¿Existen los comentarios en los blogs?


Llevo muchos años en internet, no recuerdo el año exacto, desde que conseguí el primer CD de alguna compañía que ya no existe a día de hoy que decía algo así :“navega gratis en internet”.  Conseguí algún router por algún lado, configuré todo no con pocas lágrimas y me adentré en eso que llamaban internet.

 

Navegaba en busca de información, era muy difícil, y cuando lo encontraba daba saltos de alegría y me felicitaba a mí mismo por haber sido capaz de encontrarlo, por supuesto no se me ocurría felicitar a la persona que había escrito esa información, a fin de cuentas lo hacía de manera desinteresada.

 

Han pasado los años, han mejorado muchísimo tanto las conexiones a internet como la calidad de los contenidos que se encuentran en él, por no hablar de la facilidad que hay a día de hoy para encontrar contenido relacionado con los temas que nos interesen.  La dificultad de encontrar contenido de calidad sí que es más difícil a día de hoy que antes…

Yo también he cambiado, un buen día sentí la necesidad de formar parte de ese “contenido” que pululaba por la red de redes.  Descubrí los podcast y me animé a empezar con ellos, por dos razones principales:  La primera era que me daba mucha pereza escribir ; la segunda que hablar no me daba vergüenza, sino terror, lo único que me daba más vergüenza que hablar era hacerlo con alguien al que no conocía de nada, por lo tanto lo mejor sería hacerlo con un podcast de entrevistas a diferentes personas.

 

Cuando comencé a generar contenido en lugar de solamente consumirlo, me di cuenta de lo difícil que era conseguir algún comentario.  En el podcasting eso tiene una pequeña trampa porque como se trata de una mezcla entre secta y clan, los demás podcaster te hablan y recomiendan en sus podcast para que tú hagas lo mismo en el tuyo.

Exceptuando esos “falsos” comentarios, es muy complicado y raro recibir algún comentario sobre tu “trabajo”, cuando recibes uno una lagrimilla te cae.

Al ser consciente de esto por sufrirlo en mis propias carnes cambié, siempre que leía algún artículo interesante dejaba un comentario animando al autor y felicitándolo por su pericia machacando teclas.  Si escuchaba un podcast interesante me apuntaba el que, en cuanto tuviese un hueco, entraría en su blog y le dejaría un comentario.  Aparte de seguirlo por twitter y decírselo también por ahí… No os lo creéis, ¿verdad?  Hacéis bien.

 

No tengo excusa, al igual que tampoco tengo una explicación de porque nos cuesta tanto dejar un simple comentario sobre el trabajo que ha hecho otra persona, ¿vagancia?  Es posible, aunque no creo que sea la única causa, antes dejaba muchos más comentarios e interactuaba más con otras personas.

Tal vez la comodidad que tenemos hoy en día para consumir contenidos haya ayudado a que todo sea más abstracto y nos parezca que los artículos o podcast se hacen solos.  Antes debíamos ir con nuestro navegador por todos y cada uno de los sitios en los que esperábamos encontrar información.  Para leerlo debíamos estar sentados frente a nuestro ordenador y tener el artículo abierto en nuestra pantalla, si lo leíamos entero era sencillo dejar un comentario.

Con los foros era aún mejor, porque leíamos comentarios de otras personas y podíamos darles o quitarles la razón, o intentarlo al menos.  Se creaban vínculos entre los usuarios ya fuese por admiración, simpatía u odio, según el caso y eso fomentaba mucho el escribir y dar nuestra opinión.

 

Ahora ya no tengo tiempo de ir visitando todos los blogs, leo desde un lector de feeds y ahí no puedo dejar un comentario.  Menos tiempo tengo aún para ser un usuario de los foros y leer las interminables discusiones de algún tipo.

No voy a decir que antes era mejor, porque sería mentir directamente, ahora tenemos más información y mejores medios, hemos perdido esa parte por el camino, pero es el precio de la evolución.

5 comentarios para “¿Existen los comentarios en los blogs?”

  1. Por cierto creo que tu tampoco lees, ni agradeces los comentarios que te hacen en tus posts. Te dejé un comentario y aporté un artículo complementario y ni un mero gracias. Y como dices en este post, ahora cuesta cada vez más dejar un comentario en los blogs.

    En las App de deporte no existe el tiempo ( Post donde aporté mi granito de arena por si aclaraba algo)

    Un saludo

    • Jaja muy buen apunte David.

      Lo cierto es que intentó responder la mayoría de los comentarios, en ocasiones tardo varios días y en Youtube me resulta casi imposible hacerlo.

      Tu comentario en la entrada sobre el tiempo en las App de deporte lo recuerdo perfectamente. Estuve dudando bastante tiempo sobre si aprobarlo o no porque recibo bastantes comentarios de Spam con enlaces, aunque como pudiste ver estuve mirando el enlace y leyendo el contenido hacia el que apuntabas y lo aprobé 😉

      Soy consciente de que a todos nos cuesta comentar, y ya digo en el propio artículo que soy consciente de que yo tampoco lo hago…

  2. Te doy la razón, pero es un signo de nuestro tiempo: El consumismo rápido, El “Fast-food” tecnológico, el “vamos al dato y dame lo que quiero y deja de divagar”. A ver, cuando yo empecé a escribir mi blog de cocina, creía que inmediatamente tendría comentarios, aportaciones, alguien que me corrigiese o enseñase nuevas recetas, pero no. Excepto algunos lectores, la mayoría se preocupaban solo de achacarte las faltas de ortografía. Como consecuencia, dejé de escribir en mi blog durante un tiempo, y, aunque después lo retomé, lo hice con una premisa: lo escribiría para mí. En consecuencia, perdí lectores, (seguro que también tuvo mucho que ver el cambio de algoritmo de Google), pero gané “seguidores”. Gente que te sigue porque comparte tu afición o tus inquietudes. Eso me ha permitido conocer en parte a esas personas.

    Mira, cuando yo empecé a seguir tu podcast me enganchó el que me identificaba en buena parte con las situaciones que explicabas: el amante de la tecnología a quién algunos miraban raro, lo difícil que es a veces el compaginar la vida familiar con tus aficiones tecnológicas, el que te llamen para exportar un .doc a .pdf, porque claro, como uno es informático….

    Otra cosa, gracias a que escuché un podcast tuyo con Dabo me dije: “Oye , pues esto de las redes está chulo…” Eso me llevó en principio a estudiar el CCNA para entender ese mundillo y posteriormente, y empujado también por la crisis y la necesidad de recliclaje, a volver a los estudios y estudiar aquello que siempre me había gustado tanto y que era la programación, y que desde aquellos tiempos que con 14-15 años que programaba en Basic en mi añorado MSX, no había vuelto a disfrutar… Ahora me toca pelearme con el java, con los lenguajes de marcas, con el SQL, con un blog de cocina y estoy empezando otro de informática y tecnología….y, a pesar de que mi trabajo diario me agota bastante y que antes de aporrear el teclado prefiero irme a jugar con mis dos hijos, los ratos que paso con el SQL, con el Java o con las dichosas x-query, disfruto como cuando tenía 15 años y programaba sprites que movía en mi MSX.

    En fín, como me he enrollado ¡¡ Al grano, resulta que aunque no haya realizado comentarios en tu blog, lo he seguido, al igual que tu podcast y eso me ha ayudado a que ahora esté haciendo lo que me gusta. Gracias.

    • Pedazo de comentario Josan.

      Soy consciente de que no comentar no significa no seguir o no leer, es cierto que ha cambiado mucho la información y como la consumimos.

      No sabes como me alegra que mi podcast te diese ese empujón, mucho ánimo con ello 😉
      Yo también estoy cambiando, seguiré con el podcast pero me apetece más escribir y hacerlo de cualquier tema que me interese, por eso veréis tanto batiburrillo de temáticas jeje.

      Un saludo y muchas gracias 😉

  3. Creo que en los comentarios anteriores han dado en el clavo. Yo últimamente recibo algunos comentarios en mi blog, y desde luego no son de lectores casuales (al menos la mayoría). Son de gente que te sigue, y que te sigue a ti porque les gusta lo que haces, de modo que tarde o temprano (mira a Josan) bajarán del limbo del RSS para compartir su opinión.

    La verdad es que fastidia que dejes tu alma en un escrito y no recibas un triste comentario, pero es lo que toca. Twitter es más fácil y no comentar, aún más. Pero no hay que desanimarse por ello, simplemente aceptarlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: