El equipamiento mínimo para hacer deporte


Llevamos un par de semanas de este año recién estrenado y espero que la mayoría de los que se propusieron hacer más deporte este año todavía no lo hayan abandonado.  También porque llevamos poco tiempo quiero aprovechar para aclarar un mito que tiene la gente que nunca ha realizado deporte de manera regular, y no es otro que se puede realizar deporte con cualquier chándal barato y deportivas de 10 euros.

 

Es cierto que si estamos empezando a practicar deporte con lo que tengamos en el armario ya nos vale, tanto porque no sabemos lo que vamos a necesitar y es mejor no gastarnos dinero en algo que es posible no vayamos a necesitar, como porque no vamos a aguantar mucho tiempo practicándolo.

 

Tampoco hay que pasarse y comprarse lo mejor de lo mejor, aunque cuando viésemos los precios que tiene la ropa deportiva de alta gama se nos quitarían las ganas pronto.  Al igual que he dicho que no podemos practicar deporte con lo primero que tenemos en el armario, también os digo que por comprarnos lo mejor de lo mejor no vamos a rendir más ni cansarnos menos ni nada por el estilo.

 

Según consigamos avanzar haciendo deporte, cuando pasemos de salir un día a la semana durante 15 minutos a aguantar 2 días durante media hora no notaremos mucha diferencia.  Cuando tengamos una continuidad y nos estemos acostumbrando a ello notaremos como no estamos cómodos, los pies nos molestan o incluso nos duelen las plantas de los pies, siempre estamos cansados y nuestro cuerpo no se consigue recuperar o, algo tan simple, como tener rozaduras.  También debemos tener cuidado con no pasarnos de ropa porque como nos indican en este artículo ni es necesario ni saludable.  Debemos equiparnos adecuadamente, pero tampoco hay que pasarse 😉

 

Como ya he comentado, no necesitamos irnos a una tienda especializada y comprarnos una equipación completa, ya sea para correr o ir en bici, porque hemos decidido comenzar a hacer deporte.  En primer lugar nos costaría un dineral y en segundo porque, realmente, tampoco lo necesitamos.

Para comenzar necesitamos cuatro cosas muy básicas y, según avancemos, nosotros mismos nos iremos dando cuenta de lo que vamos a necesitar:

 

Lo más importante y primero por lo que debemos preocuparnos son nuestros pies, tanto en calcetines como calzado.

En lo que más dinero debemos gastarnos es en el calzado, por lo que he podido probar durante los diversos años que he estado probando diversos deportes y sufriendo en los inicios he llegado a la conclusión de que, en general, el mínimo necesario para un calzado deportivo son 60 euros.  Ahora que ya llevo bastante tiempo tengo unas de 130 euros y, por supuesto, la diferencia se nota, pero eso no significa que no os puedan salir malas, como ya comenté en esta entrada con dichas deportivas.  Aunque no debemos olvidarnos de hacernos un estudio de la pisada para saber si somos pronadores, supinadores o neutros, aunque aquí también os recomiendo que vayáis a un podólogo deportivo y os hagáis unas plantillas a medida y os compréis unas zapatillas de pisada neutra.  Es la mejor solución y ganaréis mucho en cuanto a lesiones y dolores, creedme.

 

Hay calcetines que son específicos para correr, no los típicos calcetines de deporte blancos con rayas que todos tenemos, sino unos más específicos que pueden ser tobilleras o de mallas pero que no tienen costuras, transpiran más…Son un poco más caros pero merecen mucho la pena, los podéis encontrar en cualquier tienda de deporte, o incluso en grandes superficies en la sección de deporte.

 

El segundo punto por el que debemos preocuparnos, y que casi nadie se preocupa, es por la ropa interior.  Si vamos a estar corriendo durante una hora no es extraño que podamos tener rozaduras y aquí el utilizar una ropa interior adecuada, especialmente en verano, es crucial.  Aquí podemos encontrar boxers para hombres que como imaginaréis es lo que yo más he buscado jeje. En la página de Zalando también hay ropa interior femenina por supuesto, por lo que todos estamos servidos.

 

El último punto que veo importante es la cabeza, algo que hasta este verano no me preocupaba especialmente. Lo más lógico es preocuparnos por que el sudor no nos caiga en los ojos, algo muy molesto como sabréis seguramente. Al principio utilizaba un gorro en invierno y gorra en verano, pero ahora me estoy decantando más por la gorra tanto en invierno como en verano.

El gorro en invierno era una elección lógica, pero al estar corriendo sudas y generas tú mismo mucho calor y el gorro aún me hacía sudar más y me terminaba resultando incluso molesto, por lo tanto prefiero utilizar una gorra, pero eso ya es elección personal.

 

Como podéis ver son 4 cosas muy básicas las que deben preocuparnos en un principio.  Estas cosas incluso podemos utilizarlas aunque no vayamos a hacer deporte si al final abandonamos este propósito, algo que no ocurriría si nos compramos unas mayas específicas para correr, por poner un ejemplo.

Espero que os resulte de ayuda.

 

No hay comentarios todavía... ¡Sé el primero en dejar uno!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: