Anuncios

Análisis del Polar M400


En cuanto vi el Polar M400 sabía que quería tenerlo, es el segundo pulsómetro de la “nueva era de Polar”, pulsómetros modernos con GPS integrado, conectividad bluetooth y preparados para el servicio de Polar: el Polar Flow. En poco tiempo Polar se está adaptando a los nuevos tiempos de una forma espectacular, sin prisa pero sin pausa.

Éste M400 podría decirse que es el hermano pequeño del famoso: V800, el tope de gama de Polar y, para mí, el mejor pulsómetro que podemos comprar actualmente.

Polar M400

Es un pulsómetro “básico” pero que, sinceramente, no creo que la gran mayoría de usuarios necesitase más que lo que éste ofrece.

Aquí tenéis un video que grabé sobre éste pluviómetro.

Como primer punto, que debo destacar sobre él es que la carga y sincronización con el ordenador se hace a través de un puerto micro usb, adiós cables propietarios con extrañas conexiones que, como se pierdan o rompan, deberíamos pagar a precio de oro.

Nada más sacarlo de la caja debemos conectarlo al ordenador para configurarlo y registrarlo en la web de Polar Flow, tras ésta primera conexión ya no necesitaremos conectarlo al ordenador, salvo para actualizarlo cuando toque.

El cuerpo del reloj es de plástico y parece “un reloj normal” que podremos usar sin problemas a diario.

La parte trasera es de metal y ahí encontramos el puerto de sincronización y carga tapado por una tapa de plástico para garantizar que no entrará agua en él y así poder utilizarlo en el agua para nadar.

Este pulsómetro, no nos vamos a engañar, está pensado claramente para que tu deporte principal sea correr, por algo está tan de moda el “running” actualmente.

Como ya he comentado dispone de conectividad bluetooth 4.0 algo que, aparte de sincronizarlo con nuestros smartphone, también nos servirá para conectarlo a sensores bluetooth, como el podómetro o el sensor de cadencia para la bicicleta.

Pese a que ya salió al mercado hace unos cuantos meses todavía no está el software al 100% y nos encontramos, por ejemplo, con que el reloj dispone de un sensor interno de cadencia que todavía no está activado. El día que esté disponible nos mostrará más información sin necesidad de comprar el podómetro, por ejemplo.

El tema de la localización de los satélites no es especialmente rápida, aunque ha mejorado desde el primer día que lo tuve sigue tardando casi un minuto en “enganchar” con el satélite.

En cuanto comenzamos a hacer deporte es una maravilla la cantidad de información que nos ofrece y la multitud de distintas pantallas con diferentes datos que podemos visualizar. Además en la web de Polar Flow podemos crear nuestras propias pantallas seleccionando los datos que queremos que nos muestren, una gozada todo sea dicho de paso.

Objetivos del entrenamiento

Desde la web de Polar Flow también podemos preparar nuestros entrenamientos y crear series, zonas o lo que deseemos.

Estos entrenamientos nos aparecerán en el menú de “favoritos” en nuestro reloj y, al seleccionarlo, se nos mostrarán los datos que hayamos configurado previamente.

En una pantalla se nos mostrará la FC y si estamos por encima, debajo o dentro de la zona que hayamos seleccionado.

También tendremos un acceso rápido al cronómetro para los entrenamientos por intervalos, algo que mucha gente utiliza y viene muy bien tenerlo tan a mano.

Navegación

Al contrario que su hermano mayor, el V800, éste no incluye ninguna función de navegación, aunque tiene la opción de “volver al inicio”.

Esta opción nos servirá si estamos haciendo una ruta nueva y nos hemos perdido, si bien no incluirá ningún mapa ni podremos volver sobre nuestros pasos nos mostrará una gran flecha que nos indicará la dirección que debemos seguir para llegar al punto de partida.

No es la opción más óptima, pero puede ser suficinete para llegar hasta un punto en el que sepamos orientarnos.

Monitor de actividad

Una de las novedades que más llama la atención, al igual que el V800, es el que incluye el pulsómetro “una pulsera de actividad” y llevará un registro de nuestra actividad diaria, que tal dormimos por las noches y nos avisará si llevamos muchas horas sin movernos.

Todos éstos datos se incluyen en la App de nuestro smartphone y desde ahí podremos ver: que actividad hemos realizado durante el día, cuantas horas dormimos, calorías quemadas, pasos dados… Una maravilla para los que quieren llevar un control total de su actividad física.

Conclusiones finales

El M400 es un gran pulsómetro, además con un precio muy asequible para todos porque no llega a los 200 euros con la banda pectoral incluida.

Su precisión viene abalada por ser un Polar y dispone de conectividad bluetooth 4.0 para añadir dispositivos adicionales, además de poder sincronizar con nuestros smartphones y Polar Flow es un gran servicio online para consultar nuestra evolución.

Personalmente como único punto negativo diría que echo en falta que no disponga de vibración, si estamos entrenando por series o queremos que nos avise cada vez que terminamos una vuelta o hemos recorrido un kilómetro el sonido muchas veces no nos enteraremos y, mediante una vibración, ayuda a que seamos conscientes que nos está notificando algo. Aunque para ser sincero debo reconocer que cuando tenía un pulsómetro que me avisaba por vibración tampoco me enteraba siempre.

Si queréis compraros un pulsómetro y no tenéis claro cual comprar, permitidme que os aconseje éste, que seguro os servirá perfectamente durante mucho tiempo.

Anuncios

No hay comentarios todavía... ¡Sé el primero en dejar uno!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: