Hasta las narices del sistema educativo español


He pensado hablar de este tema en numerosas ocasiones pero, siendo sincero, siempre me ha dado pereza ponerme con ello porque es tan complejo y tiene tantos matices que no sabía por donde empezar.

También hay que tener en cuenta que esta es, obviamente mi opinión y reconozco que esta opinión ha ido cambiando según me voy haciendo mayor. Actualmente ya estoy cerca de los cuarenta y mi hija tiene 10 años. Es un tema muy personal por lo que es normal que muchas personas tengan puntos de vista muy distintos al mío. Lo cual es precisamente lo que busco, distintos puntos de vista.

Como sabréis por el título hoy quiero quejarme del sistema educativo Español, algo que ya me parecía anticuado cuando estudiaba yo y que, por desgracia, me da la sensación de que no ha cambiado casi nada en todos estos años.

 

Esto ya da para debate, porque por lo que he hablado con otros padres el sistema cambia muchísimo según las ganas y el sistema que elijan en el propio centro, pero por desgracia eso son contadas excepciones, no la tónica general. Hay algunos centros que optan por utilizar un sistema basado en los intereses de los niños, dejándoles más creatividad e incentivándoles con temas que ellos mismos decidan, lo cual me parece fantástico, encomiable, digno de alabanza y que, por desgracia, es más raro de encontrar que una trufa blanca de 1 Kilogramo.

El principal problema que veo es que, como siempre, se comienza en el colegio como tal a los tres años, una edad a mi modo de ver excesivamente temprana. Un niño se pega estudiando más de 10 años, que es más del triple de lo que tiene de vida al comenzar, y al terminar debe continuar estudiando otros diez años aproximadamente si quiere tener una carrera. Eso si optan por estudiar una carrera o continuar estudiando. Porque con este sistema lo único que se consigue es que los niños terminen quemados de estar siempre estudiando, haciendo deberes y dedicando todo el día al estudio.

Pero de eso no quiero hablar mucho, porque los primeros años son más de adaptación que otra cosa, solo decir que me parecería mejor comenzar más tarde.

El problema comienza cuando a niños de pocos años se le comienza a machacar para que memoricen y comprendan cosas que les cuesta meses aprender cuando, si se lo enseñaran tan solo en el próximo curso en unos pocos días lo aprenderían.

Se comete el error de insistir en que los niños son esponjas que lo aprenden todo. Esa es la mayor estupidez que he escuchado nunca, solo hay que tener un hijo para darte cuenta que tienes que estar horas todos los días machacándolo, repitiendo una y otra vez lo mismo para que al pobre se le quede.

Que los niños son esponjas solo serviría para entrenar el oido en idiomas o música, en todo lo demás necesitan incluso más tiempo que un adulto para comprender según que temas y memorizarlos. En primer lugar porque son niños, se aburren y piensan en jugar y en sus historias porque para eso son niños.

Aquí habrá cambios según colegios y profesores por supuesto, pero por lo que he visto en la mayoría de ellos los profesores son ya mayores, y no quieren dedicar ni un minuto a aprender nuevos métodos, continúan usando el mismo sistema de hace más de treinta años que no les requiere ningún esfuerzo y a correr.

Aquí espero que no venga nadie a decirme lo típico de pues en el colegio de mi hijo los profesores son jóvenes y bien majos todos. Me parece estupendo, yo también conozco colegios así, pero son un porcentaje irrisorio por desgracia.

Incluso me he encontrado bastantes profesores que incentivan la competitividad, llegando a ver como algunos daban chuherías a los mejores de la clase y los tratan mejor que al resto; además estos niños elegidosnunca tienen la culpa de nada, hagan lo que hagan está bien y si ocurre algo el propio profesor los defiende a muerte… Que a día de hoy se mantengan este tipo de enchufados por los profesores ya me parece mal, pero eso es elección de cada profesor, no del sistema, así que comencemos por las críticas al sistema.

Memorizar, memorizar y memorizar… Cuando era pequeño ya me quejaba de esto, era típica la frase de Fulanito es más tonto que abundio, pero como tiene mucha memoria saca muy buenas notas. Esa frase es totalmente válida a día de hoy, lo único que se pide es que memorices, tienes que repetir lo mismo que pone en el libro, da igual que esté bien o no. Repítelo tal cual o suspendes.

Hay cosas que están obsoletas, pero se siguen enseñando hoy como si fueran ciertas, el mejor ejemplo es el de la pirámide nutricional, una falacia sin sentido que se sigue enseñando. Los profesores la enseñan tal cual, aunque se comenten en clase artículos de la OMS que digan lo contrario, viene en el libro, repítelo tal cual o suspendes.

Memoriza, haz los ejercicios y no molestes. Entra el profesor en clase, habla sin parar, manda ejercicios y se marcha. El niño está obligado a no dormirse, tomar apuntes, hacer los ejercicios y memorizar todo lo que se ha dicho.

¿En algún momento se le enseña al niño como debe organizarse? ¿Cómo debe tomar apuntes? ¿Alguna técnica de memorización? No, eso es problema del niño, no del profesor, ni del centro ni por supuesto parece que a nadie le importe.

Ya he dicho antes que los niños van a estar más de 10 años, como mínimo, estudiando ¿cómo es que nadie se preocupa por enseñarles a estudiar?

Es algo que no entendía cuando yo estudiaba ni, por supuesto, sigo entendiendo a día de hoy.

Los deberes son para los padres, es ridícula la cantidad de deberes que les pueden enviar a niños de siete u ocho años según que profesores. Manualidades muy complejas, escribir cuentos de varias páginas, varias páginas de ejercicios de matemáticas… Es llegar a casa y estar sin parar hasta la hora de la cena, y el niño por supuesto quejándose porque quiere jugar.

Yo voy a mi trabajo, hago mis ocho horas y no quiero saber nada más de él, y los fines de semana los tengo de fiesta ¿por qué un niño debe hacer su jornada en el colegio, seguir varias horas por la tarde haciendo deberes y estudiando y, además, el fin de semana debe dedicarle varias horas a seguir haciendo lo mismo.

Luego pretendemos que los niños continúen con ganan de estudiar en el instituto, luego en la universidad y, al terminar, a ver si pueden hacer un Master ¿estamos locos o qué?

No solo eso, cuando somos jóvenes recordamos el asco que nos daba tener que seguir estudiando, formándonos y las ganas que teníamos de empezar a trabajar para librarnos de todo esto. Sin embargo, cuando tenemos hijos nos olvidamos de todo esto y empezamos con él a no, no, mi hijo tiene que estudiar, tener carrera, varios masters…. Y sabemos que de poco le va a servir todo eso en el panorama actual, curiosamente también hay que reconocer que los chavales siempre dicen que no quieren seguir estudiando, que quieren trabajar, que ya están hartos y quieren trabajar, yo los comprendo. Pero curiosamente, cuando comienzan a trabajar, les dicen a sus padres que no, que quieren seguir estudiando, y ahí nos encontramos con el problema de los jóvenes que ni estudian, ni trabajan…. Pero ese, es otro problema.

Vivimos en la era de la información, por primera vez en la historia busques lo que busques tardas escasos minutos en encontrar dicha información. ¿No sería mejor enseñarles a buscar dicha información? Aprender a filtrar información falsa de la cierta, saber recopilarla, hacerse esquemas…

Por mi parte nada más, como siempre, espero vuestros comentarios.

Anuncios

No hay comentarios todavía... ¡Sé el primero en dejar uno!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: