Anuncios

Los niños se preocupan más por la privacidad que los padres.


La privacidad es un valor a la baja, por alguna extraña razón que no termino de comprender.  Hoy en día, realmente, es bastante fácil conseguir datos importantes de nosotros y a la gente parece que le da igual.

Recuerdo cuando era pequeño que mis padres siempre que iban a tirar alguna carta a la basura primero la rompían en pedazos y, después la tiraban a la basura.  Yo siempre me pregunté porque hacían eso, tirábamos un papel a nuestro cubo de basura, que después iba a un contenedor lleno de otras bolsas de basura, ¿quién iba a rebuscar bolsa por bolsa para buscar cartas?
A día de hoy, sin embargo me hago otra pregunta que aún comprendo menos.
Veo que la mayoría de la gente lleva sus teléfonos sin bloqueo, cualquiera que lo tenga en la mano puede desbloquearlo y usarlo.  Sólo con eso ya puede acceder a nuestras, fotos, correo electrónico y todas las redes sociales que tengamos instaladas pudiendo, entre otras muchas cosas, publicar en nuestro nombre o solicitar un cambio de contraseña.
También he visto a gente que vendía su teléfono móvil y se limitaban a quitar la tarjeta SIM y entregar el teléfono tal cual.
Es más, incluso he recibido algún gadget para analizar enviado por alguna empresa y el anterior que lo había tenido para analizar no lo restauró para borrar sus datos… ¡en fin!
internet-nino
Tal vez sea por ser este tipo de situaciones tan habituales en el día a día el motivo que me provoque tanta alegría una situación tan distinta a inesperada.
Mi hija tenía un iPhone 4S que no usábamos, más que nada lo usaba para escuchar su música y ver algún vídeo.
Un día decidí darle otro peor porque había vendido el 4S, así que le di otro y me preguntó que pasaba con el suyo, porque tenía fundas muy bonitas que le gustaban mucho.
Le dije que lo había vendido y que ella ya tenía otro y no pasaba nada.  No se quedó muy convencida con mi respuesta, con 7 años es muy fácil leerles las expresiones jeje.
Pensaba que era porque le gustaba su anterior teléfono, por las fundas o cualquier otra cosa, tampoco le di mucha importancia la verdad.
Por ello, mi sorpresa fue mayúscula cundo mi hija apareció detrás mía y muy seria mi dijo: “papá, tendrás que borrar antes todas mis cosas del teléfono”.
No le había dicho nada a mi hija de que se podían borrar los datos, ni de que fuera o no ha hacerlo.  Es un tema que obvié directamente porque no pensaba que mi hija fuera a preocuparse por esas cosas.
Fue algo natural en ella, tenía sus fotos, su música y algunos juegos, pero eran suyos y nadie tenía que ver sus cosas.  Si una niña de 7 años se preocupa por esas cosas, ¿por qué los adultos que tenemos cosas más importantes en nuestros teléfonos no lo hacemos?
Anuncios

No hay comentarios todavía... ¡Sé el primero en dejar uno!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: