Egoísmo tecnológico


A estas alturas de la fiesta ya esta todo el pescado vendido. Muchas compañías, al finalizar el verano, pusieron encima de la mesa toda la artillería de la que disponían, mirando obviamente a esos últimos días del año en el que la gente se mete en una vorágine de cenas de empresa, rencuentros con seres queridos, horrorosos villancicos en centros comerciales, aguantar nuevamente a los cuñados y demás familia en comidas/cenas eternas, etc, etc.

Y es que son esos días cuando, haciendo el último esfuerzo del año, estiramos nuestros cada vez mas paupérrimos bolsillos, para hacernos un último regalo tecnológico, por lo bien que lo hemos hecho este año y ¡que demonios!, nos lo merecemos.

Porque seamos sinceros, nadie mejor que nosotros mismos para saber que es lo que queremos en cuestión de tablets o smartphones. Nosotros no queremos un tablet, no, lo que nosotros queremos en el tablet de la marca equis, modelo equis. Esta es la pequeña diferencia, el minúsculo matiz, que quizás una persona que no esta acostumbrada, familiarizada e interesada con la tecnología, sepa apreciar, por lo que le da igual una marca que otra y que por precio seguro que acabaría entre tus manos un “bonito” aborto de tablet o smartphone y eso es algo que no queremos, por eso somos nosotros los que tenemos que encargarnos de dicha tarea.

En este mundo globalizado donde podemos conseguir a golpe de ratón cualquier cosa, donde los fabricantes de tecnología nos bombardean constantemente con sus productos, en internet, en la televisión (¿realmente alguien es capaz de ver los trozos de película/serie que echan entre los anuncios?), prensa y demás, pero que al final la compra de tecnología es un proceso íntimo, meditado y deseado por uno mismo, es algo que ninguna otra persona podría realizar porque ya sabemos como acabaría esa aventura.

Y a eso es a lo que nos tenemos que aferrar, es nuestro egoísmo tecnológico el que nos dicta que o somos notros los que nos compramos los dispositivos o nadie ya sea tu pareja, tu mujer o marido, tus hermanos… repito, nadie, nos acertará con el regalo, aunque siempre hay excepciones, pero habitualmente suele ser lo contrario.

A si que desde este blog te ánimos a ti, que este año tienes pensado “regalarte” ese smartphone o tablet que llevas deseándolo desde que salió al mercado, que te has visto todos los unboxing habidos y por haber, que te has tragado todas las comparativas, videos y demás que circulan por la red, lo hagas tu mismo, ejerce tu egoísmo tecnológico si no quieres llevarte una desagradable sorpresa.

Avisado quedas y feliz navidad.

Acerca de Pablo Rodríguez

Viendo la vida pasar a lomos de mi bicicleta.

No hay comentarios todavía... ¡Sé el primero en dejar uno!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: