Niños, juguetes tecnológicos y cajas de cartón


Como buen padre friki-geek que soy me encanta buscar nuevos juguetes para mi hija, tal vez haya en ello una parte de ese niño que tenemos dentro y pensamos :”si yo hubiera tenido esto habría sido mi juguete favorito”, o alguna frase similar.

Mi hija tiene libros electrónicos, libros interactivos, iPad, ordenador y un sinfín de juguetes electrónicos de los cuales ni ella ni yo nos acordamos y periódicamente vamos regalando.
Por ello, cada cierto tiempo suelo buscar algún juguete nuevo o juego para el iPad.  Si os sentís identificados con ésta situación seguramente sabréis que es lo que ocurre a continuación, mi hija coge maravillada el juguete o juego nuevo, lo utiliza intensivamente durante un par de horas y, después, lo abandona en un rincón y se olvida de él.
Sin embargo hay algo que nunca falla: las cajas de cartón.  Cuando me llega algún paquete grande a casa, mi hija viene corriendo como emocionada para quedarse con la caja.  Se la lleva a su cuarto: la recorta, pinta, decora con papeles de colores y se mete ella diciendo que es una nave espacial.  Después mete a sus muñecos y dice que es un barco, cuna o lo que se le ocurra en ese momento.
Perfectamente podría estar jugando con esa caja todo el día, si nos llama será solamente para que le ayudemos a cortar algo en especial para darle una forma especial o a decorarla pintando con ceras.
No le dura la emoción solamente un par de horas, ni mucho menos, juega con ella todos los días y le cambia la utilidad varias veces a lo largo del mismo día.  Al final, tras tres o cuatro días ya está destrozada por el uso y termino tirándola, no sin que mi hija se queje enérgicamente.

Donde este una caja de cartón que se quiten los juguetes más avanzados...

Si hacemos algo de memoria todos nosotros recordamos jugar con cajas de cartón, especialmente si de chavales conseguíamos un botín como una caja de nevera o lavadora, ese día organizábamos una fiesta tremenda.
Podemos sentirnos un poco frustrados si nos gastamos más de cien euros en un juguete para nuestros hijos o el niño de algún compañero o familiar y vemos que no tiene el éxito que esperábamos.  Estamos seguros de acertar con el regalo porque es muy chulo y tiene infinidad de luces, colores, sonidos y funciones. Además hemos leído un montón de artículos en webs o revistas especializadas sobre lo maravilloso que es para el correcto desarrollo del niño… y que termine abandonado en un rincón en un par de horas, o incluso menos.
Por el contrario, cada vez que mi hija encuentra una caja y se emociona decorándola, buscándole funciones nuevas y se pasa días jugando con ella yo me alegro porque los niños, afortunadamente, siguen siendo niños y no necesitan la tecnología para serlo.
Anuncios

Una respuesta to “Niños, juguetes tecnológicos y cajas de cartón”

  1. Básicamente la caja es el equivalente a “un palo!”. Por suerte los niños aún son niños por frikis que seamos los padres…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: