Anuncios

Lo siento, pero correr no significa adelgazar.


El deporte se ha puesto de moda, afortunadamente llevamos unos años en los que ya se ha convertido en algo habitual ver gente patinando, corriendo o yendo en bici a nuestro alrededor.  Ahora solo falta que los que hacen esto sepan circular adecuadamente por las aceras y ser conscientes que la prioridad la tienen los peatones, aunque eso sería otro artículo, perdonad por el lapsus.

Volviendo al tema que da nombre a este artículo hoy quiero hablar sobre las falsas creencias que hay en este tema porque, como en cualquier cosa que se pone de moda, hay más desinformación que información útil.
Para empezar lo más normal es decir que correr es el deporte muy barato, cualquiera lo puede practicar, todo son ventajas… Magia pura vamos, pero siento decoros que si bien no todo es mentira, si que hay una larga ristra de “pero” en cada explicación de todas estas cosas.
De modo rápido diré que lo único en lo que realmente hay que gastarse dinero es “en los pies”, unos buenos calcetines que transpiren, unas zapatillas adecuadas a nuestro peso y mirar si necesitamos plantillas  para corregir nuestra pisada.  En eso es fácil que se nos vayan 300 euros… El resto da igual.
Pero en lo que me quiero centrar es en el mayor mito que hay sobre esta fantástica afición, adelgazar a velocidad de vértigo.  Lo primero que dice la gente tras la frase “quiero adelgazar” es “voy a empezar a correr”, lo cual me parece perfecto claro, lógicamente ayuda y adelgaza, pero con una lista casi infinita de matices.
Cualquiera puede entrenar para correr, pero no cualquiera puede correr.  Es lo que le decimos a los niños, antes de correr hay que caminar.  Si comenzamos a correr intentaremos ir lo mas rápido posible, no dejaremos descansar al cuerpo lo suficiente y nos esforzaremos demasiado para intentar avanzar y conseguir mejores resultados en muy poco tiempo.  Eso suele terminar en múltiples dolores y un abandono inmediato del deporte.
Centrándome ya en el tema del peso hay que tener en cuenta que se adelgaza cuando nuestro cuerpo quema más calorías de las que nosotros comemos.  Pero para adelgazar nos interesa más quemar grasas que calorías, que no es lo mismo.
Las calorías las quemamos cuando nuestro corazón trabaja de forma relajada, si no hacemos deporte a una velocidad superior a un trote gorrinero nuestro corazón no está acostumbrado y trabaja mucho, para soportar esa alta frecuencia cardíaca las calorías las quema de la glucosa almacenada en nuestros músculos, no de la quema de grasas porque eso le cuesta más y necesita energía rápida.
Por eso, aunque los programas que están muy de moda nos digan que al hacer ejercido hemos quemado X calorías, que puede que sea un cálculo más o menos acertado, esas calorías proceden de la quema de glucosa de nuestros músculos, no de esa grasa sobrante que queremos eliminar.
Por lo tanto si salimos a correr dos días a la semana, o tres como hace la mayoría de la gente mejoraremos nuestra forma física , con el tiempo cambiaremos grasa por músculo y bajarán nuestras pulsaciones.  Pero eso no se consigue en un mes o dos, ni mucho menos.
Aún así, si tenemos paciencia para comenzar a correr despacio e ir subiendo poco a poco, y perseveramos en el tiempo, nada nos garantiza que nos quitemos todos los kilos que nos gustaría.
Como ya he dicho se adelgaza cuando nuestro cuerpo quema más calorías de las que comemos, al hacer deporte tendremos más hambre y comeremos más, incluso hay gente que dice “como ahora corro puedo comer más comida basura” o simplemente uno se da más caprichos de los que debería porque “ahora hago deporte”.
En esos casos seguramente nos quedaremos, no como estábamos, pero casi.   O si adelgazaremos, pero a lo mejor la mitad de lo que se esperaba.
En cualquier caso hacer deporte merece mucho la pena.  Uno se encuentra mejor, se cansa menos, su corazón y músculos se fortalece e incluso mejorará el estado de ánimo.
Pero de ahí a pensar que correr es algo milagroso dista mucho amigos.
Anuncios

9 comentarios para “Lo siento, pero correr no significa adelgazar.”

  1. Estoy de acuerdo en casi todo porque yo me compro unas zapatillas de las baratucas y a otra cosa, solo me preocupo de que me sujenen bien el pié para ir cómodo.

    Quizás te ha faltado algo en el post (desde mi punto de vista), los ejercicios de cardio (que así les dicen los pro) son lo mejor para perder peso o al menos, como bien dices, mantenerte y no coger más, correr, montar en bici, comba (rollo Rocky xD), etc …

    Pero hay dos cosas fundamentales a la hora de hacer ejercicio que son el tiempo y la intensidad del ejercicio y la alimentación, hacer ejercicio durante un corto de espacio de tiempo y/o a baja intensidad es poco más o menos como no hacer nada (en cuanto a perder peso) y una mala alimentación tampoco ayuda.

    Si haces ejercicio y tienes más hambre y comes más al final incluso ganarás más peso, hay que controlar el apetito e incluso comer un poco menos. Para quien pueda permitírselo buscar ayuda profesional puede ser una buenísima opción, alguien que te dé una dieta a seguir con una tabla de ejercicios a realizar, qué hacer, cuándo, cómo, durante cuánto tiempo, etc …

    Y tener paciencia, los que nunca han hecho ejercicio o llevan tiempo sin hacerlo deben ir progresando poco a poco 😉

    • Jaja hombre dame tiempo que hay muchas cosas que contar en este tema, lo único que quería deje claro es que no sólo por correr vas a adelgazar.

      Ya he escrito algún artículo sobre esto, como mis errores tras un año haciendo deporte.
      La próxima semana empiezo con un entrenador personal, de ahí sacare mucho que contar 😉

  2. Pues si conoces el barefoot running o calzado minimalista todavía simplificas más. Buen post amigo!!!

    • Uff conozco ese calzado, pero para poder utilizarlo hay que estar en un peso óptimo y tener muy buena técnica 😉
      Algún día podre utilizarlo jeje

  3. Hola,
    Soy una chica de 39 años. Hace un año empecé a hacer caminatas y poco a poco las he ido cambiando por correr. Empecé por tres km y ahora hago 5 km dos-tres veces por semana. Los hago en unos 33 minutos. Vamos, algo normalito pero “correcto” teniendo en cuenta que trabajo y tengo 3 hijos.
    Me veo mejor y me siento super bien pero con un “pero”: al empezar todo este proceso hace un año pesaba 61,5 kg. Ahora peso casi 64 kg. Uso la misma ropa y me veo mucho mejor, pero no sé si, con esta progresión en la báscula va a ser mejor dejar de correr y volver a las caminatas…qué opináis?. En cuanto a la alimentación hago la de siempre…

    • Hola.

      Ten en cuenta que el músculo pesa mucho más que la grasa y ocupa menos espacio.
      En estos casos lo mejor es intentar comprarse una bascula que no sólo te diga el peso, sino también el % de grasa corporal.
      De esta forma incluso es posible que un día veas que has engordado pero hayas bajado el porcentaje de grasa, o al revés, perder peso pero subir ese porcentaje.
      Las mejores marcas para estos temas es Omron que tiene certificación médica y Tanita.
      No pienses que son excesivamente caras, por 40 o 50 euros tienes una bascula muy precisa, están de moda las que tienen wifi y demás tonterías pero pasan de 100 euros y no creo que merezcan la pena.

      • principiante 20/05/2014 a 16:00

        Muchas gracias Daniel,
        Entonces tú crees que se trata de una sustitución de grasa por musculo, no?. Mi pregunta ahora es…si continúo así un tiempo…llegaré a quitar peso algún día??
        Buena idea lo de la báscula, voy a mirarlo!
        saludos

      • Es un tema muy divicil de responder, yo no soy ningún experto en el tema, solo puedo decirte unas cuantas cosas que todos los expertos dicen que funciona jeje.

        El tema de la alimentaicón es muy importante. Yo pese a hacer deporte tampoco adelgazaba muy poco o tan apenas. Al final decidí cambiar mis hábitos alimenticios y comenzar a hacer más comidas al día, no a comer más.
        Desayunaba y comía un poco menos y hacía un almuerzo. Añadía algo de fruta para merendar o algo de pavo cocido… En lugar de hacer 3 comidas al día ahora hago 6 lo cierto es que lo he notado mucho.

        También hay que tener en cuenta que nuestro cuerpo de tan listo que es, a veces parece tonto 😉
        Si siempre hacemos la misma rutina de entrenamiento nuestro cuerpo se acostumbra a él y por ello va acumulando grasas y calorías en previsión de él y, por eso, no adelgazamos lo que deberíamos.

        Podrías probar a salir a correr un día más a la semana, dos días haces unas salidas cómodas durante un poco más de tiempo y los otros dos días sales a correr menos tiempo pero todo lo rápido que puedas, para cansarte mucho más y que tus pulsaciones se suban durante esas dos salidas.

        De esa forma rompes la monotonía, tu cuerpo se esfuerza más y quema más calorías y ganarías más músculo que consume más calorías cuando no estás entrenando.

        Desde luego son solo consejos, y yo no soy ningún experto. A mí me están funcionando y espero que te sirvan 😉

  4. Gracias otra vez Daniel…os iré contando…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: