Diferencias entre comprar, usar y necesitar en tecnología.


Los aficionados a la tecnología tenemos un serio problema.  Bueno, en realidad son muchos, pero hoy voy a hablar de uno en particular que es el creer que “necesitamos” mucho más de lo que en realidad es.  Este problema posiblemente lo tenga mucha gente en muchos ámbitos distintos al tecnológico, pero yo hablo del que conozco 🙂

Un aficionado a la tecnología está informado de:noticias, programas, nuevo hardware que sale al mercado. Y ese exceso de información nos juega muy malas pasadas, como diría un filósofo ese exceso de conocimientos es, para nosotros, el árbol que no nos deja ver el bosque.
Voy a poneos una serie de ejemplos sobre el tema que me ayudarán a que entendáis mejor a lo que me refiero y, seguramente, os sentiréis identificados en alguno de ellos.
Un ejemplo muy claro lo vemos con la :fotografía, especialmente si uno además es maquero.  Al tener una cámara fotográfica medio decente hay que aprovechar al máximo esa cámara, no nos sirve el típico programa que venga con la propia cámara, que en cámaras réflex suele ser la mejor opción, por cierto.  Sino que necesitamos algo profesional porque así : “yo podré aprovechar al máximo sus funciones”.
Si uno es maquero el software iPhoto que viene gratis con los Mac ni lo miramos: “eso sólo vale para las fotos familiares y casi ni eso”.
photoshop
Con el vídeo ocurre exactamente lo mismo. Como los teléfonos ahora graban en una calidad muy buena decidimos que vamos a hacer nuestros pinitos con la edición.  Sabemos que hay programas bastante decentes tanto para nuestros móviles, como tabletas, y para el ordenador incluso gratuitos…pero nosotros sabemos del tema, conocemos los programas que utilizan los profesionales y claro, a nosotros esos programas sencillos no nos valen porque son para gente: “que no tiene ni idea”.  Como mínimo necesitamos la suit completa de Adobe, si somos maqueaos el Final Cut Pro igual se nos queda corto y todo porque no tiene muy buenas críticas.  Incluso nos planteamos si no necesitaríamos una estación Avid.
Si queremos grabar un podcast es incluso peor,  ¿cómo voy a grabar un podcast sin una mesa de mezclas?  Imposible vamos, a lo mejor ni me lo aceptan en iTunes, habrá que comprar también buenos cables, conexiones, micrófonos, ¿y el software?  Por supuesto profesional que esos programas gratuitos no están a la altura de mi calidad.
La teoría es que al estar informados de los productos, servicios y funcionalidades tanto de los productos que tenemos como del nivel que tenemos nosotros en ese campo en concreto deberíamos saber elegir el programa que más se ajustase.
Por conocer los programas que utilizan los profesionales y poder encontrar tutoriales sobre su funcionamiento en Youtube no significa que nosotros los necesitemos, es más, vamos a invertir muchas horas en aprender a manejar un programa que, realmente, no necesitamos.
Todo lo que podamos aprender sobre esos programas más tarde incluso puede ser contraproducente para nosotros porque querremos hacer cosas que no necesitamos.
Siguiendo con el ejemplo de la fotografía la gran mayoría de los aficionados lo que necesitamos es saber manejar la cámara de fotos y hacer la fotografía lo mejor que podamos.  Luego en el ordenador con saber revelar correctamente la fotografía y hacer 4 ajustes básicos ya debería ser más que suficiente.  No necesitamos aplicar filtros, capas ni invertir media hora en cada fotografía que queramos conservar.
Yo personalmente, prefiero tener todas las fotografías que me gustan bien reveladas, ordenadas y etiquetadas que en aprender a manejar un programa.
Desde luego, no soy una excepción a este problema, ni mucho menos, me cuesta un gran esfuerzo resistirme a instalar programas en el ordenador y comenzar a buscar tutoriales.
Me ha pasado tanto con la fotografía, vídeo, edición de audio para los podcast, programas de edición de texto, GTD, outliners….
Al final he conseguido controlarme, eliminar la gran mayoría de los programas que tenía instalados y usar los que vienen por defecto con el programa o los más básicos que pueda, solo si necesito hacer algo con un programa y no encuentro la forma de hacerlo es cuando busco uno más avanzado que el que tengo.
La conclusión a la que he llegado es que cuando un programa tiene un precio que me parece prohibitivo es que no lo necesito y busco uno similar con un precio mas económico.  De momento, no me he confundido con ninguno y no veo que tenga limitaciones en ningún aspecto.
iPhoto e iMovie por ejemplo han mejorado mucho con las últimas versiones, incluso las de iOS están muy bien y sirven para la mayoría de los casos.
Espero que estos ejemplos os ayuden a reflexionar y, cuando necesitéis un programa, primero le deis una oportunidad a los programas “sencillos” antes de ir de cabeza a piratear el programa más profesional que encontréis.
Anuncios

No comments yet... Be the first to leave a reply!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: