Anuncios

Las terribles consecuencias de ser Geek: Compras por internet


Las 14:00, el reloj de pared acababa de cambiar y ya mostraba las 14:00 una hora mágica y maldita a la vez. Significaba que solo quedaba una hora para poder marcharse a casa, beberse una cerveza congelada, poner el aire acondicionado a tope y hacer lo que más apetecía hacer en una calurosa tarde de Julio, ¡nada!

Una hora, solo una hora, no había tenido un mal día pero como siempre decía su padre: “a última hora siempre viene un gilipollas a joder”. Era una ley de Murphy, infalible, así que intentó encogerse en su silla para taparse con su monitor e intentar pasar desapercibido durante solo una hora más.

  • ¿Que tal campeón? ¡Vaya calor hace! ¿Eh? Jaja, menos mal que ya queda poco para irnos a una terrazita o a la piscina a ver chavalas ¿eh, eh? Jajaja.
    • Y aquí está la Ley de Murphy -Susurró apoyando la cara en las palmas de las manos y frotándose los ojos-.
    • Jaja, que Murphy ni que leches, mira que tienes cosas raras chavalote. Tío, que como a tí te gustan éstas cosas a ver si me puedes ayudar en una cosa sencillita, quiero comprarme un iPhone de esos, el más gordo que haya.
    • Bueno, eso es fácil hombre. Esta tarde cuando vayas a tomarte unas cervezas pásate por el centro comercial del centro, a la tienda de Apple que hay ahí y te compras uno.
    • Jajaja, que cachondo eres tío, no hombre no que ahí son muy caros. Quiero que me lo compres por internet, de esos baratos.
    • ¿Por internet? ¿Barato? Cuesta lo mismo en Internet que en la tienda. ¿Tú lo que quieres es uno de segunda mano? -Esta situación no le pillaba de nuevas, ya estaba acostumbrado a tonterías similares y, por desgracia, sabía como terminaría-.
    • Si hombre, de segunda mano, anda ya. Eso ni se pregunta, quiero uno nuevo y bueno pero que como mucho me cueste unos 300 euros que pagar más es de tontos.
    • Sabes que yo me lo compré en la tienda oficial y pagué 900 euros, ¿verdad?
    • Venga, venga… A mi no me engañes hombre, dices eso para que la gente te deje en paz, pero yo se que te gustan éstas cosas, estás al día y lo sacarías por algún sitio tirado de precio, ¿verdad picarón? -Insistió dándole golpecitos con el codo-.
    • Mira, vamos a hacer una cosa, yo te ayudo y tú me ayudas ¿vale?
    • Ya sabía yo que tú no eras tanto como parecías. Se lo digo a todos que conste, jaja. -Le dio una sonora y dolorosa palmada en la espalda y se sentó sin ceremonias en su mesa – Venga dispara, ¿qué quieres? ¿Una chavala? ¿Un par de chavalas?
    • Gracias pero no, lo tendré en cuenta gracias. Me quiero comprar un coche nuevo, y como sé que tú entiendes de ese tema, te gusta y estás metido por ahí por internet a ver si me ayudas a comprarme un Lexus, el más gordo que haya.
    • Claro hombre, sin problema, eso es muy fácil. Te voy mirando algún foro y pregunto a algún amigo de confianza si conoce alguno de segunda mano…
    • Si hombre, de eso nada. Yo te voy a conseguir un iPhone nuevo y tu me quieres meter un coche de segunda mano. Lo quiero nuevo a estrenar, de concesionario. -Se puso cómodo en su silla y cruzó piernas y brazos para ponerse cómodo mirando de frente a su rival.
    • Bueno, bueno como quieras. Pero esos cacharros son caros, algo podremos rascar presionando a alguno de un concesionario, pero no esperes milagros.
    • Hombre, pero por eso quiero que me lo consigas de internet, que a tí te gustan esas cosas. Yo más de 20.000 euros por el tope de gama no pienso pagar.
    • Jajaja, que cachondo el tío. -Exclamó frotándose los ojos- Que se me saltan las lágrimas, anda que no. Eso es imposible hombre, si esos cacharros brincan los 100.000 de cualquier manera.
    • Pues no hay trato, hasta que no me consigas el coche por ese precio yo paso de buscarte el iPhone por 300.
    • Tu lo que eres es un vacilón y te estás pasando de listo. -Ya no se reía, su cara estaba seria y lo miraba fijamente-.
    • Y tu eres un jeta que, por cierto, no recuerdo ni como te llamas y tampoco haber hablado nunca contigo. -Ya estaba dicho, un pesado menos que no volvería a molestarle-.

Aquí tenéis el audio del podcast, por si queréis escucharlo

Anuncios

2 comentarios para “Las terribles consecuencias de ser Geek: Compras por internet”

  1. Rogaciano Ramirez Responder 03/08/2015 a 16:45

    Tienes toda la razón del contenido de este post y lo mismo pasa cuando te piden que recomiendes que movil comprar pero ellos lo buscarán por sus medios porque tu lo consigues muy caro y resulta que alguien les vende una mierda y ahí vienen contigo a molestar como si tu lo ubises vendido

  2. jajaja lo q me he reido tio. uff los hay listos listos, luego estan los de los viajes a 1 euro a cualquier sitio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: