Cine en casa para todos


Lo que más me gusta de las “nuevas tecnologías” es la rapidez con la que se convierten en “tecnología antigua”.  Hay  mucha gente que me dirá que eso es un desventaja pero para mí no lo es, tan sólo debemos tener claro si realmente nosotros necesitamos  tener lo último cada año, ya que  os puedo decir yo que no es así.

Al hablar de éste tema mucha gente piensa directamente en los teléfonos móviles por ser algo que ha evolucionado mucho en poco tiempo, lo llevamos siempre con nosotros y lo utilizamos para infinidad de cosas que, hace unos pocos años, no podríamos ni imaginarnos.  Sin embargo hay otro dispositivo que también utilizamos a diario, ha experimentado también un gran cambio y no se habla casi de él, me refiero obviamente a los televisores y equipos de sonido.
Samsung-105-inch-CURVED-UHD-TV
No creo que nadie tenga que hacer memoria para recordar como eran los televisores de hace unos años, seguro que tampoco necesitáis pensar mucho.  Eran grandes, pesados, necesitaban un mueble aparatoso para tenerlos y, como mucho, tenían la función de teletexto.  A día de hoy la pantalla es muchísimo más grande con una resolución mucho mejor y son tan ligeros que podemos colgarlos de la pared sin esfuerzo.
No sólo eso, sino que además disponen de muchas funciones, conexión a internet y no solo podemos ver los programas de televisión, sino además enviar el contenido de nuestros ordenadores o teléfonos directamente a ellos sin necesidad de dispositivos adicionales.  Si nos paramos a pensarlo el cambio también ha sido muy grande.
Teniendo en cuenta estos cambios y la rapidez con la que se han producido es el motivo por el cual a mí me gusta la rapidez con la que se considera a algo “tecnología antigua”, porque uno o dos años después de que algo revolucionario salga al mercado tienen un precio que cualquiera puede permitirse, y por supuesto siguen siendo de una gran calidad.
Por éste motivo podemos encontrar productos con la máxima definición de audio y video a unos precios que todos podemos permitirnos.  Yo personalmente no quiero cambiarme ni el televisor ni el sistema de sonido cada año o dos años.  Mi intención es que, como mínimo, me aguante unos 10 años, teniendo eso en cuenta ¿Por qué me voy a gastar un dineral en tener lo último?
Conozco a muchos que se quejan por gastarse mucho dinero en un teléfono, ordenador o televisor y que, después de un año “ya no sea lo último”, yo siempre les digo que no hay que darse mal por ello, gracias a eso podemos comprar grandes productos a un precio más económico, ese es el precio de la “evolución”.

No hay comentarios todavía... ¡Sé el primero en dejar uno!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: