Anuncios

Las terribles consecuencias de recomendar Twitter


Respiró hondo y contó hasta diez mentalmente con los ojos cerrados, antes de entrar en la cafetería, no quería pensar mal de sus compañeros de trabajo.  Era el nuevo y alguna broma era normal, pero eso de recomendarle todos el twiter ese, le parecía muy raro.  Se acercó a la mesa sonriendo, saludó a todos y se sentó.

-¡Buenos días chaval? – Le saludó Telésforo mientras le daba una fuerte palmada en la espalda, estaba seguro de que no era coincidencia que el único lugar vacío fuera el de su derecha.

-Telésforo no seas animal que nos vas a desmontar al muchacho ,¿qué tal tus primeros días? -Preguntó Margarita, una anciana que a todos les parecía adorable pero que, a él, le estremecía cada vez que lo miraba fijamente y sonreía.

– Bien, bien, muchas gracias.  La verdad es que…

– ¡Ja,ja,ja,ja!…. -Cortó Anacleto, un cincuentón que se creía un “madurito interesante” pero que tan solo era un hortera repulsivo. -¿Habéis visto el último twit de “super Falete”, yo es que me parto con este tío ja,ja,ja

 

Ahí estaba “tuit”, volvían a tomarle el pelo, pero no pensaba morder el anzuelo, no pensaba preguntar nada y ver como se las apañaban.  Todos sacaron sus teléfonos móviles, y comenzaron a pulsar las pantallas.

– Insistís en que es gracioso, pero a mí es que este chico no me hace gracia -dijo Margarita

– ¡Bah! Tu que no estás en la onda abuelita  -dijo Anacleto poniendo una pose que el consideraría “chula”

– Tu si estás en la onda, pero entraste en ella en los años 70 y no has salido de ella cariño

– Que no hombre, que el tuitero que mas mola es Rafa Mora, que encima pone unas fotos de unas jamelgas… -dijo Telésforo – Por cierto chaval ,¿ya te has metido en twitter?

Volvían a meterse con él, estaban los tres esperando que metiese la pata, no sabía que decir, ayer estuvo intentando pensar algo pero no se le ocurrió nada, así que dijo lo único podía.

– Ayer entré en la página que me dijísteis y me registré, pero chicos.. Esa página está en blanco… -Tal como esperaba, había picado, los tres empezaron a reírse de él, sabía que twitter no existía

– No cariño, tranquilo, a mí al principio también me costó entender como funcionaba twitter -dijo Margarita

-Claro abuela, porque tu no estás en la onda – dijo Anacleto haciendo una de sus nuevas poses

– Mira capullo, vuelve a decir esa tontería y te doy un viaje con el bolso que te saco de la onda y te pongo en orbita

– Di que si Margarita, dale duro ja,ja,ja

– Entonces, ¿existe el twitter ese? – Pregunté, incrédulo, ante la idea de que realmente existiese esa cosa tan rara de hablar todos como si fuese un SMS – ¿Y para qué sirve?

– ¡Uy! Pues es interesantísimo, yo ya no me compro las revistas semanales, ahora me entero de todo mucho antes y ponen muchísimas fotos, Yo te recomiendo que sigas a la Esteban, esa mujer sí que sabe de lo que habla -dijo Margarita emocionándose

– ¿Seguir a la Esteban? – Un escalofrío recorrió su espalda ante semejante idea – ¿Para qué querría yo seguir a la Esteban?  Un primo mío estuvo siguiendo a Chenoa y solo consiguió una multa y una orden de alejamiento.

– Esto no va así -dijo Anacleto- Tu sigues a alguien en twitter, eso solo sirve para que tu veas lo que esas personas te van diciendo, aquí lo bueno es saber a quien seguir.  Hay que seguir a tíos interesantes, que están en la onda, como :Nacho Vidal, Torbe o Rafa Mora.

– Ya veo, pero… ¿Para qué quiero saber yo lo que están diciendo esas personas? – Lo único que podía pensar es que no sabían como continuar la broma, se les estaba yendo de las manos, cada cosa que decían era mas ridícula.

– Es muy interesante.  Ponen fotos de donde están y con quien , las cosas que se compran.  Muchas veces te vas imaginando de con quien se están liando porque ponen demasiadas fotos de uno u otro, ji,ji ,es muy emocionante – dijo Margarita, que parecía que estaba comenzando a hiperventilarse.

 

Los miraba detenidamente, todos con la vista fija en sus teléfonos, comentando lo que había dicho uno, la foto que había subido otro y lo nerviosos que se ponían defendiendo o culpando a uno de sus famosetes preferidos.  Entonces lo vio claro y lo entendió a la perfección.  El twitter ese era una campaña de publicidad de Tele 5.

Anuncios

3 comentarios para “Las terribles consecuencias de recomendar Twitter”

  1. Muy bueno el relato, desgraciadamente cada vez es mas verdad, los TT españoles dan pena, la mitad son de mierdas de la tele, si no fuera por que cuando pasa algo gordo si que te enteras en el acto, ya ni entraría.
    Un saludo Daniel

  2. Es lo que tiene. Ahora Twitter es eso que llaman «mainstream». Esto, nos guste o no, es lo que pasa cuando una red se globaliza, y puede resultar muy difícil para un principiante encontrar su círculo de interés fuera de los famosillos… sobre todo si tienen encefalograma plano como tus personajes, jejeje.

    Buen relato 🙂

Trackbacks/Pingbacks

  1. Las terribles consecuencias de recomendar Twitter | ForoProvincias.Com - 20/08/2012

    […] twitter, gañaneria trendy, humor 2.0 » noticia original Esta entrada fue publicada en Noticias de salud por admin. Guarda el enlace […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: