Anuncios

Geek, no Gilipollas


Notaba que me miraba, tenía esa sensación de una mirada clavada fijamente en la nuca.  Me giraba de vez en cuanto para ver si conseguía pillarlo e intentar así acelerar el proceso, pero él se agachaba velozmente a buscar un papel o bolígrafo que no se había caído.

Estas situaciones ocurren con cierta periodicidad, al principio siempre me pillaban desprevenido y accedía a sus peticiones, a fin de cuentas todos tenemos que pasar la fase de “pringao HowTo”, pero ahora la cosa había cambiado.

Incómodo tras un par de horas de jugar al gato y al ratón y con ganas de terminar con la situación me levanté y fui directo hacia el tipejo con sonrisa de hiena.

-¿Qué quieres?-  Llevas toda la mañana mirándome y quieres pedir algo pero no te atreves.  Te entiendo, llevamos años trabajando juntos y nunca hemos mantenido una conversación, tan solo los saludos de rigor.

-Ja,ja…ja es cierto que tienes mucho sentido del humor -Se puso rojo y unas gotas se dibujaron en su frente, le había cazado de lleno con la guardia baja, eso me venía bien para la negociación-.

-Déjalo, no disimules, dime lo que quieres y terminaremos antes. -No podía soltar mi presa, si lo dejaba ahora dentro de un par de días volveríamos a empezar con la misma situación-. Tu tranquilo que seguro que llegamos a un acuerdo.

-Verás, el otro día oí hablar al de administración del sistema que tenías montado en casa.  Con un disco duro conectado al router, que allí se bajaban los torrent, podías añadir desde el móvil cosas para que se descarguen y podías verlo desde la tele, teléfono, tableta…. y mas cosas, y bueno… que me gustaría que me pusieras eso en mi casa.

 

Bien, por fin lo había soltado y no era una petición nimia, tenía un buen trabajo detrás, perfecto para negociar.

-Claro hombre, sin ningún problema, quedamos el viernes por la tarde para comprar las cosas y el sábado te lo dejo todo terminado.

-A vale, muchas gracias hombre. -Era evidente su relajación, pensaba que ya había conseguido lo que quería-.

-Yo cogeré medidas para comprar también la madera el viernes y, el sábado, mientras te voy configurando todo, tú me haces el armarito.

-¿Qué? ¿Cómo dices? -Se le abrieron los ojos como platos y dejó la boca abierta al terminar la frase-.

-Claro hombre, el otro día escuché como hablabas con el de seguridad de que eras un manitas y te habías hecho varios muebles a medida.  Yo tengo una esquina muerta en mi cuarto por culpa de una columna y quería hacer un armario pequeño para meter los zapatos y alguna cosilla.  Es pequeñito, seguro que no te cuesta nada hacerlo.

-Hombre, pero verás, es que yo…. Yo cobro por hacer muebles para otras personas.

-Anda, ¿no me digas?  Yo no claro, me encanta pasarme horas y horas en casa de gente con la que no tengo ningún tipo de relación para sufrir configurándoles cacharros a cambio de unas latas de refresco.

-Ya bueno, pero es distinto, a ti te gusta hacer esas cosas.

-Pero a ti también te gusta hacer muebles.  Cuando hablabas con él de seguridad subías el tono de voz para que todos escucharan lo bien que te había quedado el armario ropero, tenías la voz cargada de orgullo y sacabas pecho al decir lo poco que te había costado.  Incluso creo que te gusta más que a mí trastear con cacharros tecnológicos.

-Bueno, es cierto que me gusta, pero claro… me gusta cuando hago las cosas para mí,  no cuando son para otro, a fin de cuentas son mis horas libres.

-Anda, fíjate que al final vamos a tener muchas cosas en común.  -Me senté en su mesa y le puse una mano en le hombro-  Quién iba a decir que, en ese aspecto, éramos almas gemelas, a mí me divierte jugar con la tecnología y descubrir que tareas me puede facilitar.  Sin embargo cuando tengo que hacer eso mismo para otra persona, como que me jode y no quiero hacerlo, ¿sabes?  Por eso mismo a ellos también les cobro.  Quién iba a decirlo, ¿verdad?

-Te entiendo pero… -Estaba desorientado, no sabía como salir del aprieto-.  Pero no es lo mismo, a fin de cuentas tu eres un bicho raro de esos de la tecnología, yo soy una persona normal con una afición normal, no es lo mismo

-Mira majo, yo seré un bicho raro, un friki de la tecnología, un geek, nerd o como me quieras llamar, pero ten por seguro que lo que no soy es GILIPOLLAS.

Anuncios

7 comentarios para “Geek, no Gilipollas”

  1. Un poco raro todo ¿no?

    Si le pides a un caradura que te haga un “armarito” por las buenas, te dirá que no (o te dirá el precio), pero si el antes te pide un apaño, lo mas normal es que se lo tome como un trueque y te diga que sí. (Vamos que o tu compañero de trabajo es un JETA –así con mayúsculas– o te lo has inventado)

    Otrosí: Me has dejado con la intriga. ¿Podrías publicar un minitutorial explicando el sistema en cuestión? (lo suyo sería que contaras como montarlos, pero con que contaras con detalle en que consiste valdría)

    • La historia es, obviamente inventada, esta todo llevado al extremo. Pero situaciones muy similares me han ocurrido a patadas…

      El tema del tutorial he publicado alguno similar, aunque no completo. Si que tengo pensado hacerlo.

  2. Que bueno, me siento totalmente identificado! !

  3. antonio leon luque Responder 08/08/2013 a 09:52

    y lo peor es que si al final le montas ,configuras o instalas algo a alguien te conviertes inmediatamente en su servicio técnico 24horas 365 días de por vida, claro y si algún día dices que no, eres mala persona.
    yo por eso ya deje de contar o enseñar lo que tengo montado en casa o en el móvil.

  4. Yo, cuando le he pedido algo así a algún amigo, siempre le digo “me tienes que cobrar”; pero por ahora sólo han aceptado que les invite a algo.
    Y, a base de preguntar, y que la respuesta no llegara nunca, o fuera: “no lo tengo muy claro, ponlo en google y busca en los foros”, he aprendido a buscarme la vida y ya soluciono muchas cosas yo solita. Sería como:
    “No le des de comer al pobre, enséñale a pescar”… o alg así era la frase.

    Y lo que dice Antonio León Duque, totalmente deacuerdo, como le configures, montes o instales algo a alguien, ya te conviertes en su servicio técnico, y como dijo muy bien mi amiga @Betuka ¡no miran ni la hora! Me han llegado a llamar cerca de las 00:00h en un día laboral ¡porque no le funcionaba el messenger!
    Grrr!

    • si ha un hombre hambriento le das un pez, comera un dia, si le enseñas a pescar, comera toda la vida.

      entiendo perfectamente al del relato, aunque sea inventado… lo peor es cuando esas cosas te las hace hasta tu hermano….

Trackbacks/Pingbacks

  1. Geek, no Gilipollas - 07/08/2013

    […] Geek, no Gilipollas […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: