Anuncios

Incluye en tu entrenamiento el descanso


Cuando conseguimos crear una rutina de entrenamientos; ir progresando, adelgazar, mejorando nuestra fuerza, resistencia y velocidad pensamos que ya lo tenemos todo hecho. Lo hemos conseguido y aguantamos lo que sea sin despeinarnos.

Pero es todo lo contrario, al ser novatos cometíamos errores de novatos y pese a lesionarnos nos recuperábamos pronto. Sin embargo ahora somos más fuertes y resistentes, lo cual significa que levantamos más peso, corremos más rápido y durante más tiempo por lo tanto tardamos más en lesionaros, pero cuando lo hacemos la lesión es mucho más grave que cuando comenzábamos a entrenar.

Eso es justamente lo que me ha ocurrido a mi, este año tan solo he estado sin entrenar una semana, que es la que me fui de vacaciones; incluso he entrenado las semanas que he estado bastante enfermo, menos días pero he entrenado.

Sin embargo esta semana recibí un serbio golpe de atención.  El lunes en primer lugar fui por fin al fisioterapeuta porque llevaba semanas con molestias en una pierna; reducía la intensidad del entrenamiento o cambiaba de ejercicios en los que no tuviese molestias.  Pero por mucho que baje la intensidad el entrenamiento es muchísimo más exigente que antes del verano.  Además una semana que entrene poco le dedico ocho horas y ahora ya mezclando entrenamiento de fuerza con salidas de más de una hora a correr.

Si a eso le sumamos que cuando salgo a correr cada kilómetro o kilómetro y medio me paro a hacer dominadas o burpees y que los fines de semana me levanto a las seis y media para poder entrenar…. Nos encontramos con que no descanso nunca lo suficiente y el cuerpo aguanta mientras aguanta.

Ayer sábado salí a correr, unos doce kilómetros haciendo diez paradas para hacer dominadas. Luego a casa, desayunar, ducharse y salir a pasear con la familia a la feria del cómic de Zaragoza.  Por la tarde no pude ni salir un par de horas a pasear, me dolía la cabeza, el cuello, espalda, piernas y los pies me dolían horrores tan solo por estar de pie.

Terminé pegándome toda la tarde hecho un ovillo en la cama sin ganas ni de cenar. Eso sí, tras una buena noche de descanso por la mañana me encontraba mucho mejor; tanto mejor que incluso podría haber salido a entrenar y al hacerlo hubiera cometido un grave error.

Es cierto que cuando haces deporte el cuerpo te pide que hagas más, además al notar que mejoras aún estás más motivado, seguramente por eso es por lo que no descansamos lo suficiente.  Ayer me encontraba fatal pero hoy ya no, por lo tanto a darle duro… En lugar de pararnos a pensar que si ayer estábamos medio muertos y hoy ya no, eso no significa que estemos recuperados solo que hemos recuperado lo suficiente para poder continuar sin dolores.

Tocará seguir haciendo una semana entera de descarga, que justamente va a coincidir con la Navidad, y luego a ver que tal se comporta el cuerpo tras estas fiestas para aumentar el ritmo.

Pero no os confundáis, no todas las semanas deben ser de descarga 😉

 

22-mas deporte mas lesiones

 

Anuncios

No hay comentarios todavía... ¡Sé el primero en dejar uno!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: