Entrenar estando enfermo


Comienza a hacer frio, las grandes superficies ya colocan los adornos navideños -cada año antes- y como no podía ser de otra forma los catarros y gripes comienzan a propagarse entre nosotros.

Yo ya he pillado el primero del año, además bastante fuerte, mi hija también y la mitad de mis compañeros de trabajo. Ha sido devastador la verdad, comenzamos pronto el año.

En un primer momento eran unos síntomas leves, picaba un poco la garganta, ligero malestar pero nada serio. Por ese motivo decidí ir a entrenar igualmente aunque haciendo un entreno suave para no sobrecargar mucho al cuerpo y que debido a la intensidad del entrenamiento me bajaran las defensas y la cosa fuera a peor.
Sin embargo no sirvió de nada, al día siguiente me encontraba fatal y a los dos días estaba para el arrastre. Posiblemente uno de los peores resfriados que he pillado en bastante tiempo; y digo bien resfriado porque el año pasado pillé la gripe.

Hay mucha gente que dice que un pequeño resfriado no es excusa para dejar de entrenar, que incluso te puede venir bien. Pese a lo que me acaba de ocurrir estoy totalmente de acuerdo, pero creo que hay que matizar mucho en este aspecto.
Hay ocasiones en las que nos encontramos un poco pachuchos, la cabeza cargada, un poco mareados a lo mejor, cansados… Eso no es realmente que nos encontremos enfermos, sino como decimos por aquí que estamos “chof”, en esos momentos ir a entrenar te sienta de maravilla; te activas, tu cabeza se despeja porque tiene que estar alerta, tus músculos se ponen en forma y, al terminar de entrenar y ducharte, estás como una rosa.

Sin embargo cuando estás realmente enfermo he probado ya en varias ocasiones que lo mejor es descansar. Si estás enfermo y entrenas sobrecargas tu sistema nervioso y -debido al esfuerzo- bajan tus defensas, lo único que se puede conseguir ahí es que tu enfermedad empeore o pilles algo que no tenías incluso.

Yo realmente en esta ocasión pensaba que no tenía nada, sin embargo la cosa se me ha complicado sobremanera. El año pasado pillé por primera vez una gripe, algo que no recuerdo la última vez que me había pasado, y también estaba entrenando de forma intensa.
Por lo menos en mi caso esto se ha terminado, a partir de ahora cuando me encuentre mal automáticamente dejaré de entrenar unos días hasta que me recupere.

 

Aquí tenéis el audio del episodio por si lo queréis escuchar.

No hay comentarios todavía... ¡Sé el primero en dejar uno!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: