Conociendo el personaje de Drácula


Drácula es un personaje que todo el mundo conoce, curiosamente incluso muchos saben quién fue su autor: Bram Stoker. Lo que no es curioso es que esto sea gracias al cine y la magnífica adaptación de 1992 de Coppola que incluyó el nombre del escritor en el título *Drácula, de Bram Stoker*, película que ya analizaré próximamente.Sin embargo un porcentaje ínfimo habrá leído la novela, como suele ser habitual, tampoco voy a decir lo contrario.


Esta obra es especial porque en ella sucede algo muy raro: ”el personaje cinematográfico es mejor que el literario”.  Para poder entender está arriesgada afirmación debemos tratar antes muchos temas, por ello voy a dedicarle una serie de videos en los cuales voy a hablar tanto del personaje como de su legado y adaptaciones… Incluso de ciertos vampiros que brillan al sol que se hicieron muy famosos y, aunque os cueste creerlo, explicaré porque no son tan malos como pensáis.
Primero debemos tener una visión global para poder ser conscientes del verdadero impacto que tuvo.Se publicó en 1897 y la idea de un humano convertido en monstruo que era un gran señor con grandes riquezas y podía caminar entre nosotros era algo nuevo.  Además es destacable el hecho de que era un Conde, recordemos que antes no se concebía que un “gran señor” fuese un delincuente y menos aún un vulgar asesino; eso siempre se decía que era de clases bajas, un “señor” no podía cometer tales bajezas.
Pero no solo por presentar un monstruo novedoso se hizo famosa esta obra, además la novela está magistralmente narrada y la narrativa en forma de diarios le da una agilidad que, incluso a día de hoy, encajaría a la perfección.  Antes era muy común encontrar diálogos interminables que parecían monólogos encadenados.  Frases rimbombantes y que durante decenas de páginas no hacían que se avanzase en la trama.  Algo que hacía imposible no ya empatizar con algún personaje sino que un lector actual muchas veces se perderá y no sabrá ni por donde va, incluso no sabrá de que están hablando o quién lo está haciendo.  Un ejemplo que me gusta utilizar sobre esto es: “El Conde de Montecristo”, con una magnífica historia y unos diálogos interminables.
En cuanto abrimos el libro y comenzamos a leer la forma que tiene de introducirnos en este mundo es digna de estudio; con el uso del diario logra una proximidad imposible de conseguir de otro  modo.  La narración del viaje, la interacción con los lugareños, las anécdotas sobre recetas de comida, tradiciones y el folclore hacen que nos pongamos en la piel del protagonista desde las primeras páginas.
Mediante estas descripciones crean un ambiente de peligro constante que logra agobiarnos.  Pero no vemos ningún peligro, sin embargo, sabemos que algo contra lo que no podemos hacer nada nos controla.
Además mediante el uso de los diarios tenemos dos realidades, la nuestra que dejamos apuntada en nuestro diario personal, con lo cual enseguida nos identificamos con el desdichado protagonista y lo que vamos contando a nuestra prometida, para no asustarla y afianzar en nosotros aún más la certeza que tenemos del peligro y la inminente muerte del protagonista.Ver así las dos realidades no hace más que ayudarnos a meternos en el papel, en sentir el poder y peligro que emana Drácula y la claustrofobia de un castillo enorme por el que podemos movernos libremente, pero del cual nos es imposible escapar.
Esta introducción es crucial, en ella descubrimos que Drácula es más que un humano aunque no sabemos que puede ser.Poco a poco vamos recopilando datos y escenas rocambolescas; como un día que vemos como una aldeana llega desesperada llorando al castillo pidiendo que le devuelva a su bebé. A eso le sumamos los recuerdos de lo que nos contaron los aldeanos, el miedo que tenían al Conde todos con los que nos hemos cruzado, especialmente la aldeana que en una posada con lágrimas en los ojos nos dio su crucifijo para protegernos del mal al que nos lanzábamos.
Han sido pinceladas dadas con calma las que han terminado de dibujar un magnífico cuadro de terror en nuestras mentes.
En nuestra estancia en el castillo, conviviendo con  él, vamos fijándonos en detalles para intentar descifrar su misterio.Nos percatamos de que nunca lo vemos de día, que el castillo está deshabitado, cuando comemos nos acompaña pero no come nada, al entrar en nuestro cuarto mientras nos afeitábamos no vimos su reflejo en nuestro pequeño espejo y al día siguiente no conseguimos encontrar ningún espejo…
Son detalles que se van clavando en nosotros y poco a poco van generando una tensión que nos obliga a seguir leyendo para saber que sucede.A día de hoy muchos pueden desdeñar esto, pero recordemos que la novela tiene más de cien años, ¿imagináis la impresión que debió causar en aquella época?  Sobre todo porque nosotros enseguida decimos *bueno, otro vampiro*, pero en aquella época nadie conocía a estos seres, fue esta novela la que creó este mito.  Por mucho que lo intentemos, nos es imposible imaginar la conmoción que causaría esta novela en una persona que jamás haya conocido el mito del vampiro.
Cuando nos atrevemos a seguirlo para descubrir su secreto solo sirve para empeorar nuestros temores.Vemos como sale por su ventana caminando como una lagartija por la fachada del castillo, nos percatamos de su fuerza desmedida, el poder que muestra tener sobre los lobos; no somos conscientes todavía de la clase de monstruo que nos tiene a su merced.Y al encontrarnos con las tres mujeres y ver como devoran un niño pequeño entregado por el Conde hace que finalmente perdamos la cabeza ante tal crueldad y poder.
Pero si esto fuera poco, mediante las conversaciones con el Conde que duran toda la noche vemos además una gran inteligencia, sagacidad para los negocios y una brillante estrategia.Se asegura de que nadie pueda saber todas las posesiones que tiene, las viviendas que compra, la logística que crea para que no se sepa lo que envía y quien lo recibe.  Dejan claro que no es solo una persona con poderes sobrehumanos sino aún peor, con grandes poderes y una inteligencia a la par.
Sin embargo cuando se traslada a Londres Drácula desaparece, se convierte en una sombra omnipresente que acecha pero nadie consigue ver.La forma utilizada de contar la historia con múltiples protagonistas es, simplemente, genial.  Mención especial hay que hacer al interno del psiquiátrico mediante el cual podemos ver la influencia que tiene Drácula sobre un humano, como se desea tener ese poder y se está dispuesto a realizar cualquier cosa para que nos acepte como sus discípulos y podamos tener una mera fracción de dicho poder.
Los diarios y la correspondencia de las dos jóvenes, la huida del castillo del Conde Drácula del que, hasta ese momento, considerábamos el protagonista, las desapariciones de niños que nos muestran los periódicos… Son pequeños fragmentos que construyen un mundo entero a nuestro alrededor, un mundo de terror como no se había visto hasta la fecha.
Este es el segundo tercio de la novela, donde además conocemos el personaje principal, la némesis que puede derrotar a Drácula que no es otro que el profesor Abraham Van Helsing.  Un anciano profesor que es el único capaz de ver las señales de Drácula en todos los actos extraños y enfermedades que le rodean: un estudioso, erudito, profesor…. Es muchas cosas pero no ese guerrero saltarín de poca monta que nos muestran las últimas entregas de cine y series, de las cuales ya hablaré ya, estar seguros de ello.
Además la forma de conectar a todos los personajes también es digna de mención porque al final, en una enmarañada telaraña todos los personajes están relacionados de una forma u otra.Esta parte, el nudo de la trama, nos engancha incluso más que la presentación donde conocimos al Conde.  La sombra de Drácula presente en todos los actos es mucho más estremecedora que el encontrarlo de frente.
Gracias al profesor vamos conociendo sus puntos débiles y sus poderes a la par que comprendemos la magnitud de a lo que nos estamos enfrentando.Nos muestra, en casos prácticos, como los objetos sagrados le dañan y esto lo hace poco a poco con escenas magistralmente creadas para tal efecto; especialmente importante es la escena del cementerio con la primera chica a la que Drácula convierte en una de sus mujeres en Londres.
Para proteger a las jóvenes que son víctimas de los mordiscos de Drácula les coloca ramos de ajos en ventanas y coloca crucifijos. Y cuando una de ellas se convierte en un ser de la noche vemos la forma efectiva de cazarlos para poder darles descanso eterno liberando su cuerpo de esa posesión demoníaca y que su alma pueda descansar en paz.
Drácula se convierte en niebla para desplazarse sin ser descubierto, también puede transformarse en animales como un murciélago y controlarlos como hace con un enorme lobo del zoológico o controlar miles de ratas tanto para defender sus territorios como para atacar.
Todo el folclore que conocemos de este personaje está sacado de esta novela: Que necesita descansar en la tierra donde fue sepultado, su poder de hipnotizar y controlar las mentes de las personas, el dominio sobre los animales, convertirse en niebla y otros animales así como sus debilidades por los objetos sagrados.  Fragmentos de todo esto se ha ido utilizando en las innumerables versiones que han ido saliendo, pero siempre han querido potenciar unas y olvidarse de otras para darle un toque único… Y esto es comprensible porque el personaje tiene muchas carencias.
El último tercio de la novela, la persecución de Drácula por así decirlo no es lo peor de la novela.   Es que sobra, es soporífero… Es El Conde de Montecristo con unos diálogos interminables, parrafadas de varias páginas que no aportan nada y una sensación de *por dios que esto termine ya* que dan ganas de cerrar el libro y olvidarnos de él.¿Cómo es esto posible?  Porque el personaje es demasiado bueno, no solo demasiado bueno sino perfecto.Tenemos un Conde con grandes riquezas, capaz de controlar la mente de las personas, inmortal, con una fuerza sobre humana, puede convertirse en niebla o murciélago que sepamos además de ser capaz de controlar animales para defenderlo, ¿cómo narices puede unos meros mortales matarlo?
En esta última parte se le intentan buscar debilidades… Es un villano por lo que su mente es egoísta,  infantil y cometerá errores ¿cómo?  Si al principio de la novela se alabó su inteligencia y genio estratégico, ¿ahora es infantil y caprichoso?  Consiguen santificar todos los cajones de tierra que llevó Drácula a Londres excepto uno, que utiliza para huir por barco de nuevo hacia su Castillo en Transilvania.Ahí vemos que incluso es capaz de controlar el clima para hacer que el barco llegue antes de tiempo a su destino y no tenga ningún contratiempo por culpa de alguna tormenta.  Su poder es aún más grande de lo que creíamos en un primer momento.
Como es lógico no se pueden enfrentar directamente a Drácula, cualquier combate sería algo ridículo, por lo que tras unos cientos de páginas que se hacen eternos logran derrotar a los gitanos que se encargaban de trasladar el ataúd a su castillo y justo antes de que se oculte el sol consiguen acabar con él.
Es un desenlace pésimo, una narrativa sobrecargada que no aporta nada y un final que todos imaginábamos para el villano….  Pero no podía ser de otra forma; se podía haber acortado, hacer unos diálogos menos pesados, su mayor fallo es intentar alargar demasiado el desenlace para dotarlo de mayor dramatismo.
Pero no puede haber otro final porque un mero ser humano, incluso una docena o un centenar de ellos nunca podrían presentar batalla ante un monstruo tan magistralmente creado.  Es lo que se suele conocer como *muerte por éxito*, ha sido tan bueno creando el villano que ahora resulta imposible derrotarlo de una manera creíble.
A nivel cinematográfico, de las antiguas, creo que la que representa más fielmente esto es la de 1931.  Aunque claro, a nivel interpretativo deja bastante que desear porque tanto el miedo, como el control mental, el suspense.. lo representan abriendo los ojos todo lo que pueden sin que se le salgan de las órbitas.Pero el entorno y la atmósfera lo hacen lo mejor que pueden; si menciono esta versión es porque incluye el loco que utiliza Drácula para realizar sus experimentos de subyugación, algo que las demás versiones obvian por considerarlo un mero papel secundario sin importancia y, a mi modo de ver, es fundamental para la trama.
Esta es la introducción, un pequeño repaso a la novela, su desarrollo puntos fuertes y flojos.En próximos videos iremos ahondando en algunos aspectos claves y analizando alguna película o serie que considere no ya buenas, sino importantes por aportar algo especial.

 

 

No hay comentarios todavía... ¡Sé el primero en dejar uno!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: