Anuncios

Un domingo cualquiera, pero con tecnología


Los teléfonos, a día de hoy, son cualquier cosa menos teléfonos.  Yo personalmente tenía un nokia que no solo no tenía cámara de fotos sino que la pantalla era monocromo.  De ese teléfono pasé a tener un iPhone 3GS, no por moda ni nada por el estilo, sino porque yo llamar no llamo y las llamadas que recibo la mayoría son del tipo: “no, te has equivocado de número”.

Sin embargo los smartphones me parecen imprescindibles, una herramienta que utilizamos para mas cosas de las que creemos y que, pese a no ser imprescindibles, nos ahorran mucho tiempo simplificándonos tareas o permitiéndonos realizarlas mientras estamos esperando en un sitio.

No solo en nuestro trabajo o para las cosas que frecuentemente hagamos sino en un plácido domingo en casa de unos amigos.  Voy a poner unos ejemplos de los que me hicieron darme cuenta de esto.

 

Un domingo se te plantea tranquilo porque unos amigos te han invitado a comer en casa.  Ambos tenemos niños así que es un domingo de pasar la mañana en el parque para que jueguen los niños, preparar la comida mientras los peques ven una película…

Como es habitual los niños nunca se quieren ir del parque, empiezan con cinco minutos mas, cinco minutos mas.. Y termina siendo, con suerte media hora.  Cuando nos damos cuenta ya es tarde y no va a dar tiempo de preparar toda la comida, pero no hay problema, coges el teléfono y pedir una pizza a domicilio.  Con eso se gana tiempo suficiente para que vean una película mientras se preparara el resto de la comida.

El segundo caso viene a la par, después de comer los niños quieren ver algo en específico pero mis amigos no lo tenían, yo lo tenía en mi NAS.  Me conecto con el teléfono a mi NAS que está en casa, me descargo la película, conecto el teléfono a la televisión y problema resuelto, ahorrándote además una rabieta innecesaria.

Mientras tomamos el café tranquilamente dejando a los niños con su película. Hablamos de libros, mi amigo quiere leer un libro que yo tengo en mi biblioteca de Calibre.  Por comodidad la tengo guardada en Dropbox, por si algún día me apetece leer algo, o casos como este en que un amigo me pide algo.

Cogí el teléfono, entré en Dropbox, busqué el libro que quería y le envié un correo electrónico a su cuenta de Kindle, de este modo ya le aparece el libro directamente en su libro electrónico.

Son casos cotidianos, tanto que en el momento en que te ocurren los ves ya como algo normal, pero que al ponerme a pensar en ellas e imaginar lo mismo hace 5 años veo como ha cambiado todo.  Desde luego, antes todo se habría solucionado igualmente pero no tan rápido ni pudiendo conseguir todo al instante.

Anuncios

3 comentarios para “Un domingo cualquiera, pero con tecnología”

  1. Qué amigos más tecnológicos tienes, Daniel. Yo aún no conozco a mucha gente que tenga Kindle para el tercer caso. Pero oye, los otros dos sí que se podrían dar en mi entorno.

    Yo aún no termino de darle utilidad al teléfono, lo uso para las típicas 4 aplicaciones pero nada serio en realidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: