda incansable de cinco años, es otra persona y ha aprendido que ya no es un soldado confederado.
Pero aún así esa es su familia, ha pagado su deuda pero su sitio no está ahí, ahora debe buscar su propia familia y forjar así su propio hogar.

Como veis con escenas de pocos segundos nos transmite muchísima información, una película que sin duda os recomiendo ver y fijaros en las luces, expresiones, sutilezas de los diálogos incluso.

Espero que os haya resultado interesante, un saludo y hasta la próxima.

No hay comentarios todavía... ¡Sé el primero en dejar uno!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: