Libro Vs Película: El nombre de la Rosa


No lo cuentes, muéstralo; es una máxima cuando se cuenta una historia, ya sea una novela, película o incluso un cuento oral.
Es inaceptable tener que explicar lo que debe pensar o sentir el receptor, las acciones de los personajes deben hablar por sí solas.

 

Cada género tiene su propio lenguaje; lo que funciona en una novela no sirve para un libro ni para un relato oral. Cada uno tiene sus propias reglas y fórmulas.
Para comenzar a explicar las diferencia he elegido *El nombre de la rosa*, porque tiene una novela magistral y unan película muy buena con una trama central distinta de la novela y, pese a ello, es una adaptación muy buena ¿curioso verdad?

Es la primera novela de Humberto Eco, no su primer libro. Previamente había publicado el trabajo con el que obtuvo el Doctorado de filosofía y varios estudios de Semiótica cuando era profesor en la Universidad.
Cuando se supo que estaba trabajando en una novela causó gran revuelo y la editorial con la que ya había publicado preparó una gran campaña publicitaria y una presentación a nivel mundial.

Si preguntamos en la calle por *El nombre de la Rosa* muchos la conocerán y nos dirán algo similar a *La película de Sean Coonery que hace de monje tipo Sherlock Holmes*.
Muchos de ellos comprarian la novela pensando *Si la película me encantó la novela tiene que ser increíble*, pero tras comenzarla la dejaron un momento en la librería pensando *ya le leeré en otro rato* y ahí lleva treinta años esperando ese mejor momento.

Esto no significa que la película sea mejor que el libro, ni mucho menos, simplemente muestra que literatura y cine utilizan lenguajes muy distintos y públicos aún más distintos.

Humberto Eco era un erudito y publicaba libros muy específicos. No quería escribir una novela para las masas, de hecho quería hacer una tirada limitada, fue la editorial la que vio la posibilidad de ganar millones y preparó una campaña internacional enorme.
Incluso le dijeron que debía reescribir las primeras cien páginas porque eran muy densas y difíciles de leer pero él se negó argumentando que era el peaje a pagar para entrar en la Abadía, que no era una historia para todo el mundo.

Quería que el lector formara parte de la abadía, que viviese con los monjes y eso requiere una minuciosidad que no todos los lectores pueden soportar.. Esto es palpable incluso en como está dividida la novela.
Los capítulos son días de la semana, algo que ya hemos visto en más ocasiones, pero cada día está fraccionado por las oraciones que se deben realizar; para que el lector coja el ritmo y se habitúe al día a día de los monjes, una genialidad que me fascinó.

Pero la película utiliza el lenguaje visual, por lenta que sea es más dinámica y se queda con una trama que engancha desde el primer momento; por ello es fácil de resumir y explicar *Un monje investiga unos extraños asesinatos relacionados con un libro y una biblioteca laberíntica*.
Sin embargo ¿Cómo os describo la novela? Es una novela histórica usada para presentar una serie de debates filosóficos y teológicos muy profundos en la que se nos muestra el abuso de poder y la separación que sufrió la iglesia católica enlazado todo mediante una investigación sobre unos asesinatos relacionados con un libro y ….. y creedme que no sé como resumiros la novela.

Por ello lo mejor será centrarnos en la película y, siguiéndola, pondremos unos ejemplos de las virtudes y carencias tanto de la novela como de la película. Porque creedme si os digo que esta es una de las mejores películas para ver estos contrastes.

Ambas arrancan presentándonos las dotes detectivescas de Guillermo, pero lo hacen de una forma muy distinta.
En la novela emplea un escenario muy complejo con el rastro de un caballo, pero para ello incluso da una lección de filosofía; ahí deja claro que va a ser una novela apasionante pero no apta para todos los públicos.
Sin embargo en la película son unas pocas frases rápidas y directas las que nos descubren su talento y, muy importante, nos muestran que es capaz de conocer un sitio sin necesidad de estar en él.

A partir de ese momento ya vemos que la película es distinta a la novela por necesidad del lenguaje cinematográfico.
En la novela nos presentan a los personajes con eternos diálogos en los que se habla de lo humano y lo divino, teología o el sentido de la responsabilidad y lo correcto.
Nos presentan diversas facciones de la iglesia y constantemente se espera la llegada de una legación papal para un importante debate que decidirá el futuro de la Iglesia; es una parte fundamental de la novela, pero en la película se ha usado como simple hilo conductor.

Una de las mayores críticas que recibe la novela es el excesivo tiempo que se toma para presentarnos tanto la Abadía como los que la habitan; hablan de la biblioteca indicándonos que es un sitio prohibido y peligroso custodiado por monstruos y espectros por las noches.
Pero esto es necesario porque la Abadía es el personaje protagonista, no Guillermo y la biblioteca su tesoro oculto al cual protege utilizando a los monjes como meros peones.

En la película optan por que el tesoro sea el mismo, la biblioteca, pero la intentan ocultar y hacer insinuaciones para que el espectador vaya pensando en como poder entrar.
También se toma su tiempo en presentarnos a los personajes; la primera media hora de la película es la presentación y como no tiene otra herramienta, debe hacerlo remarcando el aspecto visual.
Un claro ejemplo es el ayudante del bibliotecario cuando nos lo presentan en una impactante escena en la que está en su habitación flagelándose. No hay que pensar mucho en el mensaje que nos quieren transmitir, de esta forma van preparando el terreno para que todos los sucesos posteriores nos vayan encajando.

Veo justo hacer una mención especial a la escena de la misa en la que el venerable Jorge marca el ritmo a base de golpes en la mesa. Con esa escena dejan claro el poder que ejerce en la Abadía pese a no ser el Abad. Al igual que cuando interrumpe una charla amistosa rompiendo de un golpe un jarro; son escenas que hablan por sí solas.

Guillermo es utilizado como el guía, a través de su ayudante Adso nos va presentando a los protagonistas y con ellos la historia, no solo de la Abadía y el misterio, sino también los conflictos internos que ha tenido la iglesia católica, el avance del pensamiento moderno, el peligro de la inquisición….

En la novela Adso es el narrador, además de una forma muy original porque comienza siendo anciano para narrar en retrospectiva y cuando es más conveniente en primera persona como joven aprendiz para que sea Guillermo quien pueda explicarnos las cosas.
El tratamiento que se le da en la película es de mero trámite, un apoyo en el que Guillermo hace pie para avanzar.
Con este personaje vamos a hacer un buen ejercicio de diferenciación entre lenguaje cinematográfico y literario porque nos muestran los mismos pasos, pero al utilizar un lenguaje visual el espectador debe ser muy experimentado para poder seguir las indicaciones.

Adso es un joven novicio con las hormonas revolucionadas por la adolescencia y multiplicado por el hecho de no haber tenido nunca trato con mujeres. Siempre yendo de un monasterio a otro como novicio para formarse y teniendo a la mujer como la causante de que el hombre peque.
Está lleno de dudas y no encuentra como satisfacer su curiosidad ni atreviéndose a hablar con ningún adulto del tema; en la rica Abadía hay numerosos murales y esculturas de vírgenes y le gusta contemplarlas preguntándose como serían y, si ayudaron a Jesús ¿no podían ser tan malas verdad?
Al descubrir como entrar en la biblioteca con Guillermo, una noche desesperado se interna solo para buscar información sobre el tema y es al salir cuando tiene lugar la escena que quiero usar como ejemplo de diferenciación en literatura y cine.

En la novela Adso se encuentra a una muchacha sola y muerta de miedo, quiere calmarla y ayudarla pero no hablan el mismo idioma. Aquí Humberto hace una gala extraordinaria de sus amplios conocimientos de Semiótica. Adso prueba con los idiomas que conoce, al hablarle en Alemán ella se asusta por la rudeza del idioma así que vuelve al latín y le susurra, camina a gatas lentamente para que vea que no es una amenaza y no deja de hablar pausadamente para transmitir confianza y calma.
Ella también murmura palabras, se aproxima despacio, al estar cerca se miran a los ojos y susurrándose ella le acaricia la cara, se besan y hacen el amor.
Es una escena muy bonita, cargada de significado y un cambio muy importante para el personaje.
Ahora siente remordimiento y amor, sabe que ha pecado pero ha sido una experiencia tan maravillosa que no entiende porque puede haber algo malo en ello.
Se confiesa con su maestro y da pie a que Guillermo le hable de la bondad y la comprensión, que al conocer ese goce y dicha podrá comprender en el futuro a jóvenes novicios que pequen como él.

Sin embargo ¿qué vemos en la película? Hemos seguido esos mismos pasos, pero al no tener la mente de Adso explicándonos sus dudas y sentimientos nos lo debemos imaginar.
Y en la cocina lo único que vemos es una chica que se encuentra con un novicio joven, le manda callar porque un cura la está buscando y cuando se marcha le agarra y básicamente *Ven aquí moreno que te voy a dar lo tuyo*. Es una escena de sexo sorprendentemente explícita para una película de cine y más aún de aquellos años. Además es muy larga, demasiado larga.. Y el espectador lo único que veo son tetas y culos sin ningún mensaje; habiendo tetas y culos ¿quién se va a poner a pensar? En lugar de aportar, como hace en la novela, resta y entorpece.

 

Otra gran diferencia es el tratamiento que se hace de la legación papal; gran parte de la novela se basa en la preparación para su llegada. El miedo de varios monjes con pasado Dulcinsta y en explicarnos los bandos que hubo, porque actuaron como lo hicieron, el poder que tenía la iglesia y el hambre que pasaban los pobres que les dio valor para alzarse en armas.
Con todo esto se explicaba el debate que se iba a tener sobre la pobreza, la pobreza de Jesús y porque se planteaba si la iglesia debía ser pobre.
En la película se da alguna pincelada, pero eran conscientes de que era imposible y actuaron en consecuencia.
Se aprovechó la reunión para dar profundidad a Guillermo contando su pasado de Inquisidor y su oposición a este cuerpo ejecutor. Además añaden un conflicto con el Inquisidor que viene como parte del grupo y que debe encargarse de resolver los asesinatos ya que Guillermo no lo ha conseguido todavía.
En la novela explican su pasado con la Inquisición y que no creía en ella, alegaba que un hombre sometido a tortura diría cualquier cosa para que lo matasen de una vez, pero no se dice nada de que él fuese torturado como si se hace en la película porque crea un efecto instantáneo sin tantos circunloquios.
Esto en la película lo resumen bien durante el juicio, pero queda tan simple que el mensaje es demasiado obvio y se pierde el debate por lo que al espectador le es indiferente.

 

En la película el juicio parece un chiste; no es culpa de nadie porque la escena está lo mejor resuelta posible. Se opta por añadir dos jueces adicionales como recurso dramático con el que darle a Guillermo la oportunidad de perfilar mejor su personaje dándole humanidad
No se argumenta y da la sensación de que cualquiera podría hacer de juez, solo tienes que acusar y en cuanto lo niegan se manda que te torturen hasta que confieses.
En la novela se puede ver que los inquisidores son hábiles interrogadores, tuercen las declaraciones, argumentan hasta conseguir que se contradiga el interrogado, siempre están calmados haciendo que el interrogado se ponga aún más nervioso y tienen una mente ágil que les permite ir cambiando de tema para confundir aún más a los interrogados. Eran personas muy inteligentes y hábiles en su trabajo.
Eso no se podía mostrar en la película, duraría demasiado y sería tedioso, además es secundario en la película por lo que el trabajo de adaptación es bueno, pero se pierde el mensaje.

Pero todas estas pérdidas que estoy mencionando en la película ayudan a un personaje de forma clara, Guillermo, el persona en torno al cual gira la película.
La escena de sexo de Adso permite que el espectador comprenda su frustración al ver como su amada es apresada y va a arder en la hoguera.
Cuando nos muestran a Adso nervioso mientras Guillermo sigue leyendo y explota increpándole su frialdad, Guillermo le explique el motivo y muestre ahí su humanidad, algo que le recriminaron a Humberto por no dar en ningún momento de la novela muestras de ella.

Al final del juicio, al pedirle el inquisidor que ratifique su veredicto el aprovecha para dar un pequeño sermón en defensa de los acusados condenándose él mismo a un nuevo juicio inquisitorial.
Lo cual a la trama aporta poco pero al personaje mucho, hace que caiga mejor al espectador y encaja mejor en el arquetipo de héroe dispuesto a sacrificarse para ayudar a los injustamente castigados.

En este momento ya no llevan caminos paralelos sino totalmente opuestos. La novela es realista por lo que el Inquisidor se marcha con la muchacha y la legación papal sabiendo que en la primera ciudad la quemarán para dar ejemplo. Se cuenta de una forma natural y tan clara como que al día siguiente por la mañana saldrá el sol porque era así en esa época y no había nada que hacer.
En la película eso es inaceptable por lo que se aprovecha el revuelo creado por Guillermo para acelerar el desenlace y que el fuego que arrasa con la Abadía sirva como distracción para que la muchacha se salve y, de paso, que el Inquisidor sea liquidado por el pueblo dando ese toque que tanto gusta al espectador de cine para irse con un buen sabor de boca.

En la película hemos tenido un misterio desde el primer momento, unos personajes claramente definidos, un tono histórico atrayente y un desenlace típico que satisface a todos.
Es una buena historia rápida con mucho trasfondo y personajes memorables; por eso gustó y sigue gustando y la gente la recuerda con cariño.
La novela es un tratado histórico, filosófico, teológico que la gran mayoría no puede terminar de leer porque les resulta infumable; sin embargo ese pequeño porcentaje que Humberto sabía que solo podrían terminar lo recordamos como uno de los mejores libros que hemos leído, aunque pocas veces podremos releer nunca lo olvidaremos.

No hay comentarios todavía... ¡Sé el primero en dejar uno!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: